Saltar al contenido

¿Qué es un Minipréstamo?

Los minipréstamos o minicréditos son productos financieros en los que se conceden préstamos personales de importes pequeños y plazos cortos.

Por lo general son ofrecidos por empresas privadas y se les aplican intereses bastante altos, por lo que muchos usuarios han terminado en los juzgados haciendo reclamaciones.

Este tipo de créditos fueron muy populares durante la crisis económica de España, en el 2008, gracias a que son fáciles y rápidos de obtener.

Se consideran minipréstamos a aquellos que están entre 50€ y 600€, aunque hay entidades que pueden llegar a otorgar hasta 2.000€ a sus clientes más fieles.

Con la globalización y el auge de las redes de internet estos minicréditos se volvieron aún más accesibles, en especial para aquellos ciudadanos que no pueden contar con los bancos tradicionales.

Ahora existen empresas que te pueden prestar una cantidad de dinero en menos de 15 minutos y sin tener que hacer un trámite presencial o entregar documentación.

La facilidad en las solicitudes y la rapidez con la que puedes obtener la cantidad que necesitas hace que cada día sea más común que las personas acudan a este producto para cubrir un gasto básico o una necesidad urgente.

Aunque en un inicio se promocionan como soluciones, en caso de no saber manejarlo puedes terminar en un espiral de deuda interminable y pagando más en intereses que el mismo crédito.

Hace unos años que el Tribunal Supremo emitió una sentencia que permite hacer reclamaciones de este tipo de préstamos personales, pues muchos de ellos aplican intereses que fueron considerados usurarios.

¿Buscas un abogado que te ayude con un proceso de reclamación por minipréstamo? Rellena el formulario y uno de nuestros profesionales se comunicará contigo de manera gratuita.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

Características de los minipréstamos

Son productos financieros rápidos y fáciles de conseguir.

Como ya lo dijimos, la principal característica de los minipréstamos es que se trata de importes pequeños.

Pero además de eso, hay otros aspectos que lo diferencian de productos similares como préstamos personales ofrecidos por los bancos.

Las principales características de los minipréstamos son:

  • Importes pequeños: por lo general son créditos personales que pueden ser de hasta 1€. Aunque se considera minipréstamo hasta los 600€, hay muchas entidades que llegan hasta los 2.000€.
  • Plazos cortos: los plazos también son pequeños. Muchos de estos minipréstamos pueden ser devueltos en plazos desde 1 día hasta 30 días. Algunas entidades permiten que se hagan prórrogas, sin embargo, generan mayores costes.
  • Se aprueba rápido: aunque el internet lo ha facilitado aún más, los minipréstamos siempre han tenido la característica de ser aprobados en cuestión de horas. Puedes obtener el dinero solicitado en menos de 24 horas, pero por lo regular puede ser hasta 15 minutos.
  • Poca documentación: este tipo de préstamos no requieren de trámites físicos y tampoco de mucha documentación, en muchas ocasiones solo con un documento de identidad puedes hacer la solicitud.
  • No necesitas acreditar ingresos: aunque esto depende de la empresa en la que lo estés solicitando, muchas de ellas no requieren de una certificación de ingresos mensuales.
  • No tienes que esperar: así como la aprobación del minipréstamo es rápida la transferencia del dinero es igual. Dependiendo de la entidad puede tardarse unas horas, pero en ningún caso sobrepasa los dos días.

Riesgos al contratar un minipréstamo

Aunque suelen ser productos muy llamativos, sobre todo si estás pasando una situación difícil, debes saber que no todo es como lo ofrecen.

Muchas personas que acuden a estos préstamos personales pequeños terminan envueltos en comisiones, intereses u honorarios que aumentan su deuda y no les permite hacer una cancelación en el tiempo esperado.

Además, debes tener en cuenta que muchas veces estas empresas no hablan de intereses, sino de honorarios, lo que hace que cambien sin previo aviso.

Pero este no es el único riesgo que se corre al acudir a un minipréstamo. Realmente el más común y peligroso está en la facilidad en que se puede obtener este producto.

Y es que al ser fácil y rápido de obtener, más del 70% de las personas que acuden a este producto la primera vez lo hace más veces.

Al final, muchos usuarios se quedan sin la capacidad de pago y terminan aumentando la deuda por el concepto de intereses u honorarios.

