Saltar al contenido

Indicador de Momento: ¿Qué es y cómo usarlo en Trading?

Indicador de Momento: ¿Qué es y cómo usarlo en Trading?

El oscilador de momento o momentum es un indicador técnico de impulso y supone tal vez la aplicación más básica del concepto de oscilador.

Tal y como su nombre lo indica, el “momento” capta el grado de aceleración o desaceleración del precio para un período dado.

Sigue leyendo y en este artículo aprenderás qué es el oscilador de momento, cómo se calcula y cómo podemos aprovecharlo en nuestro análisis técnico para hacer ganancias en los mercados financieros.

¿Qué es el Oscilador de Momento?

El oscilador de momento es un indicador técnico de impulso que mide la velocidad de cambio en el precio de un activo bursátil, durante un intervalo fijo, para un período dado. Dicho de otro modo, se mide la diferencia en el precio de forma continua para intervalos fijos de tiempo dados por el período de nuestro gráfico de inversión.

Oscilador de Momento. Introducción.

El momento se calcula según la siguiente fórmula:

Mn = Pt – Pt-n

Siendo Mn el momento para “n” períodos. Pt el precio actual y Pt-n el precio hace “n” períodos.

Por tanto, para construir una línea de momento de “n” periodos se resta el precio de hace “n” períodos del precio actual. Esa diferencia matemática se grafica alrededor de una línea media de cero que representa aquellos momentos cuando estos dos precios son iguales.

Cuando el precio actual se encuentra por encima del precio hace “n” períodos, el valor del momento es positivo. Mientras que cuando el precio actual es menor, el valor del momento es negativo. Una línea de momento mayor a cero y de pendiente positiva indica aceleración del precio, y por otro lado, una línea de momento menor a cero y de pendiente negativa indica desaceleración del precio.

De manera que el oscilador de momento refleja las tasas de variación del precio al alza y a la baja.

El período del momento se puede ajustar para hacer a la línea de momento más o menos sensible a los cambios en el precio. Mientras menor sea el período más sensible será la línea respectiva y viceversa. Por lo general se trabaja con una línea de momento de 10 períodos, pero cada operador debe ajustarla de acuerdo a su estilo y tipo de operativa.

Estilos como el scalping y el daytrading usarían líneas de momento de menor período que estilos como el swing trading.

No olvidemos que los osciladores, todos ellos, son indicadores secundarios por lo que jamás reemplazarán la observación directa de la acción del precio. Por tanto, el oscilador de momento debe usarse en conjunto con el análisis de tendencias.

Ventajas y desventajas del Oscilador de Momento

El oscilador de momento cumple las tres premisas básicas de cualquier indicador técnico de impulso y ello supone tres ventajas principales:

Oscilador de Momento. Ventajas y Desventajas.
  • Nos permite identificar valores extremos asociados a situaciones de posible sobrecompra o sobreventa, lo cual supone señales de alerta respecto a los movimientos del precio.
  • Nos permite aprovechar el concepto de divergencia entre el oscilador y el precio, cuando el primero alcanza valores extremos, lo cual es una señal de posible cambio de dirección, o al menos, de un probable agotamiento del movimiento actual.
  • Nos permite identificar señales cuando el oscilador cruza su línea cero o línea media, lo cual puede usarse para operar en la dirección de las tendencias.
  • El oscilador de momento tiene una desventaja principal, es decir, que no define unos límites superior o inferior para sus valores extremos de “sobrecompra” o “sobreventa”. Por tanto, éstos deben inferirse visualmente sobre el gráfico y ello puede tener cierta subjetividad.

¿Cómo utilizar el Oscilador de Momento?

El oscilador de momento nos permite identificar cómo el precio fluctúa entre valores extremos del indicador, pasando de posibles situaciones de sobrecompra a posibles situaciones de sobreventa. Sin embargo, observar valores extremos en el oscilador no nos dice nada por sí sólo: necesitamos interpretar esa información dentro de un contexto general del mercado.

Oscilador de Momento. Uso.

Para poder aprovechar de la mejor manera posible el oscilador de momento en nuestro análisis técnico sigamos estos pasos:

