Saltar al contenido

Reunificar Deudas estando en ASNEF ¿es posible?

reunificar deudas estando en asnef

Cuando hemos entrado en un estado de insolvencia es fácil sentirnos agobiados, sobre todo si el impago nos ha hecho formar parte de la lista de morosidad de la ASNEF. Por mucho tiempo se ha hablado de este fichero de morosos como un agujero negro del que es imposible salir.

Si bien se trata de una situación preocupante, la verdad es que existen múltiples alternativas financieras que ofrecen a los deudores la posibilidad de afrontar sus compromisos sin perder su patrimonio. Una opción que resulta bastante eficiente es la reunificación de deudas. Pero, ¿es ésta una opción viable para inscritos en la ASNEF?

En este artículo nos dedicaremos a responder ésta y otras interrogantes relacionadas a la reunificación de deudas con impago.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué es ASNEF?

Las siglas ASNEF hacen referencia a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, la cual se encarga de recoger y gestionar una base de datos en la que se recopilan los datos de personas (naturales o jurídicas) que han incurrido en impago de sus deudas o créditos.

Dicha base de datos, conocida popularmente como “fichero ASNEF” o simplemente “lista de morosos” es gestionada por Equifax, una segunda empresa que brinda servicios relacionados a la información de solvencia de los consumidores. De manera que lo mismo es hablar del fichero ASNEF y la lista Equifax.

¿Quiénes registran impagos en ASNEF?

No cualquier persona puede solicitar se registre a su deudor insolvente, para incluir a un moroso en la base de datos de ASNEF es necesario ser miembro de esta asociación. Es decir:

  • Bancos.
  • Cajas de ahorro.
  • Entidades financieras de consumo.
  • Aseguradoras.
  • Empresas de telecomunicaciones.
  • Empresas proveedoras de electricidad o gas.

Para saber si tus acreedores forman parte de ASNEF, puedes acceder a su lista de miembros. Solo las personas que se encuentren insolventes con respecto a un miembro de esta asociación pueden llegar a ser incluidas en el fichero. De lo contrario, si no tienes deudas con un miembro, tus datos no serán incluidos en esta lista de morosidad.

¿Qué pasa si eres incluido en la base de datos ASNEF?

La información contenida en la base de datos de ASNEF es compartida con todos los miembros de la asociación. De manera que si te encuentras moroso con uno de los miembros, cualquiera de los demás miembros (bancos, entidades financieras, aseguradoras, etc.) podrá verificar el estado de tu deuda, y por ende, se te fichará como persona no apta para contratar nuevos créditos o cualquier tipo de financiación.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Cuando hablamos de reunificación de deudas, nos referimos a una operación financiera a la que pueden optar personas que cuenten con múltiples deudas de distinta naturaleza. Esta operación consiste en calcular la suma de los importes por pagar de todas sus deudas pendientes, y solventarlas con un préstamo único que podrá luego pagar en cuotas más cómodas y por un plazo más largo.

La idea es que el beneficiado pueda hacer frente a sus deudas a corto plazo, es decir, que con la reunificación pueda pagar una sola cuota mensual de menor cuantía a cambio de aumentar el importe total a pagar a largo plazo, y por un lapso de tiempo mayor.

Algunas de las ventajas que ofrece la reunificación de deudas son:

  • Bajar el monto a pagar mensualmente.
  • Flexibilizar el plazo de amortización.
  • Intereses más bajos.
  • Simplificar los pagos en una sola cuota.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

La reunificación se logra por medio de un nuevo préstamo que será calculado en base a la totalidad de los importes por pagar de las deudas del cliente. Ese dinero será destinado exclusivamente a cancelar dichas deudas, y una vez que estas se encuentren liquidadas, el único crédito vigente será el de reunificación.

La razón por la que la reunificación puede resultar tan beneficiosa es porque, a pesar de que se incrementa el importe total a pagar (por la suma gastos notariales, intereses y de gestión) las cuotas mensuales son, en ocasiones, hasta un 50% más bajas que las que se venían pagando. De manera que, de acuerdo a los ingresos del interesado, terminan siendo mucho más cómodas de enfrentar.

