Saltar al contenido

¿Cómo podemos evitar endeudarnos? Consejos para no recurrir nunca a dinero prestado

consejos para evitar endeudarse

Aunque parezca imposible, podemos vivir sin tener que pedir dinero a los bancos. ¿Quieres saber cómo puedes evitar endeudarte? ¿Y los mejores consejos para no recurrir nunca a dinero prestado? Te lo contamos todo en nuestro artículo del blog.

Por supuesto, hay excepciones. Comprar una casa o montar un negocio implica tener una gran suma de dinero que difícilmente podremos ahorrar. 

Pero cuando hablamos de deudas de consumo, la cosa cambia. Estas deudas son las que asumimos cuando queremos comprar objetos de consumo, como teléfonos móviles, televisiones, un coche o nos disponemos a pagar un viaje. Este tipo de préstamos pierden rápidamente su valor y conllevan un gran riesgo. 

Entonces, ¿qué puedes hacer para dejar de pedir dinero y empezar a vivir mejor? 

Por eso, antes de solicitar un préstamo, te recomendamos que te pares a pensar en estos tres puntos. 

1. Pedir dinero es motivo de sufrimiento

Piensa en toda la gente que te rodea y que ha pedido un préstamo. Viven endeudados, hipotecados, para conseguir pagar cosas que quizá ni siquiera están usando ya. Un teléfono móvil puede pagarse en cuotas de 24 meses, y quizá el primer año ya haya dejado de funcionar. 

2. No vale la pena

Esto nos lleva al siguiente punto. ¿Realmente vale la pena endeudarse para conseguir aquello que quieres? Sabemos lo difícil que puede ser resistirse ante un objeto que nos han vendido como necesario. Pero, ¿es verdad que lo necesitas? 

Antes de endeudarse para pagar un viaje, comprar una televisión o cambiar de coche, piensa si realmente necesitas hacerlo. Un truco que puede ayudarte a reflexionar es el de los 30 días. Cuando tengas ganas de comprar algo, no vayas corriendo a pedir dinero. Apuntalo en algún lugar visible y déjalo ahí durante 30 días. A lo largo de ese mes, dedícate a reflexionar si realmente tu vida es tan mala sin ese objeto. Porque seguramente su vida será más complicada si te endeudas para conseguirlo. 

3. No lo necesitas

Sí, has oído bien. No necesitas endeudarte para conseguir lo que quieres. Aunque haya toda una maquinaria de marketing y publicidad funcionando para convencerte de que así es, no es cierto. Puedes comprar las cosas que quieres con tu dinero, ahorrando. 

6 consejos para acabar con tus deudas

Pero, ¿qué puedes hacer para salir de tus deudas si ya has cometido el error de pedir dinero? No estás solo en esto. Vamos a darte 6 consejos que te ayudarán a acabar con tus deudas. 

1. No tomes una deuda para pagar otra

Aunque pueda parecer la solución, rara vez lo es. Es cierto que si consigues cambiar de un interés del 30% a uno del 15%, el movimiento puede ser interesante. Pero pagar una deuda asumiendo otra no suele ser buena idea. La razón es sencilla, el banco con el que vas a negociar un nuevo préstamo conoce tu situación financiera, y es poco probable que te ofrezca mejores condiciones. 

2. No pongas por encima de tu familia pagar tus deudas

Las necesidades de tu familia deben ser, siempre, tu prioridad. El banco al que le debes dinero no va a pagar su educación, su alimentación ni a cubrir sus necesidades básicas. Es decir, tu dinero debe ir siempre primero a cubrir las necesidades de tu familia. Y esto también implica no tocar el fondo de emergencia. Este dinero debe reservarse siempre para casos de emergencia, y pagar a tus acreedores no lo es. 

3. Crea un plan para pagar tus deudas

Para conseguir pagar tus deudas de forma efectiva debes hacerlo siguiendo un plan.

las deudas deberían ordenarse en orden de prioridad, poniendo por delante aquellas que tienen pagos atrasados, generan mayores intereses o están más cerca de quedar pagadas por completo. 

4. Deja de usar la tarjeta de crédito

Cuando ya estamos en una espiral de deudas, es habitual que sigamos usando la tarjeta de crédito para conseguir nuevos objetos de consumo. Antes de hacerlo, detente y piensa en los puntos que hemos repasado en este video. Y si no eres capaz de hacerlo, corta tu tarjeta de crédito o, al menos, déjala en casa. Debes dejar de generar deudas si quieres salir de esta situación. 

5. No pospongas tus pagos para más tarde

Es una situación recurrente de muchos deudores posponer sus pagos si no tienen suficiente dinero para pagar una cuota completa. Por ejemplo, si la cuota es de 100 euros y solo tienes 50 en tu cuenta, puedes pensar que es mejor dejar el mes en impago y cancelar todo al mes siguiente. Pero, seamos sinceros, si no tenías 100 euros para pagar este mes, ¿podrás tener 200 más intereses el mes que viene? 

6. Crea un presupuesto para controlar tus gastos

Por último, para conseguir pagar tus deudas con éxito, te recomendamos que crees un presupuesto realista para controlar tus gastos. Si no controlas tus finanzas, es imposible que consigas salir de la espiral de las deudas. 

Nuestro consejo es que crees una tabla en la que puedas controlar los gastos previstos de las distintas áreas de tu vida, como tu casa, la alimentación de tu familia, la vestimenta o la educación, en la que incluyas también una parte del presupuesto destinado a pagar tus deudas. De esta forma te será más sencillo no atrasarte en los pagos sin descuidar ningún área de tu vida personal. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Ana Vicente
Sígueme