  • Realicemos el análisis de líneas de tendencia sobre el gráfico del precio, de manera que tengamos una idea de clara de la trayectoria actual del precio. Éste será el criterio dominante en nuestra toma de decisiones.
  • Luego de confirmar una tendencia alcista debemos comprar cuando el oscilador de momento cruce la línea cero con desplazamiento desde un valor negativo extremo (posible situación de sobreventa) en pendiente positiva. Si la tendencia ya ha comenzado, debemos procurar entrar al terminar las correcciones bajistas cuando el oscilador de momento se acerque a cero y comience a subir de nuevo.
  • Al confirmar una tendencia bajista debemos vender cuando el oscilador de momento cruce la línea cero con desplazamiento desde un valor positivo extremo (posible situación de sobrecompra) en pendiente negativa. Si la tendencia ya ha comenzado, debemos procurar entrar al terminar las correcciones alcistas cuando el oscilador de momento se acerque a cero y comience a bajar de nuevo.
  • Para tomar señales, el oscilador de momento debe trabajarse como un complemento del análisis de tendencias. No olvidemos que el mercado siempre puede ir más allá, por lo que las posibles situaciones de sobrecompra o sobreventa deben tomarse con cautela y deben estar sujetas a la dirección de la tendencia vigente.
  • Los osciladores tienden a ser indicadores adelantados, por lo que la aparición de mínimos o máximos reiterados en áreas extremas puede ser una señal de alerta para un posible cambio de dirección, o al menos, una corrección severa.

Google y el Oscilador de Momento: un Ejemplo Práctico

Veamos un ejemplo con Alphabet Inc. (Google):

Oscilador de Momento. Ejemplo con Google.
Gráfico diario de velas japonesas para la acción de la empresa tecnológica Alphabet Inc. (Google), cotizada en la NASDAQ. Fuente: Investing.com

El gráfico diario nos ofrece una perspectiva de tiempo de 7 meses, entre febrero y septiembre de 2022.

Usamos un indicador de momento de 10 períodos, el cual dado que estamos trabajando en un gráfico diario nos da la diferencia entre el último precio y el precio de hace 10 períodos.

Sin embargo, dado que el análisis de ningún indicador técnico puede sustituir el análisis de la acción del precio sobre el gráfico, comencemos por definir posibles líneas de tendencia si las hay.

Recordemos que este es un análisis a posteriori, ya todo está a la vista y es bastante sencillo sacar conclusiones. Pero en el mundo real el gráfico se va desarrollando vela a vela por lo que cuando tomemos decisiones sólo estaremos seleccionando un posible escenario entre muchos con una determinada probabilidad: no sabemos lo que va a pasar a continuación.

Como podemos ver, entre febrero y marzo el precio entra en un pequeño rango lateral. El indicador de momento se desplaza desde un valor extremo de posible sobrecompra hacia su línea cero: el precio se ha desacelerado, pero cuidado, no continúa cayendo más allá del rango lateral por lo que debemos esperar. Además, en el indicador de momento observamos una clara línea de soporte con ligera pendiente positiva, lo cual debe ratificar nuestra cautela.

A partir del mes de abril el precio comienza a ascender y rompe el nivel de resistencia del rango lateral para luego consolidar a un nivel de precio más alto. El indicador de momento se desplaza desde la línea cero hacia un valor extremo de posible sobrecompra. ¿Por qué no abrir una operación en largo en esta zona?

No es recomendable entrar al mercado hasta no confirmar la existencia de una tendencia alcista y para ello necesitamos al menos dos puntos mínimos crecientes. Ya contamos con uno al final del rango lateral pero aún nos falta otro.

El precio marca un nuevo máximo más alto a finales de abril y luego comienza a descender hasta mediados de mayo, para comenzar a subir nuevamente. Es interesante notar que el nuevo mínimo se encuentra a un nivel más alto que aquél al final del rango lateral, por lo que ya contamos con dos mínimos crecientes y podemos proyectar una línea de tendencia alcista. Además, desde el máximo anterior podemos proyectar una línea paralela como posible canal alcista.

En paralelo el oscilador de momento cruzó la línea cero con pendiente negativa hacia un valor extremo de posible sobreventa. Por tanto, parece que estamos ante una corrección en la tendencia alcista por lo que debemos estar atentos para posibles operaciones en largo si la tendencia alcista se consolida. Repasemos nuestra regla para tomar decisiones en tendencia alcista:

  • Luego de confirmar una tendencia alcista debemos comprar cuando el oscilador de momento cruce la línea cero con desplazamiento desde un valor negativo extremo (posible situación de sobreventa) en pendiente positiva. Si la tendencia ya ha comenzado, debemos procurar entrar al terminar las correcciones bajistas cuando el oscilador de momento se acerque a cero y comience a subir de nuevo.
  • En efecto, el precio comienza a subir hacia finales de mayo y lo mismo ocurre con el oscilador. Luego desde el punto mínimo extremo comienza a subir y mantiene pendiente positiva hasta cruzar la línea cero. Es el momento de abrir una operación larga con buena probabilidad.

A partir del mes de junio el precio se desacelera y el oscilador se desplaza hacia la línea cero, pero el precio mantiene la línea de tendencia. Debemos inferir que ésta continúa.

A mediados de julio el precio realiza una corrección bajista importante y aún así mantiene la línea de tendencia. El oscilador toca la línea cero y comienza a subir. Si hemos mantenido la operación larga abierta, es el momento de considerar añadir a nuestra posición. Si no pudimos entrar en la oportunidad anterior es el momento de abrir una nueva posición larga.

