Saltar al contenido

¿Qué es una Tarjeta Revolving?

¿Te sientes abrumado por una tarjeta revolving? Este tipo de producto financiero fue muy común hace unos años y resultó siendo un problema para muchos de sus usuarios.

En la época de la crisis económica de España las tarjetas revolving y los microcréditos o minipréstamos se hicieron populares entre la ciudadanía.

Sin embargo, unos años después los mismos usuarios fueron los que denunciaron algunas condiciones abusivas y por eso ahora se conocen más por sus millonarias reclamaciones.

Si eres uno de los que está envuelto en un espiral de deuda por culpa de una de estar tarjetas debes saber que puedes interponer un proceso y hacer una reclamación.

Lo primero es conocer cuáles son las condiciones bajo las que contrataste el producto y si este cumple con las causales determinadas por los jueces para realizar una querella.

Lo mejor que puedes hacer es buscar la ayuda de un profesional especializado y por eso en Sin Comisiones te ofrecemos una ayuda gratuita con los mejores abogados.

Rellena el formulario con tus datos y uno de ellos se comunicará contigo para hacer un estudio de tu caso particular.

Sabemos lo difícil que puede llegar a ser reclamar una tarjeta revolving, así como las miles de dudas que te pueden surgir. No te preocupes, te ofrecemos un servicio de asesoramiento 100% gratuito en el que estudiaremos las posibilidades de reclamar tu tarjeta por crédito usurario. Solicita información sin compromiso.

¿Qué son las tarjetas revolving?

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito.

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito. Es un producto financiero que se promociona como una solución cuando quieres hacer compras y no tienes el dinero de manera inmediata.

Este tipo de tarjetas se diferencia porque los pagos se pueden aplazar a una cantidad de meses determinado.

También tiene la particularidad de renovar el importe del crédito cada que se paga una cuota. Esto hace que la deuda nunca se acabe o se demore mucho más tiempo del que tenías estimado.

El auge de este producto se presentó en medio de la crisis económica en 2008. En ese momento muchas empresas decidieron ofrecer estas tarjetas para mantener sus ventas e incentivar el mercado.

También empezaron a hacer parte del portafolio de servicios de bancos más tradicionales como el BBWA, sin embargo, es más común contratar las tarjetas revolving en empresas privadas o almacenes de cadena.

Estos créditos ofrecen varias formas diferentes de pago. Aunque la entidad hace creer al cliente que es su elección, la verdad es que ninguna es realmente beneficiosa.

Las tarjetas revolving ofrecen tres maneras de pagar:

  • Cuota fija: la empresa te ofrecerá la opción de poner una cuota fija mensual que deberás pagar. Esta puede ser desde 20€.
  • Porcentaje de la deuda: también es posible que te permitan pagar de manera mensual un porcentaje de la deuda que tienes con ellos. Esto implica que los abonos sean diferentes cada mes.
  • Liquidación cada mes: esta es la menos común y no suele ser muy promocionada. Es la más conveniente para los usuarios.

Características de las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito, sin embargo, hay varios factores que las diferencian y que, en el momento de usarla, pueden ser fundamentales.

Si estás pensando en contratar o tienes una tarjeta revolving es importante que conozcas cuáles son las condiciones, ya que muchas de ellas pueden ser abusivas.

Las principales características de las tarjetas revolving son:

  • Pagos aplazados: con este tipo de tarjeta puedes aplazar los pagos de tus compras por varias cuotas. De esta forma pagas mes a mes un porcentaje de la compra o una cuota fija según las condiciones del banco o los límites del crédito.
  • El crédito se renueva con el pago: cada que haces el pago de una tarjeta revolving el crédito que adquiriste se renueva. Es decir, con cada pago recuperas una cantidad de dinero que puedes seguir gastando.
  • Los intereses se suman a las operaciones realizadas: todos los cobros que constituyen intereses y comisiones se suman y se financian con las operaciones que hagas con la tarjeta, como lo son compras en establecimientos comerciales o internet. Si la cuota fija no alcanza a cubrir dichos gastos, estos incrementarán la deuda total.
  • Crecimiento de la deuda: una de las razones que más reclamaciones causan en el tema de las tarjetas revolving tiene que ver con el crecimiento de la deuda. Esto tiene que ver con que los intereses son demasiado altos, por tanto la cuota fija no alcanza a cubrirlos en su totalidad y estos se suman a la deuda total. Por esta razón, muchas personas terminan envueltas en espirales interminables de créditos.
  • Pagos aplazados de manera automática: muchas de las tarjetas revolving aplazan los pagos de manera automática o por defecto. De esta forma, el usuario no puede decidir el número de cuotas o los meses en los que desea pagar sus compras.
  • Pagos máximos por mes: por lo general, los clientes de las tarjetas revolving aceptan dentro de las condiciones del contrato un techo máximo para pagar de manera mensual. Con esto, los usuarios no pueden hacer una liquidación de la deuda.
  • Descuentos: aunque muchas de ellas promocionan supuestos descuentos cuando aplazas compras, esto, por lo general son falsos, teniendo en cuenta los altos intereses que se aplican.

Recuerda que hace unos años que el Tribunal Supremo declaró varias de sus características como usurarias y, por eso, es posible hacer reclamaciones que te permitan anular un contrato o recuperar el dinero que pagaste por concepto de intereses.