Cómo solicitar un minipréstamo

Los requisitos son pocos y se puede hacer por internet.

Adquirir o contratar un minipréstamo es mucho más fácil de lo que crees. La mayoría de las empresas permiten hacer todo el trámite por internet y en unos pocos pasos.

Lo primero que debes hacer es indicar el importe y el plazo en el que deseas pagarlo. Lo que debes hacer luego dependerá de la empresa con que estés contratando.

La mayoría de las entidades solicitan que envíes una foto de tu DNI o NIE. Algunos hacen incluso una llamada de verificación de identidad.

También pueden solicitar que envíes por correo electrónico alguna documentación.

Los requisitos son aún más sencillos:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener menos de 70 años.
  • Vivir en España.
  • Tener documento de identidad.
  • Ser titular de una cuenta bancaria.
  • Tener una línea telefónica.

Recuerda que estos requisitos pueden variar según la entidad con la que estás solicitando el minipréstamo.

¿Cuándo solicitar un minipréstamo?

Antes de contratar un minipréstamo debes tener en cuenta unos aspectos.

Aunque este no es el producto financiero más recomendado, es posible hacer un uso responsable de los microcréditos.

Tenemos que admitir que la facilidad y la rapidez con la que puedes adquirirlo es una de sus ventajas y lo hace muy tentador, en especial si necesitas dinero de manera urgente.

Si piensas acudir a este servicio te haremos unas recomendaciones para que no termines envuelto en una situación desafortunada.

Lo primero que debes saber es que no puedes hacer uso recurrente de un minipréstamo. Es decir, se trata de algo que puedes hacer de manera ocasional y no todos los meses.

En caso de querer recurrir a un microcrédito por segunda vez, es importante que te asegures de haber cancelado el primero, así no aumentarás los intereses.

También debes leer con atención cuáles son las condiciones que estás contratando. Asegúrate que el interés, honorarios o comisiones son realmente justos.

Dentro de esto ten en cuenta como clausulas sobre posibles prórrogas del plazo y cuánto incrementa esto a tu deuda.

Ten en cuenta si es posible hacer una cancelación antes de tiempo y si al hacerlo deberás pagar de más.

La recomendación siempre es que conozcas con claridad el contrato, así, en caso de tener que hacer una reclamación, podrás obtener toda la información necesaria para presentar ante un juez.

A esto debes incluir la revisión mensual de tu estado de cuenta, así sabrás si en algún momento se te hacen cobros inesperados o que no has autorizado.

Para finalizar, asegúrate que puedes cumplir con el plazo establecido. Aunque algunas empresas permiten solicitar prórrogas, estas siempre conllevan un sobre costo bastante elevado.

Si al final igual terminaste envuelto en un préstamo que se salió de control, acá estaremos para ayudarte a hacer la reclamación y recuperar el dinero que pagaste por concepto de intereses abusivos.

Rellena el formulario, nosotros te llamamos gratis y tú podrás contarnos tu experiencia. Nuestros abogados evaluarán tu caso y te ayudarán en el proceso.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

Antecedentes judiciales de los minipréstamos

Después de la polémica que causaron las tarjetas revolving, al aplicar intereses demasiado altos, le llegó el turno a los microcréditos o minipréstamos.

La sentencia emitida por el Tribunal Supremo sobre los intereses usurarios aplican para todos los productos financieros y, teniendo en cuenta que la mayoría de los minipréstamos utilizan más del 20%TAE, estos también son cobijados por el documento.

Gracias a esta sentencia miles de clientes de los microcréditos han llevado ante los jueces sus propios casos, logrando que muchas empresas se vean obligadas a devolver el dinero abonado por intereses abusivos.

Y es que la mayoría de las entidades que ofrecen estos servicios son privadas, lo que las dejó por fuera de la regulación del gobierno durante muchos años. Sin embargo, eso cambión tras el escándalo de las tarjetas.

Pero no solo puedes hacer una reclamación por el concepto de intereses abusivos, sino además por falta de transparencia y acoso.

¿Crees que eres víctima de un microcrédito con intereses abusivos? Llegaste al lugar correcto. Nuestros abogados especializados están dispuestos a estudiar tu caso particular de manera gratuita.

Solo tendrás que rellenar el formulario con tus datos de contacto y un miembro del equipo de Sin Comisiones se comunicará contigo.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)