Saltar al contenido

Gráficos de Velas Japonesas, ¿Cómo interpretarlos?

El gráfico de velas japonesas es el tipo de gráfico de inversión más antiguo que se ha definido en análisis técnico: Te ofrece los mismos 4 elementos del precio por unidad de tiempo que un gráfico de barras.

Estos son, los precios mínimo y máximo, así como los precios de apertura y cierre.

Sin embargo, las velas y las barras difieren en su representación gráfica.

Características de las velas japonesas

Cada vela posee tres rasgos básicos:

El cuerpo

Representa el rango desde el precio de apertura hasta el precio de cierre durante cada período del gráfico.

Las colas, mechas o sombras

Representan una fina línea vertical con los precios máximo y mínimo en cada período. El precio máximo se encuentra encima del cuerpo, mientras que el precio mínimo se encuentra por debajo del cuerpo.

El color

Indica en cuál dirección se mueve el mercado. Cuando el precio aumenta el cuerpo es verde (o blanco). Cuando el precio baja el cuerpo es rojo (o negro).

Los gráficos de velas japonesas son el tipo de gráfico más utilizado hoy por hoy en el análisis técnico.

Son muy fáciles de entender, en particular por la presencia del color, el cual de entrada te dice la dirección del precio en cada vela.

Aspectos claves de las velas japonesas

Los dos aspectos centrales de las velas japonesas son el orden o disposición de los precios de apertura y cierre, así como la amplitud o rango del cuerpo.

La relación entre la apertura y el cierre te dice hacia dónde se dirige el mercado:

  • Cuando el precio de cierre es superior al precio de apertura, el mercado está en ascenso en ese período.
  • Cuando el precio de cierre es inferior al precio de apertura, el mercado está en descenso en ese período.

La amplitud del cuerpo te dice la fuerza con la que se está moviendo el mercado:

  • Mientras mayor sea el cuerpo, mayor el rango de variación del precio y la fuerza que trae el movimiento.

Vale la pena acotar que las colas o mechas, te indican el rango completo de variación del precio. Sin embargo, te recomendamos enfocarte en los precios de apertura y cierre, ya que ellos revelarán la dirección real del mercado.

Es decir, en una vela en particular, el precio máximo o mínimo puede tomar valores extremos y aun así, la tendencia del precio ir en una dirección contraria a esos puntos.

Por tanto, debes enfocar tu atención en la apertura y el cierre.

Patrones de velas japonesas

Cómo ya te hemos comentado en otros artículos, los gráficos son un reflejo de la psicología del mercado en cada momento.

Dicho de otra forma, la acción del precio es una función colectiva de la psicología de todos los operadores del mercado en cada instante.

El análisis técnico es válido ya que la historia tiende a repetirse. Y la historia se repite porque los seres humanos tendemos a actuar igual ante circunstancias similares.

En el uso de las velas japonesas se han identificados patrones alcistas y bajistas, que por lo general, se terminan cumpliendo en muchas ocasiones y ello supone una ventaja si los podemos reconocer.

Patrones alcistas

A continuación te explicamos 6 patrones alcistas muy conocidos que debes aprender a identificar en los gráficos.

Martillo

El martillo aparece en el agotamiento de una tendencia bajista. Se refleja en una vela alcista de cuerpo muy pequeño, pero de cola inferior extensa o pronunciada.

La oferta dominó parte del período haciendo caer el precio. Pero al final la demanda recuperó terreno e hizo cerrar el precio a un nivel superior al de apertura.

Los martillos verdes representan una señal mucho más significativa que los martillos rojos.

Martillo Invertido

El martillo invertido también aparece en el agotamiento de una tendencia bajista. Se refleja en una vela alcista de cola superior larga, pero de cuerpo pequeño, con cola inferior muy pequeña o inexistente.

