Saltar al contenido

Aprende Cómo Solucionar Deudas Bancarias Con Estos Sencillos Consejos

solucionar deudas bancarias

La acumulación de deudas puede deberse a diversos factores, entre ellos el principal es la ignorancia financiera. Esto nos lleva a endeudarnos en exceso y luego, a no saber cómo salir de deudas. Es por esto que, resulta esencial conocer hasta qué punto es recomendable endeudarse, y habiendo sobrepasado este límite, qué opciones tenemos para llegar a la solvencia.

En este artículo te explicaremos cómo prevenir el endeudamiento excesivo así como también, aprenderás a distinguir cuándo las deudas comienzan a ser un problema. Y por último, te ayudaremos a determinar la solución que más se adapte a tus necesidades.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Cómo saber si me he endeudado en exceso?

Antes de aprender a solucionar tus deudas, debes aprender a distinguir cuándo tu nivel de endeudamiento empieza a salirse de control. Para ello, te recomendamos estar atento a las siguientes señales de que te has endeudado más de lo que puedes manejar:

  1. Al final del mes siempre terminas con menos dinero que el mes anterior.
  2. Ignoras cuál es el total de tus deudas por pagar.
  3. Necesitas usar las tarjetas de crédito para satisfacer tus necesidades básicas.
  4. Careces de un fondo de ahorros para emergencias.
  5. Has empezado a recibir notificaciones de acreedores.

¿Cómo evitar endeudarse en exceso?

Es conocida una regla general de que solo debemos endeudarnos dentro de un límite del 35% de nuestros ingresos netos. Sin embargo, hablar de porcentajes es difícil puesto que esto siempre va a depender de cuánto ganamos.

Una forma sencilla de evitar endeudarnos en exceso es hacernos las siguientes preguntas cada vez que estés a punto de adquirir una nueva deuda:

  1. ¿Seré realmente de devolver el capital prestado más sus intereses?
  2. ¿Podré pagar lo prestado sin sacrificar mis gastos básicos?
  3. ¿Seré capaz de mantener un fondo de ahorros mientras pago mi deuda?

Si la respuesta a una de estas preguntas resulta negativa, lo mejor será no adquirir la deuda.

Los errores más comunes entre deudores

El endeudamiento es cada vez más común y, aunque es más frecuente en personas jóvenes, la verdad es que todos somos vulnerables al endeudamiento excesivo. Para manejar eficientemente tus deudas no alcanza con aprender a solventarlas, sino que también hace falta saber qué lo causa, de esta manera podrás evitar volver a caer en esta situación.

Es por esto que a continuación te mostramos cuáles son los errores más comunes que llevan al endeudamiento excesivo, a saber:

Falta de educación financiera

La principal causa del endeudamiento excesivo, y de la que derivan todas las demás, es nada menos que una educación financiera deficiente o inexistente. En la escuela solemos aprender de todo, menos de finanzas personales. De hecho hay personas que saben manejar mejor las finanzas de la empresa para la que trabajan, que las propias.

La falta de conocimientos básicos sobre finanzas nos lleva a tomar decisiones basadas en la ignorancia. Además, nos hace más vulnerables al consumo excesivo y a la contratación de productos financieros poco beneficiosos.

Carencia de objetivos

Otro error común entre deudores es la falta de objetivos financieros. Tener un plan a corto, mediano y largo plazo es esencial para tener tus finanzas en orden. Tener objetivos claros no solo te permitirá alejarte de las deudas sino que además te permitirá crecer económicamente.

Es necesario conocer bien los recursos con los que cuentas y tus propias limitaciones, y en base a esto, definir qué puedes y quieres lograr en un lapso determinado. Así evitarás asumir deudas que no puedes afrontar.

Cultura del consumismo

El término consumismo no es particularmente nuevo, sin embargo ha cobrado mayor fuerza conforme avanza el alcance del marketing y la industrialización productiva. Fabricar con mayor facilidad, producir a costes más bajos y la consecuente disminución de precios aumenta el fácil acceso a bienes y servicios que no necesariamente requerimos.

El efecto psicológico y social que tiene la publicidad comercial sobre las personas, conlleva a una compra excesiva de productos y servicios, aun cuando no sabemos ni siquiera porqué los compramos. Esto hace que los individuos, en vez de ahorrar, gasten su dinero en cosas poco productivas. Esto, combinado con el fácil acceso al crédito, produce un endeudamiento excesivo.

