Saltar al contenido

Cómo Reclamar Microcrédito a Ccloan por intereses usurarios o abusivos

reclamar microcrédito a ccloan

Sabemos cuán desesperante puede resultar un momento de aprieto económico. Sin embargo, hay decisiones de las que nos podemos arrepentir rápidamente, y la contratación de microcréditos es una de ellas. Sobre todo, cuando se hace con entidades financieras dispuestas a sacar el mayor provecho a tu necesidad, como lo es Ccloan.

Los microcréditos Ccloan han demostrado, en numerosas ocasiones, ser una estrategia de endeudamiento premeditado que puede llegar a generar serios perjuicios a sus clientes.

Es por esto que en los siguientes párrafos nos dedicaremos a explicarte cómo reclamar un microcrédito a Ccloan. Detallaremos las circunstancias bajo las cuales puedes iniciar el reclamo y cuáles son los beneficios de cada una de ellas.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

Ccloan

Ccloan es una entidad financiera internacional de tipo FinTech. Se conoce así a las empresas del ramo financiero que emplean las nuevas tecnologías en la forma de ofertar y prestar sus servicios y productos.

Con operaciones en España, Georgia, Ucrania y Kazajistán, Ccloan se caracteriza por ofrecer a través de su plataforma online, microcréditos de baja cuantía y fácil acceso.

Microcréditos de Ccloan

Los microcréditos son productos financieros que consisten en créditos rápidos y de fácil acceso. Se trata de créditos personales cuya cuantía suele ser bastante baja en comparación con créditos tradicionales. El principal atractivo de los microcréditos Ccloan es que son aprobados en cuestión de horas, sin necesidad de estudios previos de solvencia.

Ccloan ofrece transferirte el dinero solicitado en tan solo quince minutos, tramitando la solicitud de forma 100% online y, según ellos, con “total transparencia”. Esta entidad financiera tiene la particularidad de ofrecer un primer crédito “gratis”, es decir, con una TAE del 0%, lo cual está bien. El asunto es que, este primer crédito sirve como gancho para que el cliente contrate un segundo microcrédito, el cual puede tener una TAE de hasta el 2.500%.

Características de los microcréditos Ccloan

Fácil acceso

Los microcréditos de Ccloan son aprobados a través de su plataforma en línea, por lo que pueden ser solicitados desde cualquier lugar con un dispositivo conectado a internet. Además, los únicos requisitos exigidos para su aprobación son: tener entre 21 y 75 años, ser residente en España y poseer una cuenta bancaria española.

Rapidez

El proceso de solicitud tardará el tiempo que te tome ingresar a la plataforma online de Ccloan y llenar el formulario de solicitud. Una vez aprobada, Ccloan transferirá el dinero a la cuenta bancaria indicada en un lapso que puede variar entre 15 minutos y 24 horas, dependiendo del banco del cliente. En la mayoría de las veces, el proceso es completado en solo un par de horas.

Lapso de devolución adaptable

Ccloan permite al cliente elegir el lapso de tiempo en que devolverá el dinero. Generalmente se trata de lapsos de devolución comprendidos entre 15 y 30 días.

Primer crédito gratis

Esta entidad financiera se enorgullece de ofrecer a sus clientes un primer crédito de hasta 300 euros con una Tasa Anual Equivalente de 0%. Es decir, el cliente no deberá pagar nada por su primer microcrédito.

Riesgos de los microcréditos Ccloan

Hasta ahora todo se lee bastante atractivo, sin embargo, es importante analizar las letras pequeñas de los microcréditos Ccloan. Las cuales esconden condiciones desfavorables para los clientes y que pueden resultar en gran medida perjudiciales para el bolsillo.

El riesgo asociado a estos microcréditos nace de los intereses aplicados. Si bien el primer crédito es gratis, el cliente que vuelve por una segunda financiación se verá atado a unas tasas de interés que están muy por encima de otros productos similares.

Es de esta forma como los clientes de Ccloan pronto descubren que la cantidad prestada se ha multiplicado hasta tres veces, debiendo pagar una TAE del 2.500% cuando lo normal es una TAE de alrededor del 20%.