La demanda dominó desde la apertura haciendo subir los precios hasta niveles máximos. Pero, luego aparece una fuerte presión de oferta que hace retroceder los precios. No obstante, los precios cierran al alza.

El martillo invertido es una señal de que podría dominar la demanda en las siguientes velas.

Envolvente Alcista

Bajo este patrón tenemos dos velas al final de una tendencia descendente. Una vela bajista de cuerpo pequeño, que luego es arropada por una vela alcista de cuerpo grande.

La presión de compra en la segunda vela es tan alta que los precios terminan cerrando muy por encima de la primera vela. El mercado se dio vuelta por completo.

Penetrante

Es un patrón compuesto por dos velas. Una vela bajista de cuerpo grande, seguida de una vela alcista de cuerpo grande.

La vela alcista suele abrir por debajo del precio de cierre de la vela bajista precedente.

No obstante, la demanda es tan fuerte que el precio de cierre de la vela alcista termina alcanzando o sobrepasando el precio medio de la vela bajista. Es decir, penetra el cuerpo de la vela bajista.

Estrella de la Mañana

La estrella de la mañana supone un signo de cambio en el agotamiento de una tendencia bajista.

Es un patrón que refleja tres velas. Una vela bajista de cuerpo grande, seguida de otra vela bajista de cuerpo y colas muy pequeños. Luego, una vela alcista de cuerpo grande. La estrella se encuentra entre las dos velas de los extremos.

Supone que la oferta se estaría agotando durante la aparición de la estrella, y que en las siguientes velas podría dominar la demanda.

Tres Soldados Blancos

Luego del agotamiento de una tendencia bajista, los tres soldados blancos aparecen durante tres períodos seguidos.

El patrón se caracteriza por velas alcistas de cuerpo grande y colas pequeñas que abren y cierran más alto que la vela precedente.

Las tres velas alcistas seguidas son evidencia de que la demanda está a cargo, y además en aumento sostenido.

Patrones bajistas

Ahora te explicamos 6 patrones bajistas también muy conocidos que debes memorizar para identificarlos en los gráficos.

Hombre Colgado

El hombre colgado aparece en el agotamiento de una tendencia alcista. Se refleja en una vela bajista de cuerpo y cola superior pequeños, pero de cola inferior larga.

La oferta dominó desde la apertura llegando a marcar mínimos. Pero luego, la demanda ha hecho subir el precio, aunque sin llegar al precio de apertura.

Esto es un signo de mucha presión vendedora. Podría significar el fin de la tendencia alcista y el comienzo de una caída del mercado.

Estrella Fugaz

La estrella fugaz aparece al final de una tendencia alcista. Supone una vela bajista de cuerpo y cola inferior pequeños, pero de cola superior grande.

Esta vela abre por encima del precio de cierre de la vela precedente. Luego aumenta por la presión de la demanda, pero hacia final del período, el precio cae como una estrella fugaz que surca los cielos.

Envolvente Bajista

Es un patrón conformado por dos velas. Una vela alcista de cuerpo pequeño que a continuación es arropada por una vela bajista de cuerpo grande.

La tendencia alcista está cediendo y esto puede representar una señal de caída en las próximas velas.

Mientras mayor sea el cuerpo de la vela envolvente, más probable es que el precio caiga con fuerza en las siguientes velas.

Estrella de la Noche

La estrella de la noche supone la aparición de tres velas al final de una tendencia alcista.

Una vela alcista de cuerpo grande, seguida de una vela alcista de cuerpo y colas muy pequeños. Luego, una vela bajista de cuerpo grande.

La fuerza de la demanda se agota y la estrella de la noche lo anuncia. Mientras mayor sea el cuerpo de la vela bajista que le sigue, más probable es que continúe cayendo el precio.

Tres Cuervos Negros

Luego del agotamiento de una tendencia alcista, los tres cuervos negros aparecen durante tres períodos seguidos.

El patrón supone tres velas bajistas de cuerpo grande y colas pequeñas que abren y cierran más bajo que la vela precedente.

