Google search console Saltar al contenido

Vivienda Habitual en la Ley de Segunda Oportunidad

vivienda habitual

La ley de segunda oportunidad trajo consigo la posibilidad de empezar de nuevo libre de deudas, como lo llaman en Estados Unidos (de donde se inspiró esta ley) tener un “fresh start”. Sin embargo, el perdón de todas tus deudas no viene sin costo alguno. Es necesario desprenderse de todo el patrimonio que se tenga disponible, esto incluye tu coche, tu casa y hasta el tv de plasma para ver el futbol.

Existe mucha desinformación respecto a la Ley de Segunda Oportunidad. Quienes van a acogerse a este proceso deben saber que es posible perder la vivienda. Ahora, esto no implica que sea imposible rescatar tu vivienda habitual del concurso de acreedores.

En este artículo hablaremos sobre la vivienda habitual en la Ley de Segunda Oportunidad, explicando qué requisitos se deben cumplir si quieres mantenerla.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad

La ley de segunda oportunidad es una herramienta jurídica creada con la finalidad de reducir la carga financiera de los deudores sin menoscabar los derechos de los acreedores. Así, las personas pueden sobreponerse rápidamente de una mala racha pudiendo empezar de nuevo libre de deudas.

Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad puedes librarte de todas tus deudas, eso es cierto, pero lo que la mayoría de la gente no te dice es que para ello debe liquidar el 100% de tu patrimonio activo. Lo que se busca es cancelar de una sola vez todas las deudas pendientes, y si luego de liquidar todo tu patrimonio aún quedasen deudas estas podrían ser exoneradas. Saldar todas tus deudas hoy y poder ser exonerado o cancelarlas en el futuro sin riesgo de embargos y posibles ejecuciones.

Una vez que se liquida el patrimonio se va a un proceso extrajudicial donde se intenta conseguir algún beneficio. La mayoría de las veces este proceso extrajudicial falla ya que es difícil que el acreedor quiera aceptar nuevos términos de pago de parte de alguien que se encuentra en una situación financiera difícil.

Pasada la etapa de la negociación extrajudicial, se entra a la etapa del concurso de acreedores, donde estos básicamente tutelados por un juez toman lo que les corresponde. Finalizada en esta etapa donde se puede optar al Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Una vez que termina el concurso de acreedores, si cumplimos con los requisitos podemos ser exonerados de nuestras deudas. Es importante aclarar que la Ley de Segunda Oportunidad no te va a liberar de deudas aleatoriamente o de forma arbitraria. Habrá que pagar tanto como se tenga disponible.

¿Qué es el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho?

El Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho es un mecanismo ideado con la Ley de Segunda Oportunidad y la Ley Concursal. Mediante este una persona natural deudor puede verse exonerado de la mayor parte de la deuda restante. El beneficio se podrá otorgar siempre y cuando el deudor haya liquidado a cabalidad su patrimonio a favor de los acreedores.

El beneficio se debe solicitar por el deudor expresamente ante el juez, no es un proceso que se da de forma tácita. El beneficio solo será otorgado a deudores de buena fe. Para demostrar que la deuda ha sido adquirida de buena fe es necesario:

  • No ser un beneficiario del procedimiento de Ley de Segunda oportunidad en los últimos 10 años.
  • Estar libre de condenas en al menos los últimos 10 años de delitos como de falsedad de documentos, contra el patrimonio, la hacienda pública, la seguridad social o los derechos de los trabajadores.
  • No haber rechazado ofertas de empleo conforme a sus capacidades durante los últimos 4 años.
  • Haber agotado la vía extrajudicial mediante negociación con los acreedores.

Requisitos para optar al Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho

Para ser concedido el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho se precisan los siguientes requisitos:

  • Que el deudor sea una persona física, empresario, autónomo o consumidor.
  • Que el concurso ya haya finalizado, sea por liquidación de la masa activa o por insuficiencia de la masa activa.
  • Que el deudor haya actuado de buena fe.

