Saltar al contenido

Diferencia entre leasing y renting

diferencias renting leasing

Si necesitas hacer uso de un coche o inmueble durante un periodo superior a 12 meses, seguramente has oído hablar del leasing y el renting. Estos dos métodos te permiten disponer de diferentes tipos bienes durante meses o años, a cambio de una cuota mensual que hace las veces de canon de arrendamiento.

Mucho se dice sobre estos contratos, sin embargo, cada uno de ellos tiene sus características y condiciones, las cuales pueden llegar a ser muy diferentes entre sí. Si tienes una empresa o eres autónomo puedes recurrir a estos sistemas para hacer uso de autos, oficinas o mobiliario, entre otros.

Sabemos que estos son términos son un poco confusos y que en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos, no obstante, acá te explicaremos cuáles son las diferencias entre ellos. Recuerda que siempre es mejor estar informado antes de tomar una decisión, por eso lee atentamente y descubre cuál es la opción que más te conviene.

¿Qué es el leasing?

El leasing es una forma de financiación para empresas y autónomos. Por medio de este se puede hacer uso de un bien sin la obligación de comprarlo. Este método no funciona para particulares o personas naturales.

Los bienes, por lo general, son adquiridos por entidades financieras y puestos a disposición de quien los necesite a cambio de ciertas condiciones. En el leasing hay una opción de compra para cuando se finalice el contrato pactado.

Hay dos tipos de leasing:

  • Financiero: por medio del cual podrás adquirir el bien, tras terminar el contrato de arrendamiento estipulado por la entidad.
  • Operativo: es un tipo de contrato de arrendamiento que no permite en ningún caso la opción de compra.

Bienes a los que puedes acceder por medio de leasing

Existen varios tipos de bienes que pueden ser utilizados por empresas o autónomos por medio de contratos de leasing. Antes de iniciar con los trámites debes tener en cuenta cuáles son las condiciones que te ofrece la entidad y si estas están acorde con tus necesidades.

  • Inmuebles: dentro de los contratos de leasing podrás encontrar bienes inmuebles dentro de los cuales podrás adquirir oficinas, locales, bodegas y plantas industriales entre otros que tengan como fin una actividad económica.
  • Tecnología: también puedes hacer uso de equipos de tecnología como tabletas, ordenadores, equipos de impresión y software.
  • Vehículos: en esta categoría podrías adquirir o disponer de transporte tanto de carga como de pasajeros o de particulares.
  • Equipos productivos: para las empresas que requieren de equipos específicos, por medio del leasing pueden adquirir varios tipos de maquinaria industrial.
  • Vivienda: puedes acceder a bienes habitacionales que pueden ser nuevos, usados o sobre planos.

Conceptos dentro del leasing

Dentro de los contratos del leasing existen varios tipos de conceptos con los que deberás estar familiarizado antes de firmar. Es importante que tengas en cuenta todas las condiciones impuestas por la entidad, así tendrás claridad sobre la transacción, sus ventajas y desventajas.

El contrato es el documento donde quedará consignada toda la información que necesitas, por eso es tan importante que lo leas con detenimiento, ya que allí encontrarás pautas como fechas de cancelación, sanciones y cuotas. Ten en cuenta que en el leasing, lo más común es que cualquier mantenimiento que requiera el bien que está en uso sea asumido por el arrendatario.

  • Cuotas: casi siempre son fijas, sin embargo dependerá de la entidad que puedan ser variables con intereses. Por lo general son mensuales y deben pagarse en el plazo estipulado, de lo contrario acarrearán cargos por mora.
  • Valor residual: se refiere al valor que tendrá el bien una vez haya terminado el contrato de arrendamiento. Entre más elevado sea este la depreciación es menor.
  • Garantía: por lo general, la entidad utiliza como garantía el bien que estará en uso durante el contrato, no obstante, es posible que se exijan fiadores o fianzas para acceder a el leasing.

¿Qué es el renting?

El renting es un alquiler a largo plazo de un bien mueble. A diferencia del leasing, este contrato no incluye ningún bien inmueble y no tiene ningún tipo de opción de compra. Además, está habilitado tanto para particulares como para empresas.

Este tipo de contratos son realizados, en su mayoría, por empresas de transportes o de alquiler de vehículos. Por lo general se arriendan los bienes por un periodo mínimo de 12 meses y hasta por cinco años o más.

Una de las principales ventajas de este tipo de trámite es que el usuario no tendrá que hacerse cargo de algunos de los requisitos que implica tener vehículo propio, como lo es el pago de impuestos, gastos y tareas de mantenimiento.

Características del renting

La principal característica del renting es que está disponible para cualquier persona, sea jurídica, natural o autónomo. Además, nunca se tendrá la opción de compra, ya que se trata netamente del alquiler a largo plazo.

También debes tener en cuenta que cuando haces uso de un bien por medio de renting la empresa se hará cargo del mantenimiento que este requiera, pero tú tendrás que acogerte a las condiciones dispuestas en el contrato, como lo es un número de kilometraje específico por mes o año de un vehículo.

Principales diferencias entre leasing y renting

A pesar de que el leasing y el renting tienen algunas similitudes, las diferencias entre estos dos tipos de contratos son bastante claras. Por eso es importante que antes de tomar una decisión te informes de la manera adecuada y escojas la que más se ajuste a tus necesidades.

Te nombraremos las principales diferencias:

  • En el leasing tendrás opción de compra y en renting no. Como explicamos anteriormente, hay un tipo de leasing que te permite decidir si quieres pagar el valor residual del bien y adquirirlo, lo cual nunca será una opción en el renting.
  • El leasing es solo para empresas y autónomos. El leasing exige que el bien sea utilizado para una actividad económica, por lo tanto este tipo de contrato no lo puede hacer un particular. Por su parte, el renting está abierto a cualquier tipo de público.
  • El renting es solo para muebles. Si lo que necesitas es un inmueble como locales, bodegas u otros debes acudir al leasing, ya que este tiene a disposición varios tipos de bienes. El renting, por el contrario, solo se utiliza para vehículos y maquinarias industriales, es decir solo bienes muebles.
  • Características del contrato. Aunque las condiciones del contrato varían según la entidad, por lo general el leasing no incluye ningún tipo de mantenimiento del bien, mientras que el renting asegura algunos de los requerimientos que puede tener el coche durante la utilización.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)