Las tres velas bajistas seguidas confirman que la oferta está a cargo, y además en aumento continuo.

Cubierta de Nube Oscura

La cubierta de nube oscura es reflejo de que el pesimismo sobre la tendencia alcista está ganando fuerza.

El patrón refleja dos velas. Una vela alcista de cuerpo grande y una vela bajista también de cuerpo grande que abre por encima del precio de cierre de la vela anterior y cierra por debajo del precio medio de dicha vela. 

Ello supone que los vendedores están en control del mercado. El precio cae de forma pronunciada.  

La siguiente vela alcista puede usarse como confirmación si su cuerpo y colas son cortos y no logra cerrar por encima del cierre anterior.

Patrones neutros y de continuidad

Son patrones de vela que reflejan una interacción entre oferta y demanda que no permite anticipar con claridad una posible dirección del mercado.

Doji

Una vela tipo doji aparece cuando la apertura y el cierre del mercado se dan casi al mismo precio, con colas relativamente cortas.

Este patrón supone indecisión en el mercado. Demanda y oferta se mantienen en equilibrio, razón por la cual no hay mayor variación del precio.

Por si solas, las velas doji son neutras. Sin embargo, pueden aparecer en patrones alcistas y bajistas, tales como la estrella de la mañana o la estrella de la noche. También en rangos de consolidación lateral.

Trompos

Una vela tipo trompo aparece cuando el cierre se da a precios similares a la apertura, con cuerpos muy pequeños que se sitúan en el medio, y colas bastante más largas que una vela doji.

Así como en el caso anterior, hay indecisión, aunque el rango de variación del precio es mucho mayor.

Compradores y vendedores se hacen contrapeso, por lo que no hay espacio para ganancias importantes de ningún lado.

Los trompos por lo general aparecen durante una consolidación del precio, pero pueden estar seguidos por movimientos tendenciales.

Triple Formación Bajista

El patrón de triple formación bajista aparece luego de una vela bajista de cuerpo grande.

Supone tres velas alcistas de cuerpos más pequeños que no llegan a sobrepasar la vela anterior.

Luego, le sigue otra vela bajista de cuerpo grande que retoma la caída.

Aunque hay presión de la demanda durante tres períodos seguidos, ésta no tiene suficiente fuerza para romper la dirección del mercado.

Triple Formación Alcista

El patrón de triple formación alcista aparece luego de una vela alcista con cuerpo grande.

Supone tres velas bajistas de cuerpos más pequeños que no llegan a sobrepasar la vela anterior. Luego, le sigue otra vela alcista de cuerpo grande que retoma el aumento.

Aunque hay presión de la oferta durante tres velas seguidas, no alcanza para romper la dirección previa del mercado.

Si aprendes a reconocer todos estos patrones alcistas, bajistas, neutros y de continuidad, podrás identificar y aprovechar a tu favor la acción del precio.

Esto resulta muy útil para todos los estilos inversores, pero en especial, para los de corto plazo.

Gráficos de velas japonesas en acción

Estudiaremos 2 ejemplos para que puedas apreciar el tipo de información disponible con un gráfico de velas japonesas.

Merck & Company y la acción del precio

Veamos a continuación un ejemplo del Mercado de Acciones con el gráfico de velas japonesas de 5 minutos de la empresa farmacéutica Merck & Co., cotizada en la NYSE para el 05 de mayo de 2021:

El gráfico de 5 minutos nos da una perspectiva de poco más de 6 horas, cubriendo prácticamente toda la sesión americana.

Vamos a observar sólo la acción del precio sin indicadores ni volumen. Es decir, el movimiento del precio puro y simple.

A partir de los patrones que acabas de ver en la sección anterior, se busca identificar esas figuras en el gráfico.

En primer lugar, tienes una vela envolvente bajista que arropa todo el cuerpo de la vela alcista precedente.