¿Se puede solicitar la reunificación de deudas estando inscrito en ASNEF?

Ahora bien, la pregunta que nos ocupa en esta ocasión es ¿una vez inscrito en ASNEF, se es candidato para la reunificación de deudas? Y la respuesta es , estar inscrito en un fichero de morosidad no te impide acceder a la reunificación, siempre y cuando cumplas con ciertos requisitos.

No te vamos a decir que se trata de una tarea sencilla, porque la consecuencia principal de la inscripción en ASNEF es que sus miembros comienzan a verte como una persona que no es capaz de asumir sus deudas, y por lo tanto, pretender acceder a un nuevo financiamiento por parte de estas empresas (miembros de ASNEF) es casi imposible.

Recuerda que la reunificación consiste en la contratación de un nuevo crédito, y este no será concedido si el banco o la entidad financiera te consideran incapaz de pagarlo, pues los riesgos de no poder recuperar su dinero son más altos.

Eso sí, que no puedas solicitar nuevos préstamos a los miembros de ASNEF no significa que tampoco puedas solicitarlo a otras empresas que no sean miembro. Por fortuna, existen empresas privadas que sí ofrecen la reunificación a personas fichadas por impago.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Dónde solicitar la reunificación de deudas si estoy inscrito en ASNEF?

Ahora que ya sabes que sí es una opción la reunificación estando inscrito en ASNEF, debes estar preguntándote a qué entidad puedes solicitar este tipo de préstamo. Como hemos venido explicando, los bancos tradicionales y demás entidades miembros de ASNEF no son una opción. Así que para solicitar financiamiento por reunificación, deberás acudir a una entidad financiera de crédito.

Estas entidades se encargan de hacer una valoración de tus deudas y tu estado financiero general. Calculando tus ingresos y tu capacidad de endeudamiento para así determinar si puedes optar o no a la reunificación.

El riesgo que asume este tipo de entidades es bastante grande, tomando en cuenta que están concediendo un préstamo a una persona que ha demostrado no ser capaz de asumir sus compromisos previos. Es por esto que las condiciones y requisitos que se exigen suelen ser más severos que los de un préstamo normal.

Reunificar estando en ASNEF con o sin garantía hipotecaria

Como ya sabes, las entidades privadas que otorgan créditos de reunificación a personas en ASNEF, se arriesgan a que su capital no sea devuelto. Por lo tanto, la forma más idónea que tienen para garantizar el pago es con la constitución de una garantía hipotecaria sobre un inmueble de tu propiedad. Ahora bien, esto no quiere decir que solo con hipoteca se puede acceder a la reunificación, existe también la opción de reunificar sin hipoteca estando en ASNEF, pero las condiciones serán distintas.

Reunificar deudas con hipoteca

Se podría decir que la reunificación con hipoteca es la forma más común de proceder de las entidades privadas de crédito. Esto se debe a que la garantía hipotecaria ofrece a la empresa la seguridad de que, en caso de impago, podrá ejecutar el inmueble y recuperar la cuantía del dinero prestado.

La reunificación con hipoteca suele ser necesaria cuando se trata de deudas grandes. Consiste en inscribir en las escrituras de un inmueble de tu propiedad, un gravamen a favor de la entidad. De manera que si dejas de pagar el préstamo de reunificación, la empresa tendrá derecho a quedarse con tu inmueble. Esto supone un riesgo más grande para el deudor, pero también amplía las posibilidades de recibir el crédito.

Para solicitar este tipo de reunificación deberás ser propietario de un inmueble cuyo valor sea suficiente para cubrir el monto del dinero prestado. Este inmueble, además, deberá estar libre de gravámenes, es decir, no podrá estar hipotecado previamente.

Reunificar deudas sin hipoteca

Para quienes no cuentan con un inmueble de su propiedad, o no se sientan seguros de hipotecarlo, existe la alternativa de reunificar deudas sin hipoteca, incluso si se está inscrito en ASNEF. En este caso no será necesario que hipoteques tu casa, pero sí deberás cumplir con otros requisitos, entre los cuales están:

  • Demostrar que posees ingresos estables.
  • Que la suma de tus deudas no supere los 10.000 euros.
  • Poseer ahorros.