Fases en la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad

Acuerdo Extrajudicial de Pagos

El procedimiento de la Ley de segunda oportunidad inicia con la negociación de un Acuerdo Extrajudicial de Pagos, por medio del Registro Mercantil en caso de ser empresario, o Notaría si es particular. Este debe ser solicitado por el propio deudor. En esta etapa se negocia buscando conseguir quitas y/o esperas. Este proceso durará como máximo 3 meses para los empresarios y 2 meses para los particulares.

Por otra parte, durante la fase de Acuerdo Extrajudicial de Pago no se pueden iniciar ejecuciones judiciales. En caso que se hubiese iniciado una ejecución esa se paralizarán. De igual forma, el deudor tendrá la oportunidad de cancelar embargos (recordemos esto para más adelante).

Para conseguir la aprobación del acuerdo extrajudicial de pagos siendo vinculante para todos los acreedores (salvo los a creedores hipotecarios) se debe contar con ciertos requisitos. Estos son la aprobación de 75% de los pasivos si incluye esperas superiores a los 5 años y quitas superiores al 25%. En caso de que las quitas y esperas fuesen inferiores al 25% y 5 años entonces se necesitará con la aprobación de solo el 60%.

Concurso Consecutivo

Si no se consigue la aprobación del Acuerdo Extrajudicial de Pago, se inicia la segunda fase de la Ley de Segunda Oportunidad, el concurso consecutivo de acreedores. Durante esta fase es el juez quien se encargará de liquidar el patrimonio del deudor. Es en esta fase donde el deudor debe solicitar el Beneficio de Exoneración de Pasivo Insatisfecho en caso de cumplir con los requisitos.

Este proceso culminará con cualquiera de los supuestos del Artículo 176 de la Ley Concursal.

¿Qué ordena la Ley de Concursal respecto de la vivienda?

En la Ley Concursal se ha omitido regular la vivienda habitual del deudor. No obstante, esta si regula que hacer respecto a los créditos hipotecarios gravados sobre esta. De forma que no hay tal regulación de la vivienda habitual de las personas naturales que solicitan la segunda oportunidad.

Sin embargo, la Ley Concursal si menciona que para optar a la segunda oportunidad se debe atravesar por distintas fases. Si la de acuerdo extrajudicial de pago acabase sin ningún convenio se debe ir al concurso por lo que el patrimonio del deudor debe ser concursado y esto incluye la vivienda habitual.

Se debe liquidar el patrimonio (la vivienda es parte del patrimonio)

Es decir que se debe liquidar todo el patrimonio para que este sea concursado. Podemos ver que el artículo 176.1.3 claramente indica que:

“Artículo 176 Causas de conclusión

1. Procederá la conclusión del concurso y el archivo de las actuaciones en los siguientes casos:

3.º En cualquier estado del procedimiento, cuando se compruebe la insuficiencia de la masa activa para satisfacer los créditos contra la masa.”

El concurso debe finalizar para gozar del BEPI

Esto quiere decir que mientras haya bienes el concurso continúa y si hay una vivienda hay un bien. La finalidad del concurso es liquidar totalmente para que el administrador con el visto bueno del juez de a cada quien lo que le corresponde. Anteriormente mencionamos que uno de los requisitos para que el deudor pueda obtener el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho es necesario que el concurso haya finalizado.

Así lo expresa el artículo 178 bis:

Artículo 178 bis. Beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho

  1. El deudor persona natural podrá obtener el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho en los términos establecidos en este artículo, una vez concluido el concurso por liquidación o por insuficiencia de la masa activa.

Puede sonar bastante duro, pero la Ley de Concursal es bastante clara cuando nos indica que debemos liquidar todo nuestro patrimonio. Esto es un requisito sin el cual no se puede optar a la segunda oportunidad.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Se puede mantener la vivienda habitual aplicando la Ley de Segunda Oportunidad?

Cómo vimos, la Ley es bastante clara respecto al patrimonio del deudor de cara al concurso de acreedores. Sin embargo, gracias algunas jurisprudencias se han conseguido opciones para mantener la vivienda habitual en la Ley de Segunda Oportunidad.

