Saltar al contenido

Cómo Reclamar un Microcrédito CréditoMás

reclamar microcredito creditomas

¿Pagas y pagas y tu deuda sigue igual? Es posible que hayas sido víctima de un microcrédito con condiciones abusivas o usurarias. Gracias a la Ley Azcárate y la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, puedes reclamar un microcrédito de CréditoMás con condiciones perjudiciales.

La reclamación del microcrédito puede ser la única salida favorable, aquí te explicaremos en qué consiste, cuándo hacerla y cuáles son sus posibles beneficios.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

CréditoMás

CréditoMás es una entidad española que desde hace casi diez años se dedica a la actividad financiera. Su sede principal se encuentra en Marbella y opera en toda España a través de su plataforma de servicios online.

El principal producto de CréditoMás son los préstamos de fácil acceso, específicamente microcréditos. Los cuales se caracterizan por ofrecer:

  • Rapidez y sencillez en el proceso de contratación.
  • Aprobación sin garantías ni avales.
  • Plazos de amortización adaptables.
  • Un primer microcrédito gratis.
  • Beneficios para clientes leales.

Como vemos, se trata de un producto bastante atractivo y difícil de resistir. CréditoMás no solo aprueba sus préstamos sin casi ningún estudio previo, sino que además engancha a sus clientes otorgándoles el primer crédito libre de intereses y comisiones. No resulta extraño que la mayoría de sus clientes regresen para contratar un segundo microcrédito.

¿Qué son los microcréditos?

reclamar microcredito creditomas

Los microcréditos son préstamos de naturaleza personal que se caracterizan por flexibilizar el proceso de contratación. Esto significa que son mucho más fáciles y rápidos de obtener que un crédito personal tradicional. ¿La razón? En principio, se cree que son “fáciles de contratar” porque naturalmente consisten en préstamos de pequeñas cantidades de dinero.

¿Quién necesita un aval para pagar un crédito de 200 euros? Es lo que piensa la persona promedio. Sin embargo, no solo se trata de préstamos aprobados sin garantías, sino también con un nulo estudio de solvencia del prestatario.

¿En qué se diferencia un microcrédito de un crédito personal tradicional?

Los microcréditos se diferencian de los créditos personales tradicionales de la siguiente forma:

  • Un crédito personal tradicional pasa por un proceso de aprobación que puede tardar varias semanas. Esto se debe a que previo a su aprobación, la entidad debe constatar que el cliente cuenta con la solvencia y nivel de endeudamiento necesario para garantizar el pago del préstamo. Esto no se hace en los microcréditos, lo que permite que sean aprobados en cuestión de minutos.
  • Un crédito personal tradicional puede requerir de garantías o avales, esto se debe a que este tipo de créditos puede consistir en grandes cantidades de dinero. Mientras que, por otra parte, el microcrédito se aprueba sin garantías porque tiene cuantías mucho más pequeñas, a veces de menos de 300 euros.
  • Los créditos personales tradicionales tienen lapsos de amortización más largos que pueden consistir en uno o más años. Mientras que los microcréditos tienen plazos de amortización bastante cortos, algunos de quince o treinta días.
  • Para obtener un crédito personal tradicional es necesario encontrarse solvente y no estar inscrito en la lista de morosos de Asnef, condición que no es requerida en muchos de los microcréditos que se ofrecen actualmente.

Intereses aplicables a microcréditos

reclamar microcredito creditomas

Al igual que en un crédito personal tradicional, los microcréditos aplican dos intereses: los remuneratorios y los de mora.

Interés remuneratorio

Cuando hablamos de interés remuneratorio (también llamados compensatorios) hacemos referencia a una contraprestación monetaria exigida al deudor. Consiste en un porcentaje de dinero calculado en base al capital prestado, el cual debe pagarse mensualmente.

Se denominan remuneratorios o compensatorios porque su finalidad es retribuir al acreedor (en este caso CreditoMás) por el servicio prestado. Es decir, se trata de una prestación a favor del acreedor por el derecho de usar un dinero que le pertenece.

Lo que busca este tipo de interés es evitar que el capital perteneciente al acreedor sufra los efectos de la devaluación. De manera que cuando el cliente termine de pagar el crédito, los intereses hayan “compensado” cualquier pérdida que haya sufrido el valor de este dinero.