Asimismo, puede que se te solicite inscribir tu vehículo como garantía del préstamo. Todas las condiciones y requisitos dependerán de la entidad a la que acudas, encontrarás algunas con exigencias más duras que otras, así como también algunas ofrecen menores intereses. Es por esto que antes de decidir hacer la reunificación de tus deudas, debes investigar las diversas opciones que te ofrece el mercado.

Otras formas de acceder a la reunificación de deudas estando en ASNEF

Si no cuentas con un inmueble para hipotecar, bien sea porque no tienes uno, o porque el que tienes ya está hipotecado, deberás acceder a una reunificación sin hipoteca, pero cuando no concedes ninguna garantía a la entidad, tus posibilidades de acceder al crédito se ven disminuidas. Así como también se limitan en gran medida las cantidades que la entidad está dispuesta a prestarte.

Es por esto que puede que te convenga ofrecer otros tipos de garantías, de manera que no tengas que hipotecar tu casa, pero que sí puedas acceder al crédito con la cantidad que necesitas.

Entre estas alternativas se encuentra la vinculación de nómina y la constitución de un tercero como aval garante.

Reunificación de deudas con nómina

Una forma de aumentar tus posibilidades de acceder al crédito de reunificación, es incluyendo tu nómina. Para ello deberás demostrar que posees una nómina lo suficientemente grande para hacer frente a las cuotas mensuales.

Reunificación de deudas con aval

Seguimos dándote opciones para que logres ese préstamo de reunificación que necesitas. Si no cuentas con una propiedad ni una nómina grande, aún tienes oportunidad si constituyes a una tercera persona como aval.

Puedes hacerlo incluyendo su nómina y combinándola con la tuya, puede tratarse de tu pareja o un hijo.

Otra forma de constituir un aval es que esa tercera persona acepte ser tu fiador. En tal caso su patrimonio pasará a ser garantía de tus deudas.

Diferencias entre reunificar y refinanciar deudas

Muy frecuentemente los usuarios confunden los términos refinanciar y reunificar, sin embargo tienen diferencias importantes que es importante puntualizar, a saber:

La refinanciación consiste en sustituir las características de un crédito por otras que nos resulten más convenientes. Es decir, se traduce en una forma de renegociar con el banco o entidad a quien debes un crédito, para que se cambien las condiciones del crédito vigente. Esto, por lo general, se hace cambiando el plazo de amortización por uno más largo.

Ahora bien, como ya explicamos antes, la reunificación consiste en agrupar múltiples deudas en un solo préstamo. De manera que, la refinanciación aplica cuando sólo se tiene un crédito que no se puede pagar, mientras que la reunificación procede cuando son dos o más deudas de distinta naturaleza.

Gastos que deberás cubrir en la reunificación de deudas

El principal beneficio de la reunificación de deudas es que logras pactar cuotas más cómodas, a cambio, deberás enfrentar plazos de amortización más largos y asumir una serie de gastos que incluyen:

Comisiones de apertura: la mayoría de las entidades de crédito cobran comisiones por la apertura del nuevo crédito, con esto cubren gastos administrativos.

Comisiones por pago anticipado: debes tener en cuenta que algunos de los créditos que cancelarás con la reunificación cobrarán comisiones por haber pagado antes del plazo pactado.

Gastos registrales y notariales: si constituyes una hipoteca para garantizar el préstamo de reunificación, deberás correr con los gastos que implica la inscripción de la garantía en las escrituras del inmueble.

Gastos de gestión: la entidad podrá cobrar también una comisión por la gestión, asesoría y renegociación que llevará a cabo con tus acreedores.

Documentos que deberás consignar para solicitar la reunificación con ASNEF

Los recaudos a presentar siempre van a depender de la entidad a la que acudas, sin embargo, entre los más comunes se encuentran:

  • Tu DNI.
  • Tu declaración de IRPF o Renta.
  • Un extracto de tus estados bancarios.
  • El título del inmueble a hipotecar (de ser el caso).

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)