Saltar al contenido

¿Cuándo acaba el plazo para cambiar de pesetas a Euros en el Banco de España?

Este convulso 2020 el Euro cumple 18 en circulación, y una de las consecuencias es que el próximo 31 de diciembre acaba el plazo para cambiar pesetas. Si hacemos memoria, tuvimos dos meses de convivencia entre divisas, pero ya en 2001 pudimos cambiar pesetas por euros y así estar preparados para la llegada de la nueva divisa. De hecho, la mayoría de pesetas ya se han cambiado, pero todavía hay 1,6 millones de euros en pesetas pendientes del canje, y su valor es escaso.

El Banco de España cambia todas las monedas y billetes de euro por su valor facial, es decir nos darán 1 euro cada 166,386 pesetas, sin tener en cuenta el hipotético valor numismático de las monedas y billetes. Este era el valor de cambio oficial cuando apareció la divisa comunitaria, y a lo largo de estos 18 años se ha mantenido. Desde el Banco de España nos invitan a cambiar antes de que acabe el año las pesetas que podamos tener, puesto que a partir 2021 ya no podremos cambiar las pesetas por ese valor, y a diferencia de lo que muchos puedan pensar estas monedas no se revalorizarán.

Cómo cambiar pesetas a euros

Hasta que llegó el coronavirus, bastaba con acudir con nuestras pesetas al Banco de España o a sus sucursales para cambiarlas por euros. Sin embargo, la situación ha cambiado ligeramente en los últimos meses, y ahora hay que pedir cita previa para canjear pesetas por euros. Podemos solicitar esta cita previa en el teléfono 913 385 000 de 8:00 a 17:00 -horario peninsular- o a través del formulario que aparece en la página web del Banco de España.

Además de los servicios centrales de Madrid, el Banco de España cuenta con delegaciones en otras 14 ciudades: A Coruña, Alicante, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, València, Valladolid y Zaragoza. En todas estas ciudades, nos ofrecerán cita previa para acudir de 9:30 a 14:00 a cambiar nuestras pesetas.

Para realizar el canje, basta con acudir con tus pesetas al Banco de España o sus sucursales en el horario indicado. Basta con llevar el DNI, pasaporte o permiso de residencia, obligatorio para cambiar pesetas por valor de 1.000 euros o más aunque también nos pueden solicitar identificarnos si la operación es inferior a esa cantidad. Cualquier persona física o jurídica puede realizar esta operación.

Qué pesetas se pueden canjear por euros

Aunque las pesetas empezaron a circular en 1869, hay que tener en cuenta la fecha en que se acuñó cada billete o moneda. Únicamente se pueden cambiar por euros los billetes posteriores a 1939. Hay una excepción, los billetes de peseta con fecha de emisión entre 1936 y 1939, pero deben superar el análisis de los expertos del Banco de España. El último cambio de billetes se produjo en 1992, cuando se empezaron a emitir los billetes de 1.000, 2.000, 5.000 y 10.000 pesetas.

Por su parte, podemos cambiar todas las monedas en circulación en enero de 2002: 1, 5, 10, 25, 50, 100, 200 y 500 pesetas, además de las monedas de 2.000 pesetas. A estas monedas se suman las monedas de colección, conmemorativas y especiales. Se trata de monedas de curso legal pero no destinadas a la circulación -no se puede pagar con ellas-; aún así, se pueden canjear por euros tras el correspondiente análisis de los expertos del Banco de España.

Coleccionistas de pesetas

Cuando el Euro empezó a circular en 2002, había pesetas por valor de 48.750 millones de euros. Todavía quedan por canjear el 3%, y desde el Banco de España apuntan a tres razones: los coleccionistas, la pérdida y el deterioro. A estas causas habría que añadir las pesetas que abandonaron España. En el caso de los coleccionistas, los expertos en numismática coinciden en que el valor de las pesetas como objeto de colección es prácticamente nulo, más allá de que queramos guardarlas como recuerdo.

Podríamos pensar que estas monedas ganarán valor con el paso de los años, pero nada más lejos de la realidad. No se espera que las pesetas se revaloricen a corto, medio o largo plazo así que no tiene sentido especular con ello. Lo más efectivo es acudir a cambiarlas antes del 31 de diciembre. Para que una moneda tenga valor para los coleccionistas debe ser rara, escasa y tener demanda, sin olvidar la conservación. Cuatro condiciones que las pesetas no cumplen.

De hecho, los expertos apuntan que las monedas más valoradas son las anteriores a la peseta, con gran demanda en América debido al pasado colonial español. Las pesetas que tenemos en casa ni son extrañas ni están bien conservadas, puesto que han circulado y han cambiado constantemente de mano. La única excepción serían las pesetas muy antiguas, aquellas que tienen errores de impresión o corresponden a series conmemorativas, monedas con valor para los coleccionistas pero que no corresponden a las que podemos tener guardadas en casa.

En estos 18 años desde que apareció el Euro, han aparecido con cierta frecuencia noticias en medios de comunicación hablando de la posibilidad de canjear las pesetas que todavía tenemos en casa por un valor muy superior al real y al que tienen según el Banco de España.

Los expertos afirman que es algo completamente falso, y agregan que la numismática es una mala inversión. Únicamente tiene sentido si nos la tomamos como afición, y solo en caso de vender las monedas y si estas se han conservado correctamente podríamos obtener algún beneficio, aunque es algo muy difícil.

Por eso, antes de que acabe el año deberíamos acudir al Banco de España con las pesetas que nos queden por casa y cambiarlas por euros.

Es la mejor forma de cambiarlas por su valor real, puesto que a partir del 1 de enero de 2021 su valor caerá todavía más y ya no tendremos la opción de canjearlas a razón de 1 euro cada 166,386 pesetas. Siempre podemos guardar alguna peseta para el recuerdo, pero no más de eso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)