Esto va a depender de principalmente de tres factores, el valor de la vivienda, la deuda hipotecaria restante y por supuesto que esta sea la residencia del deudor. El fin de esta ley es ayudar a las personas a salir de sus deudas para gozar de un mejor futuro financiero, pero perder la vivienda puede ir en contra de ese propósito, es por ello que los tribunales han conseguido una solución.

Exclusión de la vivienda habitual del activo del concurso

Así como mencionamos arriba, es posible recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad y aun así conservar nuestra vivienda. Pero, siempre que se logre excluir a la vivienda del listado de activos, lo que no es tarea fácil.

Como mencionamos más arriba, posterior al frustrado de acuerdo extrajudicial de pago, vamos a la fase de concurso. Aquí el administrador concursal debe hacer una lista de todos nuestros bienes, lo que se conoce como el listado de activos. Aquí es donde se genera la controversial pregunta si la vivienda habitual debe ser incluida en la lista definitiva de activos. De ser incluida la vivienda sería liquidada en conformidad con el plan de liquidación del concurso.

Por lo tanto, si se desea conservar la vivienda con la Ley de Segunda Oportunidad la meta será evitar que esta entre en el listado de activos y por tanto deba ser vendida (liquidada).

Requisitos para la exclusión de la vivienda en el listado de activos

Para poder excluir la vivienda habitual del listado de activos es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

Que el valor del inmueble hipotecado sea igual o superior que el importe restante por amortizar

Es necesario que para que la vivienda sea excluida del listado del concurso su venta no beneficie a nadie. Pero si el valor del inmueble supera el valor del restante crédito hipotecario esta será vendida. No tendría sentido conservar un inmueble que fácilmente podría ser vendido para cancelar la hipoteca y con el restante pagar la deuda a los acreedores.

Ilustrémoslo de la siguiente forma: Juan esta en la fase del concurso consecutivo y sus bienes están siendo examinados para entrar en el listado de activos. Si su vivienda es tasada por la cantidad de 100.000€ y el importe restante para cancelar el crédito hipotecario es de 103.000€ no tendría sentido liquidar la vivienda.

Si se liquidase la vivienda sería contraproducente, el banco se quedaría sin cobrar su crédito, con una casa (algo que no es exactamente fácil vender) y aún así no habría todavía nada que aportarles a los acreedores (sin mencionar que el pobre Juan se quedaría en la calle). Sería antieconómico y no le produce bien a nadie, es por este tipo de caso que las viviendas se pueden excluir del listado.

En caso contrario, es decir que el valor de la casa superase el importe restante de la hipoteca, si se incluiría la vivienda en el listado. Digamos que cerca de la casa de Juan construyeron hospitales, colegios y centros comerciales. El valor de la casa aumentó a 150.000€, en este caso el banco podrías recuperar íntegramente sus 103.000€ y restarían 47.000€ para repartir entre los acreedores.

Que el crédito hipotecario se encuentre al día

No basta con que el valor de la casa haga que no sea rentable su inclusión al listado de activos, es necesario que los plazos de pago se encuentren a día. El pago de la deuda de la hipoteca debe estar al día el futuro cumplimiento de este debe ser previsible.

Esto no siempre es una posibilidad para quienes se encuentran profundamente endeudados. No tendría sentido permitir que una persona se quede con una casa que no puede pagar (o que se había dejado de pagar).

Sabemos que, durante la fase previa al concurso de acreedores, es decir, el Acuerdo Extrajudicial de Pago, tanto las ejecuciones judiciales como los embargos se paralizan. Esta es una excelente oportunidad para ponerse al día con los giros de la vivienda. Si se entra a la siguiente fase con plazos vencidos sobre la hipoteca no se podrá conservar la vivienda. Es por ello que recomendamos tratar de siempre mantener al día los giros de la hipoteca.

El Juez toma la decisión final

Incluso si el administrador concursal y el abogado entienden la situación y ven que es favorable excluir la vivienda principal del listado de activos, es el juez quien tiene la última palabra. El juez es el director de todo el proceso, él se encargará de evaluar las normas (que hemos citado arriba) decidiendo si se liquidará o no la vivienda.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)