¿Cuál es el límite del interés remuneratorio?

El porcentaje aplicable como compensación no es ilimitado, por lo que es importante verificar si el interés que la entidad pretende aplicar por este concepto, se encuentra dentro del marco legal.

En este sentido, la Sala Civil del Tribunal Supremo pasó a analizar este tema en una sentencia del año 2015, la cual ha desatado una ola de reclamaciones contra entidades financieras abusivas. En dicho fallo el Máximo Tribunal interpretó que el límite del interés remuneratorio se encuentra anclado al interés normal del dinero.

Lo que la Sala Civil expresa es que, se considerará lícito este tipo de interés siempre y cuando el porcentaje aplicado sea comparable al interés normal del dinero. En consecuencia, es necesario pasar a analizar este concepto.

¿Qué es el interés normal del dinero?

reclamar microcredito creditomas

También conocido como interés legal del dinero, se trata del tipo porcentual fijado por el Banco de España de forma anual. Es la resultante de la compilación de todos los intereses aplicados legalmente por entidades financieras en España, calculando una media porcentual.

El interés normal del dinero sirve como referencia para establecer los límites de los tipos de intereses aplicados en diferentes productos financieros en el país. Por lo que resulta indispensable determinar cuál es el porcentaje actualizado para el momento de celebración del contrato de préstamo.

Interés de demora

Lo que conocemos como intereses de demora o moratorios no es más que una indemnización monetaria a favor del acreedor por el retraso en el pago. Así pues, el interés de demora consiste en un porcentaje calculado en base al capital prestado, el cual deberá pagar el deudor solo cuando haya incurrido en retraso de una o más cuotas.

Vemos entonces que se trata de un interés reparatorio, que busca indemnizar el perjuicio sufrido por la entidad financiera al no recibir oportunamente el pago.

¿Cuál es el límite del interés de demora?

Por mucho tiempo se pensó que, al tener carácter sancionatorio, los intereses moratorios no tenían limitación alguna. Sin embargo, hoy es bien sabido que este tipo de interés sí responde a un límite legal.

En este sentido, el Tribunal Supremo ha establecido criterio, definiendo el límite aplicable a este tipo porcentual. Lo señalado por el Máximo Tribunal deja claro que el límite de este tipo de interés es el de dos puntos porcentuales por encima del interés remuneratorio.

Vemos entonces cómo el interés remuneratorio establecido en el contrato de préstamo sirve como límite para el interés moratorio del mismo.

¿Interés Usurario o Abusivo?

Un error recurrente entre los clientes es usar indiscriminadamente los términos usurario y abusivo, cuando la verdad es que corresponden a conceptos diferentes.

En este sentido, es importante aclarar que el término “usurario” es aplicado a los intereses remuneratorios que superan el límite legal. Mientras que, el término “abusivo” es utilizado para referirse a los intereses moratorios que violan la limitación establecida.

¿Qué pasa si el interés remuneratorio no es expresado en el contrato?

Como mencionamos antes, el interés remuneratorio tiene carácter retributivo, y por ende no es presumible. Esto significa que para que sea cobrado, es necesario que sea detalladamente expresado en el contrato.

Si, por el contrario, el contrato de crédito no expresa el porcentaje a cobrar por interés remuneratorio, se entenderá entonces que el contrato ha sido celebrado de forma gratuita. Es decir, la entidad financiera no tendrá derecho a cobrar ningún monto por este concepto.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué pasa si el interés moratorio no es expresado en el contrato?

A diferencia del interés remuneratorio, los intereses de demora tienen carácter sancionatorio. Esto se debe a que consisten en una indemnización por el perjuicio que el retraso supone. En consecuencia, los intereses moratorios sí son presumibles.

Que sean presumibles significa que estos podrán cobrarse aun cuando no hayan sido expresados en el contrato. Ahora bien, la cantidad a cobrar por este concepto cuando no se haya expresado, será la correspondiente al interés legal del dinero.

Reclamar un microcrédito CréditoMás

La reclamación de un microcrédito es una acción judicial intentada por el cliente de un microcrédito con condiciones contrarias a la ley.