El precio comienza a subir de nuevo y marca nuevos máximos a finales de julio. A partir de allí baja de forma ligera y consolida a estos niveles de precio más altos, luego realiza una nueva corrección bajista a mediados de agosto y comienza a subir otra vez hacia nuevos máximos más altos a finales de agosto y principios de septiembre en el techo del canal alcista.

En paralelo, el oscilador se habría desplazado hacia la línea cero para luego comenzar a subir otra vez. Ello supuso una nueva señal para añadir a nuestras posiciones largas si las mantuvimos abiertas, o bien, para abrir una nueva posición larga.

En el argot deportivo hay una frase: “el juego no termina hasta que se termina”. Igual con las tendencias, si no hay rompimiento de una línea de tendencia significativa, entonces la tendencia actual se mantiene vigente. El oscilador puede perder velocidad, pero si no hay rompimiento de tendencia mantenemos el curso.

¿Se puede operar en corto en este caso?

No, porque debemos ir siempre en dirección de la tendencia y ésta es alcista. Los movimientos a la baja que observamos fueron correcciones bajistas de la tendencia. De manera que la indicación ante ellos es esperar a que terminen y el precio comience a subir de nuevo. Para ir en corto según nuestras recomendaciones, debe haberse confirmado una línea de tendencia bajista y ello nunca ocurrió.

El Oscilador de Momento y sus divergencias

Oscilador de Momento. Concepto.

Cuando utilizamos osciladores es crucial dominar el concepto de divergencia. Una divergencia es simplemente un movimiento en el precio que no es acompañado por un movimiento similar en el indicador. Pueden existir divergencias alcistas y bajistas.

  • Una divergencia alcista ocurre cuando el precio marca un nuevo mínimo más bajo que viene acompañado por un mínimo más alto en el oscilador.
  • Una divergencia bajista ocurre cuando el precio marca un nuevo máximo más alto que viene acompañado por un máximo más bajo en el oscilador.

Cuando suceden las divergencias el oscilador nos está anunciando anticipadamente que puede ocurrir un cambio de dirección, o al menos una corrección importante con buena probabilidad, pues lo que él refleja es la pérdida de impulso del precio.

Divergencia Alcista

Veamos un ejemplo IDEXX Laboratories Inc:

Oscilador de Momento. Divergencias.
Gráfico diario de velas japonesas para la acción de la empresa de equipos para el cuidado de la salud, IDEXX Laboratories Inc., cotizada en la NASDAQ. Fuente: Investing.com

El gráfico diario nos da una perspectiva de tiempo de 7 meses entre febrero y septiembre de 2022. Podemos observar el final de un movimiento bajista entre febrero y marzo.

La acción del precio nos presenta un mínimo y luego un mínimo más bajo, sin embargo, el oscilador de momento nos presenta un mínimo y a continuación un mínimo más alto. Es decir, el oscilador no confirma lo que está ocurriendo con el precio. Estamos ante una divergencia alcista.

El oscilador nos está anunciando que el movimiento a la baja se desacelera y ello supone una posible señal de cambio de dirección en los próximos periodos.

En efecto, desde finales de marzo y principios de abril el precio comienza a subir, pero para ratificar esto necesitamos validar que estamos ante una tendencia alcista y ello supone al menos dos puntos mínimos crecientes. Ya tenemos uno en el mínimo más bajo que refleja la divergencia bajista con respecto al oscilador, pero falta otro.

A mediados de mayo el precio realiza un movimiento correctivo a la baja y marca un nuevo mínimo, pero este es más alto que el mínimo anterior. Ya podemos proyectar una línea de tendencia alcista. En paralelo, el oscilador se desplaza desde un valor extremo de posible sobreventa y con pendiente positiva cruza la línea cero: esto es una señal clara de entrada en largo.

A principios de junio el precio realiza otro movimiento correctivo a la baja, pero este nuevo mínimo está aún más alto que el anterior, por lo que con buena probabilidad podemos afirmar que estamos ante una tendencia alcista. Incluso podemos proyectar una segunda línea de tendencia alcista aún más pronunciada.

Lo que ocurre desde mediados de junio en adelante es un movimiento sostenido al alza, el cual se mantiene hasta principios de agosto cuando el precio rompe la línea de tendencia 2, aunque no la 1.

De manera que en este caso la divergencia alcista nos alertó de un posible cambio de dirección que sí se produjo al final y por un tiempo prolongado de casi 4 meses.

El oscilador de momento es un complemento del análisis de tendencias y de la acción del precio. No lo olvides.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre el oscilador de momento y te invitamos a que puedas aprender mucho más sobre los otros indicadores técnicos que hemos seleccionado para ti. No dejes de consultar nuestro Curso Gratis de Bolsa.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Indicador de Momento: ¿Qué es y cómo usarlo en Trading?