Un cambio que sugiere que la oferta pasa a dominar el mercado por unos minutos. De hecho, las siguientes dos velas ratifican el descenso del mercado.

Luego, tienes un patrón tipo estrella de la mañana que se compone de 3 velas. Una vela bajista de cuerpo grande. Una minúscula vela parecida a una vela tipo doji. Y al final una vela alcista también de cuerpo grande.

Esta sucesión sugiere que la presión de la oferta cesó, y ahora es la demanda la que podría dominar los próximos minutos.

A continuación el mercado continúa en ascenso por unos 40 minutos más.

En tercer lugar, y luego de un pequeño rango de consolidación observas un patrón tipo estrella fugaz. A partir de él, el mercado realiza una corrección bajista en las siguientes velas.

Acto seguido, observas un patrón envolvente alcista. Una vela alcista que arropa el cuerpo de las 2 velas anteriores. Esto sugiere que de nuevo, la demanda está a cargo.

Además, el nuevo mínimo relevante está más alto que el anterior, lo cual ya te deja ver en el gráfico que pudieras estar en una tendencia alcista.

De hecho, el mercado continúa al alza por 55 minutos más. En efecto, estás en el medio de una tendencia con mínimos y máximos cada vez más altos.

En este punto, al agotarse el aumento del precio, entramos a un rango lateral. De pronto, observas 2 estrellas fugaces seguidas.

Esto sugiere que en breve, la oferta podría tomar el control otra vez. El precio lateraliza primero, para romper a la baja con 2 velas bajistas de cuerpo grande.

Al final de la caída observas un martillo invertido. Este podría sugerir un repunte de la demanda en breve.

Es lo que termina ocurriendo los próximos 40 minutos, continuando la tendencia alcista.

Es interesante observar que nunca intentamos anticipar o adivinar nada. Un patrón supone que primero pasa algo, y esa señal sugiere que, a continuación, podría ocurrir un determinado movimiento.

No siempre se terminan cumpliendo estos patrones. Pero por lo general, terminan siendo validados en buena cantidad de veces.

Twitter Inc. con tendencias y rangos

Veamos otro ejemplo del Mercado de Acciones con el gráfico de velas japonesas y volumen de 1 semana de la empresa Twitter Inc., cotizada en la NYSE para el 05 de mayo de 2021:

El gráfico de 1 semana nos da una perspectiva de poco más de 7 años de cotización de la acción.

A primera vista el mercado nos da un patrón parecido a un platillo, una suerte de semicírculo. El precio viene en descenso, hace mínimos y luego comienza a subir de forma gradual.

Es preciso afirmar que no siempre el mercado es fácil de leer. No siempre los patrones son tan obvios, o las tendencias todo lo limpias que quisiéramos.

En la primera parte del gráfico observas un movimiento descendente. Si conectas los máximos relevantes A y C, obtienes la línea de tendencia bajista 1.

De igual modo, podrías proyectar un canal bajista a partir del punto mínimo en B.

La tendencia es rota y el mercado intenta hacer un nuevo máximo en el punto D. Pero, apenas alcanza a igualar el punto C, para luego volver a caer con fuerza y retomar la tendencia bajista.

Podríamos calificar este movimiento como un falso rompimiento.

De hecho, si observas el gráfico de volumen verás que aunque el volumen aumenta a medida que el precio sube, este aumento no es tan significativo y eso sugiere cautela.

Manteniendo el mismo origen de la línea de tendencia 1 en el punto A, puedes ahora trazar una línea de tendencia 2 conectando con el punto D.

Si la tendencia se está debilitando, es de esperar que ahora el precio descanse sobre la línea de tendencia 1 y se guíe por la línea de tendencia 2. Trazas esta segunda línea, tal y como un abanico para que te sirva de guía.

Sin embargo, esto no ocurre y el precio retoma su tendencia original. Ello es una señal de que el debilitamiento de la tendencia fue sólo momentáneo.