El objeto de este tipo de acciones es proteger a los usuarios de las condiciones abusivas y mal intencionadas de algunas entidades bancarias. Un microcrédito con intereses usurarios y/o abusivos puede generar grandes perjuicios contra el prestatario, generando un ciclo de endeudamiento casi interminable que pone en riesgo su estabilidad financiera.

Algunas entidades financieras actúan con falta de transparencia, o lo que es peor aún, aprovechándose del estado de necesidad en que se encuentra el cliente. Este tipo de conducta ilícita no debe ser ignorada, por lo que se insta a los clientes de microcréditos a intentar la acción de reclamación de ser pertinente.

Motivos para reclamar un microcrédito CréditoMás

Los microcréditos de CréditoMás pueden ser objeto de reclamación cuando incurran en intereses usurarios y/o abusivos, y cuando la entidad haya actuado con falta de transparencia.

Intereses usurarios

reclamar microcredito creditomas

La Ley de Represión de la Usura, también conocida como Ley Azcárate señala que el interés remuneratorio será calificado como usurario cuando sea “notablemente superior al normal del dinero”.

Consecuencia jurídica

Si de la acción de reclamación se determina que CréditoMás ha aplicado intereses usurarios a un microcrédito, la consecuencia jurídica será la nulidad total del contrato. En consecuencia:

  • El contrato se tendrá como no celebrado.
  • El deudor será liberado.
  • CréditoMás deberá cesar las acciones de cobro.
  • Se extinguirá la obligación de pagar los intereses y solo se deberá devolver el capital prestado.
  • CréditoMás deberá reembolsar todo lo pagado de más por concepto de intereses usurarios o abusivos.

Intereses abusivos

reclamar microcredito creditomas

Se puede también reclamar un microcrédito CréditoMás por intereses moratorios abusivos. Esto es, cuando el interés de demora supere el límite de dos puntos porcentuales por encima del interés remuneratorio.

Consecuencia jurídica

Al determinarse el carácter abusivo de la cláusula contentiva del interés moratorio, se declarará la nulidad de dicha cláusula, en concordancia con lo estipulado en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. En consecuencia:

  • La cláusula abusiva se tendrá como no puesta.
  • El resto del contrato seguirá vigente.
  • No podrá cobrarse el interés moratorio pero sí el remuneratorio.

Acoso telefónico

reclamar microcredito creditomas

Otra conducta ilícita que puede ser objeto de denuncia es el caso de CréditoMás. Con acoso nos referimos a un conjunto de conductas que perturban la paz del prestatario. Esto puede consistir en:

  • Llamadas frecuentes en horarios inadecuados.
  • Llamadas frecuentes al lugar del trabajo.
  • Llamadas a familiares o amigos.

Falta de transparencia

reclamar microcredito creditomas

Otro motivo por el que se puede reclamar un microcrédito CréditoMás es la falta de transparencia.

En relación al contrato de crédito, las entidades financieras deben cumplir con el requisito de transparencia material, el cual consiste en:

  • Redacción concreta, clara y sencilla.
  • Sin reenvíos a documentos no facilitados.
  • Contenido accesible y legible con tamaño de letra superior a un milímetro y medio.

Así pues, cuando la entidad financiera incumpla uno o más de los requisitos anteriores, se entenderá que ha actuado con falta de transparencia, lo que producirá la nulidad del contrato.

¿Cuándo reclamar un microcrédito de CréditoMás?

La acción por reclamación de un microcrédito es imprescriptible. Esto significa que no importa el momento en que la intentes, puede ser durante la vigencia del contrato o incluso cuando ya se haya extinto.

En consecuencia, puedes intentar la reclamación de un microcrédito que hayas terminado de pagar hace años y si se determina su carácter abusivo, se te devolverá todo lo pagado de más.

Si todavía no estás seguro de que tengas derecho a la reclamación, puedes acudir a una agencia de reclamaciones. Estas empresas se encargan de estudiar tu caso y verificarán si la reclamación es o no viable.

En caso de que la respuesta sea positiva, se encargarán de preparar la reclamación y hacerla en tu nombre. Ten en cuenta que si se condena a la entidad por alguno de los motivos que explicamos antes, se le ordenará también el pago de los costos y costas procesales. Lo que significa que el pago de los honorarios correrá por su cuenta, y tú recibirás el dinero perdido.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)