Algunas de las razones por las que las personas siguen cayendo en este tipo de estafas son:

  • Urgencia económica.
  • Cláusulas ilegibles.
  • Ignorancia o inexperiencia.
  • Condiciones intencionalmente poco claras.
  • Tramitación por vía telefónica o internet.

Diferencias entre los microcréditos y los créditos personales tradicionales

Aunque los microcréditos entran dentro de la categoría de créditos personales, la verdad es que poseen marcadas diferencias con los préstamos tradicionales. Entre las principales diferencias podemos resaltar las siguientes:

La cuantía

Los microcréditos suelen comprender cantidades relativamente pequeñas de dinero. Mientras que los créditos tradicionales suelen superar los miles de euros, los microcréditos pueden ser de tan solo 100 euros. En el caso del primer microcrédito con Ccloan, la cantidad máxima a prestar es de 300 euros.

La aprobación

Para optar a un crédito personal tradicional, es necesario presentar una serie de requisitos que acreditan tu aptitud como persona solvente y capaz de asumir el pago de tus deudas. Asimismo, los créditos tradicionales suelen estar asociados a la solicitud de garantías tanto reales como personales. Mientras que, por su parte, los microcréditos son aprobados sin ninguno de estos requisitos.

El lapso de devolución

Otra importante diferencia entre los microcréditos y los créditos personales tradicionales es el lapso de devolución. En los tradicionales, este lapso suele estar comprendido en uno o más años. Mientras que los microcréditos, en cambio, suelen tener lapsos de devolución entre quince y treinta días.

Intereses aplicables a microcréditos

Es normal que las entidades financieras cobren intereses por ceder en préstamo una cantidad de dinero determinada. Además de otros gastos y comisiones, los principales intereses generados por los microcréditos son el interés remuneratorio y el interés de demora.

Interés remuneratorio

También llamado interés compensatorio, se trata de una contraprestación monetaria a la que queda obligado el deudor por el derecho de hacer uso de un dinero que no le pertenece. Este tipo de interés tiene como finalidad compensar a la entidad financiera por el servicio de financiación que está prestando.

¿Cuánto puede cobrar Ccloan por interés remuneratorio?

En la actualidad hablamos de una TAE aplicable de alrededor del 8%. Esto resulta la media aplicable, tomando como referencia créditos al consumo actualmente ofrecidos por bancos españoles.

En el caso de los microcréditos Ccloan, se han detectado condiciones que ofrecen una TAE del 2.500% lo que resulta un porcentaje exorbitante y totalmente contrario a la ley. Es importante determinar la legalidad de la TAE que nos ofrecen este tipo de entidades, pues de su ilegalidad pueden derivar una serie de acciones judiciales que podemos intentar oportunamente.

¿Qué pasa si Ccloan no expresa el interés remuneratorio en el contrato?

Por ser una contraprestación, el interés remuneratorio no es presumible. Lo que significa que, si no es expresamente establecido en el contrato, se entenderá que el crédito ha sido otorgado de forma gratuita.

¿Por qué hacemos esta aclaratoria? Pues porque estas entidades financieras suelen ocultar sus exorbitantes porcentajes de interés, con tal de obtener una respuesta positiva del posible cliente. De manera que, muchas personas contratan sin saber cuánto pagarán por este concepto, y la sorpresa se la llevan después, cuando les es exigido el pago de cantidades absurdas.

Así pues, debes saber que, si en tu contrato no se ha expresado la cantidad a pagar por interés compensatorio, bajo ningún concepto puede Ccloan exigirte el pago de este interés.

Legislación aplicable al interés remuneratorio

La ley que regula el interés remuneratorio aplicable a este y otros productos financieros, es la Ley de Represión de la Usura, también conocida como Ley Azcárate.

Esta norma establece la nulidad de todo contrato de préstamo cuyas condiciones contengan un interés “notablemente superior” al interés normal del dinero.