Esto lo confirma el elevado volumen que se presente en el punto D.

El volumen aumenta de manera marcada a medida que el precio baja. Es decir, la oferta pasa a dominar de nuevo.

El precio sigue cayendo hasta hacer nuevos mínimos del período en el punto E.

A partir de allí el precio entra en un rango lateral por cerca de 2 años! A medida que avanza a través de este rango, el precio rompe ambas líneas de tendencia, de manera que no queda duda alguna de que la tendencia bajista terminó a finales de 2017.

¿Qué puedes esperar?

Una vez que el precio rompe el rango lateral al alza con confirmación, es de esperar que continúe en la misma dirección hacia alguna zona de resistencia.

Al marcar un nuevo máximo y corregir, el mercado se dirige al punto F, donde marca otro máximo relevante más alto.

Parecería que estamos ante una tendencia alcista, pero luego del punto F, el mercado no puede marcar nuevos máximos.

De hecho el precio cae y se estanca. Luego, realiza subidas moderadas, pero vuelve a caer con el tiempo, llegando a marcar un nuevo mínimo en el punto G.

En ese punto podemos afirmar que estamos en un nuevo rango lateral 2. Este se encuentra entre los puntos F y G.

El precio comienza un movimiento ascendente. Luego de la primera corrección y continuidad del aumento, podría tener lógica una operación larga.

Sin embargo, mientras el precio permanezca dentro de este rango no podemos afirmar que está en tendencia alcista.

Nadie sabe lo que va a suceder al llegar al nivel de resistencia. Podría mantenerse dentro del rango lateral o caer aún más.

No obstante, al llegar a esta zona, el precio rompe al alza. Corrige descansando sobre la resistencia, ahora convertida en soporte, y retoma el movimiento alcista.

En este punto también tendría sentido una operación larga. Es de esperar con alguna probabilidad que el precio se desplace a realizar nuevos máximos hasta alguna zona de resistencia relevante.

Esto ocurre a comienzos de 2021 alrededor de los 80 $ por acción, en niveles similares al punto A, visitado a finales de 2013.

Hay una fuerte resistencia en esta zona. El precio no puede hacer nuevos máximos y comienza un movimiento descendente.

Es probable que estemos en un nuevo rango lateral más alto, con soporte en el rango anterior. Es necesario observar qué ocurre cuando el precio se acerque al soporte.

Como verás, no siempre los gráficos revelan formas y tendencias fáciles de reconocer. Si te interesa operar activos como éste, debes tenerlo en cuenta.

Es necesario desarrollar versatilidad para poder operar en rangos laterales, siempre y cuando tengan suficiente amplitud. Esto ocurre en los rangos 2 y 3, aunque no en el primero.

Dado que antes de operar cualquier activo debes conocerlo muy bien. También puedes optar por no operar activos con gráficos erráticos o difíciles de analizar.

Recomendaciones finales

Dependiendo del período de tiempo con el cual estés operando, debes entender que cada vela tarda ese límite de tiempo en formarse.

Además, la vela puede moverse, cambiando de forma y de color, incluso varias veces, hasta que termina el período.

Por tanto, debes ser paciente cuando comienza una vela, para dejar que arroje más y más información.

Por supuesto, si esperas demasiado la vela se extinguirá. Pero de lo que se trata es de tener control emocional para esperar el momento oportuno. Y si éste no llega, o pasa, permanecer fuera del mercado.

Píldora de sabiduría

JAMÁS tomes una operación durante la formación de la vela actual. Debes esperar SIEMPRE que ésta concluya y comience la siguiente, y además, que ésta otra evolucione un poco para poder tomar la decisión de entrada si va en la dirección esperada.

Esto aumentará notablemente las probabilidades de éxito, reduciendo la cantidad de operaciones. Debe haber un ENCADENAMIENTO entre velas para actuar.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?