Saltar al contenido

¿Préstamos personales estando en ASNEF y sin Aval?

préstamos personales estando en asnef y sin aval

Figurar en un fichero de morosos limita en gran medida tus posibilidades de financiación, pues los bancos tradicionales no están dispuestos a prestar dinero a personas con impagos.

Ahora bien, en la actualidad existen múltiples compañías que otorgan préstamos personales estando en ASNEF y sin aval, lo que podría parecer la única solución viable.

Sin embargo, lo que parece ser una alternativa de financiación puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza, incluso mucho peor que la inscripción en ASNEF. Aquí te contamos por qué y cuáles son las verdaderas alternativas.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué es un préstamo personal?

préstamos personales estando en asnef y sin aval

Los préstamos personales son una modalidad de financiación que consiste en otorgar una cantidad determinada de dinero a una persona que se compromete a pagarla en cuotas pactadas. Estos generan intereses por el tiempo que le toma al adquiriente devolver el capital prestado.

Mientras que los préstamos hipotecarios cuentan con una garantía que recae sobre un bien determinado, los préstamos personales están respaldados por la totalidad del patrimonio del deudor.

Esto se debe a que en derecho, existe un principio civil que consiste en que el patrimonio del deudor es la prenda común de sus acreedores. Lo que significa que, en caso de impago de un préstamo personal, el acreedor puede pedir que se ejecute parte del patrimonio deudor, para así satisfacer su crédito.

Los préstamos personales son más fáciles de adquirir que los hipotecarios, y suelen ser usados para comprar coches, hacer reformas al hogar, pagar estudios, viajes, etc.

Requisitos para pedir un préstamo personal

Los requisitos para pedir un préstamo personal pueden variar dependiendo del banco en que desees solicitarlo. Sin embargo, los más comunes son:

  • DNI vigente.
  • Un presupuesto en el que se refleje el precio del producto que pagarás con el préstamo.
  • Un comprobante de tus últimos ingresos.
  • Una constancia de que posees un empleo estable.
  • Una relación de los bienes que conforman tu patrimonio.
  • Recibos de pago de servicios como luz, teléfono, gas.

Es importante destacar que, además de comprobar los requisitos aquí descritos, el banco también verificará si estás inscrito en un fichero de morosos. De esta forma, la entidad se asegura de que tengas un buen historial financiero.

¿Qué es ASNEF?

ASNEF es un fichero de morosos en el que son inscritas personas que incumplieron el pago de sus deudas. Se trata de un registro gestionado por la empresa Equifax, y al que se encuentran asociadas empresas de diferentes rubros como bancos, financieras, cajas de ahorro, aseguradoras y prestadoras de servicio, entre otras.

Si posees una deuda en estado de insolvencia con alguna de estas empresas, lo más probable es que te encuentres inscrito en ASNEF. Esto trae serias consecuencias, sobre todo cuando estás intentando contratar un préstamo personal.

No importa cuán pequeña sea la deuda que provocó tu inscripción, para los bancos tradicionales que tu nombre figure en ASNEF significa que eres una persona que no paga sus deudas y que, por lo tanto, no es candidata a adquirir nueva financiación.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Se puede pedir préstamos personales estando en ASNEF y sin aval?

Los bancos tradicionales muy rara vez conceden préstamos a personas inscritas en ASNEF. Por lo que las personas inscritas en este fichero solo pueden pedir financiación a otros tipos de financieras.

En la actualidad existe una enorme cantidad de empresas que ofrecen préstamos personales estando en ASNEF y sin aval. Se trata de empresas que están dispuestas a asumir el riesgo de prestar dinero a un moroso.

Sin embargo, este riesgo es contrarrestado con las condiciones que estas empresas imponen en sus préstamos. Estas condiciones suelen contener cláusulas que son legalmente reprochables y que pueden ser la estocada final a tus finanzas. Las más comunes son:

  • Intereses remuneratorios usurarios.
  • Intereses moratorios abusivos.
  • Falta de transparencia.

Es por esto que no recomendamos solicitar este tipo de préstamo estando en ASNEF, las consecuencias pueden ser muy serias y al final no solo habrás perdido dinero, sino también tiempo.

¿Cuál es nuestra recomendación?

El mejor escenario es salir de ASNEF, para ello, lo más rápido y fácil es pagar la deuda. Para ello, puedes intentar negociar con tu acreedor. Aunque parezca imposible, la verdad es que muchas personas han logrado renegociar las condiciones de sus créditos, y de esta forma, logran pagar las cuotas mensuales y salir de deudas.

Ahora bien, si has intentado negociar y no has tenido éxito, y sigues sin tener dinero para pagar tus deudas, lo más inteligente será acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

Se trata de una ley que permite a los deudores de buena fe, salir de deudas sin pagar, cuando demuestran no tener patrimonio ni ingresos suficientes.

Acogerse a la ley de segunda oportunidad es un procedimiento que debe ser vigilado por un profesional, por lo que necesitarás de un abogado y/o asesor financiero. Para ello, contamos con un equipo de profesionales que puede brindarte la asesoría necesaria y así encaminar tus finanzas de una vez por todas.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?