Si estás buscando un abogado especializado que te ayude con el proceso, en Sin Comisiones contamos con los mejores en nuestro equipo.

Rellena el formulario y uno de ellos se comunicará contigo de manera gratuita para hacer un estudio de tu caso particular.

Requisitos para obtener una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving no necesitan muchos requisitos para contratarlas.

Los requisitos para adquirir una tarjeta revolving son mínimos. La mayoría de las empresas piden apenas algunos documentos para hacer este tipo de contratación, haciendo que sea más fácil adquirirla.

Por eso fue uno de los productos más adquiridos por personas que tienen acceso restringido en bancos tradicionales y, por tanto, a tarjetas de crédito convencionales.

Los requisitos más comunes son:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Vivir en España.
  • Contar con documento de identificación válido, sea DNI o NIE.
  • Certificar ingresos mensuales.
  • Ser titular de una cuenta bancaria.
  • Tener un número de teléfono.

Debes tener en cuenta que estos suelen variar dependiendo de la empresa con la que decidas adquirir la tarjeta.

Antecedentes judiciales de las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving no solo tuvieron mucha popularidad por la cantidad de personas que decidieron contratarlas, sino además por los miles de usuarios que reclamaron sus condiciones ante los juzgados.

La realidad es que por varios años estas tarjetas funcionaron sin ningún tipo de regulación por parte del gobierno.

Sin embargo, tras conocer diferentes casos, la justicia decidió poner sus ojos en ellas.

En 2015, un ciudadano se acercó a un juzgado para exponer su caso.

El usuario aseguró que llevaba más de un año pagando una cuota fija de una tarjeta revolving, sin embargo, la deuda no reducía.

Los jueces decidieron hacer un estudio de la situación y encontraron que los intereses superaban el 20%TAE y por eso la cuota del cliente alcanzaba a cubrir apenas los intereses y muy poco del capital.

Aunque las entidades responsables intentaron demostrar la legalidad de sus productos, el Tribunal Supremo emitió una sentencia en la que determinaba como usurario o abusivo varios de las situaciones bajo las que se contratan estas tarjetas.

Muchas empresas se vieron obligadas a devolver millonarias sumas de dinero a usuarios que pagaron intereses abusivos.

Esto hizo que algunas de ellas tuvieran que eliminar este producto o cambiaran las condiciones en las que lo ofrecían. Algunas incluso salieron del mercado.

Fueron varias las irregularidades encontradas en los contratos de tarjetas revolving y estas fueron expuestas en la sentencia, la cual le abrió las puertas a miles de personas para recuperar su dinero.

Si estás buscando un abogado que te ayude con tu reclamación llegaste al lugar correcto. En Sin Comisiones te ayudamos de manera gratuita.

Solo debes rellenar el formulario con tu información de contacto y uno de los miembros de nuestro equipo se comunicará contigo para estudiar tu caso particular.

Sabemos lo difícil que puede llegar a ser reclamar una tarjeta revolving, así como las miles de dudas que te pueden surgir. No te preocupes, te ofrecemos un servicio de asesoramiento 100% gratuito en el que estudiaremos las posibilidades de reclamar tu tarjeta por crédito usurario. Solicita información sin compromiso.

Intereses abusivos

La mayoría de las tarjetas revolving aplican intereses abusivos.

Una de las características de las tarjetas revolving tiene que ver con el alto porcentaje de interés que se les aplica.

Cuando el primer caso de reclamación llegó a los juzgados se hizo una comparación con productos similares ofrecidos por el Banco de España, encontrando una diferencia significativa en los intereses.

Además, con la ley de usura se pudo determinar que no solo eran abusivos, sino que también eran usurarios.

La sentencia del Supremo indica que todo interés que supere el 20%TAE está por fuera de la ley y, por tanto, puede ser objeto de reclamación.

Esto no solo permite la reclamación y los procesos de las tarjetas revolving, sino de otros productos como microcréditos y minipréstamos.

Falta de transparencia

La falta de transparencia fue una conducta recurrente en las entidades que ofrecen tarjetas revolving.

Muchos de los usuarios que han decidido reclamar por este producto manifiestan no saber cuáles eran los intereses que estaban pagando, incluso afirman haber sido víctimas de publicidad engañosa.

Esa fue otra de las características o aspectos que se investigaron en el primer proceso. Allí se encontró que se utilizaban prácticas en las que se entregaba información imprecisa o falsa al usuario para que contratara la tarjeta.

Cosas como cobros inesperados en los estados de cuenta, falta de firma del contrato o incluso letra demasiado pequeña fueron consideradas como abusivas y por tanto se convirtieron en objeto de reclamación.

Las tarjetas revolving se promocionan como una forma fácil y cómoda de comprar, sin embargo, omiten que tendrás que pagar un costo mucho más elevado por obtenerlas.

Las tarjetas revolving pueden llegar a ser una herramienta financiera útil, siempre que sepas utilizarla de la manera adecuada.

La recomendación siempre será que conozcas a fondo cada una de las condiciones que estás firmando en el contrato cuando decides adquirirla, así no te llevarás una sorpresa desagradable.

Sabemos lo difícil que puede llegar a ser reclamar una tarjeta revolving, así como las miles de dudas que te pueden surgir. No te preocupes, te ofrecemos un servicio de asesoramiento 100% gratuito en el que estudiaremos las posibilidades de reclamar tu tarjeta por crédito usurario. Solicita información sin compromiso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)