Es interesante cómo esta ley invalida el principio de libertad contractual de las partes (en virtud del cual cada quien contrata lo que quiere), tomando como justificación una serie de presunciones a favor del deudor, entre las que se encuentran:

Situación angustiosa

En este sentido, la ley presume que el deudor ha aceptado las condiciones leoninas del contrato, a causa de una “situación angustiosa” que habría estado atravesando. En un juicio de reclamación por intereses usurarios, es posible demostrar que el cliente se encontraba en un estado de emergencia que le obligó a acudir al microcrédito perjudicial ofrecido por Ccloan.

Inexperiencia

Otra presunción que hace la ley es que el cliente ha actuado con “inexperiencia”. Esto significa que la persona contratante no contaba, para el momento de celebración del contrato, con los conocimientos necesarios para detectar el carácter leonino del crédito.

Facultades mentales limitadas

Por último, la ley pasa también a proteger a las personas que, para el momento de la celebración del contrato, no se encontraban en pleno uso de sus facultades mentales. Esto puede deberse a una enfermedad mental bien sea transitoria o permanente y puede demostrarse en juicio.

Limitación del interés remuneratorio

Aunque la ley no habla sobre un porcentaje límite, sí establece el referente a tomar en cuenta, determinando que será el “interés normal del dinero”. Esto es ratificado por el Tribunal Supremo en sentencia de fecha 28 de octubre del 2015, en el que se abocó a analizar la legalidad de un contrato de crédito cuya TAE ascendía a más del 24%.

Como consecuencia, se ha desencadenado un gran número de denuncias de intereses usurarios aplicados en microcréditos y tarjetas revolving. Y en todas en las que se han detectado cláusulas leoninas, se ha ordenado su nulidad.

Interés de demora

El segundo interés aplicable a estos microcréditos es el interés de demora. En este caso se trata de una penalización que debe cancelar el deudor en caso de no pagar a tiempo alguna cuota. Otra forma de entender a los intereses moratorios, es como una forma de sanción a la cual tiene derecho el acreedor por el incumplimiento del deudor.

Así pues, se puede afirmar que estos intereses tienen las siguientes características:

Son presumibles

Al ser de carácter sancionatorios, los intereses de demora se presumen. Esto significa que la entidad financiera puede cobrarlos, aunque no hayan sido expresados en el contrato.

Tienen carácter sancionatorio

Esto significa que están pensados como una penalización de carácter pecuniario que debe sufrir el deudor a causa de su propio incumplimiento.

Son reparatorios

La cantidad a pagar por concepto de interés de demora es abonada al acreedor con el objeto de reparar el daño que el retraso le ocasiona.

¿Cuánto puede cobrar Ccloan por interés de demora?

Es normal que el interés de demora sea mayor al interés remuneratorio, esto se entiende porque se trata de una penalización. Además, solo son exigibles en caso de retraso en el pago de alguna cuota. En cuanto a su cuantía, la ley establece que el porcentaje a cobrar con interés moratorio no puede superar por más de dos puntos porcentuales al interés remuneratorio acordado en el mismo crédito.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué pasa si Ccloan no expresa el interés de demora en el contrato?

Por ser presumibles, la no expresión de este interés en el contrato no genera su nulidad. Lo que sí puede ser anulado son los intereses de demora que superen el límite establecido por la ley y el Tribunal Supremo. En todo caso, si el contrato no expresa el porcentaje a pagar por este concepto, se entenderá que se deberá aplicar el interés normal del dinero.

¿Qué ley regula los intereses de demora?

Este tipo de intereses son regulados por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la que establece que son “abusivas” todas las cláusulas que representen un “desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que deriven del contrato” generando así un perjuicio al consumidor, en este caso, el deudor del microcrédito.

Es importante distinguir las normas aplicables a ambos tipos de intereses. Puesto que estas normas emplean terminologías diferentes. Así pues, vemos como los intereses remuneratorios contrarios a la ley son denominados “usurarios”, mientras que los intereses moratorios resultantes de una cláusula perjudicial, son llamados “abusivos”.

Límite del interés de demora

La regla es que bajo ningún concepto podrá el interés de demora superar por más de dos puntos porcentuales al interés remuneratorio del mismo microcrédito. En este sentido, vemos que la limitante del interés de demora es el interés compensatorio establecido en el contrato de crédito.

