Saltar al contenido

Concurso de Acreedores: ¿Quién cobra primero?

quién cobra primero en el concurso de acreedores

Uno de los actores más importantes en el concurso de acreedores es el administrador concursal. Esta figura nombrada por el juez es quien determina cuál es el orden de pago de los créditos. De este orden depende, en gran medida, la expectativa de pago que pueden tener algunos acreedores.

Aunque todos los procedimientos son distintos, existen créditos que por su naturaleza, tienen derecho a ser pagados antes que otros. Aquí explicaremos quién cobra primero en el concurso de acreedores y cuál es el orden completo de pagos.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

¿Qué es un concurso de acreedores?

Quién cobra primero en el concurso de acreedores

Se trata de un procedimiento judicial que puede ser iniciado por el propio deudor, o por sus acreedores cuando se ha detectado la insolvencia del mismo. El concurso de acreedores es tramitado ante el juez mercantil competente, quien vigilará que se desarrolle de forma equitativa.

Uno de los aspectos más importantes de la intervención del juez en el concurso de acreedores, es que, nombrará al administrador concursal, cuyo trabajo será determinar el orden en que se pagarán las acreencias.

Sin el concurso, los acreedores más poderosos podrían iniciar ejecuciones individuales que dejarían al deudor sin patrimonio para pagar a los acreedores más débiles o vulnerables. Lo que se busca con este procedimiento es administrar las pérdidas, las cuales son un resultado inevitable de la insolvencia.

Al administrar las pérdidas, la autoridad se asegura de que sean sufridas de forma equitativa entre los acreedores, dando prioridad a los trabajadores y demás acreencias privilegiadas.

¿Cuál es el orden de cobro?

Una vez declarado el concurso, el deudor no puede proceder a pagar ningún crédito de forma arbitraria, pues será el administrador concursal quien determinará quién cobra primero en el concurso de acreedores.

No existe un orden específico en que deban ser satisfechas las deudas, pero sí existen principios generales que deberán ser aplicados por el administrador concursal. De forma general, el orden de pagos se da de la siguiente forma:

Créditos contra la masa

Los primeros en pagarse suelen ser los créditos contra la masa. Se conoce por este nombre a las deudas que nacen durante el desarrollo del concurso. Los más comunes créditos contra la masa son los salarios de trabajadores (en caso de que el deudor sea una empresa) que se generen durante el concurso, cuando la empresa no ha paralizado su actividad, así como también las indemnizaciones de despido.

También es un crédito contra la masa el pago correspondiente a la retribución del administrador concursal y demás profesionales que intervengan en el proceso.

Créditos Concursales

Satisfechos los créditos contra la masa, se procede a pagar los denominados créditos concursales. Entendidos estos como todas las deudas que ya existían al momento de iniciar el concurso. Estos a su vez están divididos en créditos privilegiados, créditos ordinarios y créditos subordinados.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

Créditos privilegiados

quien cobra primero en el concurso de acreedores

Luego de satisfacer los créditos contra la masa, se procede a pagar los créditos privilegiados. Dentro de esta categoría se hace la distinción entre créditos privilegiados especiales y generales. Los primeros se pagan primero y comprenden aquellas acreencias que posean una garantía real, bien sea hipoteca, prenda, anticresis, entre otras. Estas acreencias privilegiadas especiales se pagan con la ejecución del bien afectado por la garantía.

Por otra parte, los créditos privilegiados generales son aquellos que, sin tener garantía real, poseen una calificación importante atribuida por la ley. Este es el caso de los créditos por salarios, indemnizaciones por accidentes laborales, seguridad social, créditos de derecho público, entre otros.

Créditos ordinarios

Los siguientes en el orden de pago son los créditos ordinarios, los cuales representan la categoría más amplia de créditos y consisten en todas aquellas acreencias que no posean garantía real ni ningún tratamiento especial por la ley. Es decir, todos aquellos créditos que no sean considerados privilegiados ni subordinados.

Créditos subordinados

Los últimos en el orden de pago son los créditos subordinados. Estos consisten en créditos que sufren una penalización por:

  • Haber sido comunicados de forma tardía.
  • Poseen especial relación entre el acreedor y el deudor (de socios, administradores de hecho y de derecho, familiares, cónyuges, etc.)
  • Tienen naturaleza sancionadora (recargos e intereses).

Los créditos subordinados pocas veces son satisfechos.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimas entradas de Miguel Otero (ver todo)