Google search console Saltar al contenido

Reunificar Deudas Sin Hipoteca

reunificar deudas sin hipoteca

En estos tiempos, en que los índices de endeudamiento están alcanzando niveles sin precedentes, es común vernos agobiados por la acumulación de deudas que no siempre podemos enfrentar. Esto hace que cada vez más españoles busquen alternativas financieras para hacer frente a sus compromisos económicos sin que esto implique perder su patrimonio.

Una opción que ha cobrado fuerza es la reunificación de deudas, una operación financiera que ofrece la posibilidad de cambiar las cuotas que has estado pagando por una cuota única y más cómoda.

En los siguientes párrafos te explicaremos de qué va la reunificación de deuda y cómo puede ser una opción aun sin tener que hipotecar tu vivienda.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué es Reunificar Deudas?

Cuando hablamos de unificar, reunificar o consolidar deudas, nos referimos a una operación financiera que fue creada como una alternativa de pago para personas que se encuentran en estados de insolvencia.

La operación está basada en un préstamo que puede ser hipotecario o no, en cuyas cuotas se concentran los pagos de otros préstamos que el cliente tiene pendientes por pagar. Es, entonces, un crédito para pagar otros créditos, pero que usualmente ofrece mayores comodidades de pago como menores intereses y plazos de amortización más largos.

¿Cómo reunificar deudas sin garantía hipotecaria?

Los créditos otorgados con el propósito de reunificación de deudas no necesariamente deben ser respaldados por una hipoteca, siempre y cuando cumplas con los siguientes requisitos:

  • La totalidad del importe por pagar de tus deudas pendientes deberá ser menor a los 30.000 euros.
  • Deberás probar que cuentas con un trabajo o una fuente de ingresos estable.
  • No podrás estar inscrito en ASNEF ni en ningún otro fichero de impagos.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas sin hipoteca?

Si has verificado que cumples con los requisitos anteriormente mencionados, podrás iniciar el proceso de solicitud de préstamo específicamente para reunificación. El monto del crédito a solicitar corresponderá a la suma total de los créditos pendientes por pagar.

El solicitante se obligará a destinar los fondos acreditados exclusivamente al pago de sus deudas vigentes. Una vez cancelada la totalidad de estas deudas, el interesado se compromete a pagar las cuotas del crédito de reunificación, el cual pasará a ser su única prestación pendiente.

Otra alternativa para reunificar deudas sin hipoteca

Una forma para reunificar deudas sin tener que hipotecar un inmueble, y sin necesidad de solicitar un crédito de reunificación, es hacerlo a través de un préstamo ya vigente. Esto es posible cuando se cuenta con varios créditos pendientes.

Esta alternativa consiste en solicitar la novación de uno de tus créditos, ampliando el capital a pagar y usando el diferencial para cancelar los demás créditos. Como resultado, se tendrán pagos todos los créditos menos el préstamo ampliado, el cual se seguirá abonando mensualmente.

Es importante tener claro que para acceder a esta opción es necesario contar con un impecable historial de crédito y no haber incurrido en impago. De lo contrario, ninguna entidad accederá a ampliar el capital de su préstamo.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué tipos de deudas se pueden pagar con la reunificación sin hipoteca?

Lo más común es que la reunificación proceda con una garantía hipotecaria, sin embargo es posible hacerlo sin hipoteca, e incluso sin aval, siempre y cuando se cumplan con los requisitos establecidos por el banco. Ahora bien, en cuanto a las deudas que pueden ser solventadas por este procedimiento, las principales son:

  • Préstamos al consumo
  • Préstamos bancarios
  • Tarjetas de crédito
  • Préstamos por coches

Por otra parte, si hablamos de la cuantía de los préstamos por reunificación de deudas, como mencionamos, siempre va a depender de la suma total de tus deudas pendientes. Para los casos de reunificación con hipoteca las opciones son más amplias, con préstamos más grandes, mientras que para la reunificación sin hipoteca se manejan montos limitados, que suelen encontrarse entre los cinco mil y los treinta mil euros.

Es importante tener en cuenta que tanto los límites de montos como los requisitos a exigir pueden variar dependiendo del banco o entidad financiera.

Ventajas y Desventajas de Reunificar Deudas

Como toda operación financiera, la reunificación de deudas tiene sus pros y contras. Es necesario que conozcas tanto los aspectos positivos como los negativos que te ofrece esta alternativa, a fin de tomar la decisión que más te conviene.

Ventajas de la reunificación de deudas

Reduce el importe mensual: los préstamos por reunificación suelen ofrecer plazos de amortización más largos, esto se traduce en una disminución importante de las cuotas mensuales.

Simplifica la gestión de pagos: con esta alternativa el deudor podrá abonar a todas sus deudas bajo una sola cuota invariable, y un solo tipo de interés.

Flexibiliza el plazo de amortización: al adquirir un préstamo por reunificación de deudas, el cliente puede negociar el plazo de amortización, el cual será más largo que los plazos de las deudas anteriores. Al determinar este plazo, la entidad tomará en cuenta la edad del cliente y el monto de sus pasivos.

Intereses más bajos: los intereses de los préstamos de reunificación son variables, pero actualmente se pueden encontrar opciones con intereses más bajos que préstamos personales.

Evita la insolvencia y consecuente estado de liquidación: la reunificación de deudas ha permitido a millones de familias conservar su patrimonio y hacer frente a sus compromisos financieros.

Desventajas de la reunificación de deudas

Altas comisiones: al contratar un crédito por reunificación, estás accediendo a un producto financiero que acarrea comisiones elevadas por gestiones notariales y registrales.

Plazos mayores: para lograr cuotas más bajas, los créditos de reunificación calculan plazos de amortización más largos, esto significa que tardarás más tiempo en pagar tus deudas.

Gastos adicionales: además de los gastos notariales y registrales, deberás sumar a la deuda los gastos de asesoramiento, tramitación y formalización que genera la reunificación.

Incremento en el coste total: aunque las cuotas mensuales sean disminuidas, la totalidad de la deuda será incrementada. Terminarás pagando más, por más tiempo pero en cuotas más cómodas.

Consecuencias del impago: la reunificación de deudas se considera una última oportunidad para que el deudor enfrente sus compromisos. Esto significa que dejar de pagar una cuota de la reunificación puede ocasionar la pérdida del patrimonio como consecuencia directa.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)