¿Qué es el interés normal del dinero?

Un concepto que es importante aclarar es el del interés normal del dinero. También llamado interés “legal” del dinero, se trata de un tipo porcentual anual que es fijado por el Banco de España. Para su cálculo se toman en cuenta las tasas de interés aplicadas por bancos españoles durante doce meses continuos.

Es importante conocer en qué consiste este interés puesto que la ley ordena que sea este la referencia aplicable para determinar si un interés es legal o no.

¿Cuáles son las razones para reclamar un microcrédito a Ccloan?

En base a las normativas antes mencionadas, puedes denunciar un microcrédito a Ccloan si consideras que has sido víctima de una o más de las siguientes causales:

Intereses usurarios

Puedes reclamar un microcrédito a Ccloan por intereses usurarios. Esto es, cuando los intereses remuneratorios de tu crédito sobrepasan la TAE media aplicable.

¿Qué se puede lograr al denunciar a Ccloan por intereses usurarios?

Si como consecuencia de tu reclamación, el juez logra verificar que Ccloan ha aplicado intereses remuneratorios usurarios en su microcrédito, se ordenará la nulidad total del contrato. Esto significa que:

  • Quedarás liberado del crédito, en caso de que aun te queden pagos pendientes.
  • Ccloan deberá parar toda acción de cobro en tu contra.
  • Solo estarás obligado a devolver el capital prestado.
  • Ccloan deberá reembolsar todo lo que hayas pagado por encima del capital prestado, lo que, en muchas ocasiones, puede superar por bastante margen, el capital recibido en el microcrédito.

Intereses abusivos

También puedes reclamar un microcrédito a Ccloan por intereses moratorios abusivos. Esto es, cuando habiéndolo o no expresado en el contrato, la entidad pretende cobrar intereses de demora por encima del límite establecido; el cual es dos puntos porcentuales por encima del interés remuneratorio.

¿Qué se puede lograr al denunciar a Ccloan por intereses abusivos?

Si de tu reclamación resultase evidente que Ccloan está aplicando un interés moratorio abusivo, el Juez ordenará la nulidad de la cláusula que lo contiene. Así pues, el contrato de crédito seguirá existiendo con sus efectos jurídicos, en consecuencia:

  • Ccloan podrá seguir cobrando el interés remuneratorio (siempre que se encuentre dentro del límite legal).
  • La entidad no podrá volver a cobrarte intereses de demora.

Acoso por parte de Ccloan

Una tercera razón por la que puedes reclamar un microcrédito de Ccloan es por la aplicación de conductas antiéticas por parte de la entidad. Esto consiste en denunciar que estás sufriendo de acoso por parte del departamento de cobro de Ccloan. Esta situación puede verificarse cuando:

  • Estás recibiendo llamadas de Ccloan a horas inadecuadas y con exagerada frecuencia.
  • Cuando han empezado a llamar a tus amigos o familiares.
  • Cuando empiezan a llamar insistentemente a tu lugar de trabajo.

¿Cuándo hacer la denuncia de un microcrédito a Ccloan?

Una pregunta frecuente en relación a estos microcréditos, es cuándo es oportuno reclamarlos. En este sentido, es necesario resaltar que estas acciones de reclamación son imprescriptibles. Lo que significa que la denuncia puede ser incoada en cualquier momento.

Así pues, puedes reclamar tu microcrédito Ccloan durante los primeros meses de pago, o incluso hacerlo cuando ya el crédito está extinto. No importa si te encuentras o no solvente.

Contrata el servicio de un experto

Para ejercer la acción de reclamación de un microcrédito Ccloan, bien sea por intereses usurarios, abusivos o por acoso, deberás contratar un abogado. Ahora bien, una opción que puede resultarte conveniente es la contratación de una agencia especializada en este tipo de acciones.

Estas agencias suelen estar comprendidas por equipos multidisciplinarios que serán capaces de atender tu caso de forma personalizada. Empezarán por hacer un estudio de viabilidad, y si determinan que tienes buenas probabilidades de ganar, incoarán la denuncia en tu nombre.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)