Acceso fácil al crédito

Algo que debes entender lo más pronto posible es que tu deuda es el negocio de alguien más. Por ende, siempre aparecerán desde todas las direcciones atractivas e irresistibles ofertas de crédito. Es ahí cuando deberás ser capaz de mantenerte fiel a tus objetivos y rechazar créditos que, aunque parezcan fáciles y baratos de pagar, realmente no necesitas.

Desde tarjetas de crédito, hasta ofertas crediticias en tiendas por departamento, todos son créditos de fácil acceso que se usan como “carnadas” para captar clientes dispuestos a endeudarse y así pagar intereses que son para el acreedor la verdadera ganancia.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

Consejos para salir de deudas

Si a este punto te ha quedado claro que te has endeudado en exceso, es momento de tomar cartas en el asunto. Para hacerlo, es mejor tener un plan de acción y seguir los siguientes consejos:

  1. Empieza por aceptar que tienes un problema. Hacer la vista gorda frente a la acumulación excesiva de deudas solo hará que se acumulen más. Es por esto que el primer paso será dejar de evadir tus deudas y aceptar que de ahora en adelante tu objetivo será eliminarlas.
  2. Posteriormente deberás informarte sobre tus deudas. Revisa con detenimiento las características de cada préstamo, cuánto debes, cuánto pagas en intereses, cuánto resta de la deuda, a quién debes y cuál es el lapso de prescripción de cada una.
  3. Luego deberás calcular cuánto dinero necesitas para satisfacer tus necesidades básicas. En este cálculo deberás sumar lo que gastas en comida, transporte, vestimenta, medicinas, en fin, todo gasto indispensable para subsistir.
  4. Habiendo calculado cuáles son tus gastos fijos, deberás proceder a eliminar cualquier gasto innecesario. Evita comprar cosas que no necesitas y, por sobre todas las cosas, evita adquirir nuevas deudas.
  5. Ahora es momento de tomar acciones, para ello deberás trazar un plan de pago para tus deudas. Tener un plan estratégico permitirá tomar acciones deliberadas y evita la improvisación. De esta forma será más fácil avanzar y direccionar correctamente tus aportes.
  6. Cuando diseñes tu plan no olvides destinar una parte de tus ingresos a la formación de un fondo para emergencias. Aunque no te parezca necesario, la verdad es que las emergencias no avisan, aparecen cuando menos te lo imaginas y enfrentarlas es inevitable. Si no cuentas con el fondo para imprevistos te verás pidiendo dinero prestado o usando tus tarjetas de crédito hasta el máximo, y eso es precisamente lo que una persona endeudada debe evitar.
  7. El último paso será elegir el método a aplicar para salir de deudas. Se trata de un plan específico que puede consistir en diversas acciones. Elegir la adecuada va a depender de un profundo análisis de tu situación actual. Algunos de estos métodos son:
  • Método bola de nieve.
  • Refinanciación.
  • Reunificación.

Métodos para salir de deudas

Para hacer efectiva la salida de tus deudas bancarias, deberás elegir qué método se acopla más a tus necesidades. Para hacerte más fácil la elección explicaremos cada uno de los métodos para salir de deudas:

Método bola de nieve

Este es probablemente el método más sencillo para salir de tus deudas bancarias. Recomendamos el método bola de nieve como primer intento para salir de deudas, y si este no funciona, considerar la aplicación de otro plan.

La razón de su éxito es su sencillez. Se trata de pagar tus deudas sin ayuda de ningún tercero, solo con organización, compromiso y metas claras. Para ejecutarlo solo debes seguir los siguientes pasos:

  • Identifica cuáles son tus deudas y clasifícalas de acuerdo a su cuantía y fecha de vencimiento.
  • Suma prioridad a las cuentas por pagar que estén próximas a vencerse, estas serán las primeras en pagar.
  • Luego, las cuentas restantes deberán ser ordenadas de menor a mayor. Continuarás los siguientes meses pagando el mínimo aporte permitido a todas las deudas menos a la menor.
  • La deuda de menor cuantía es la que deberás eliminar, por lo que harás los mayores aportes a ésta. Recuerda que con esta deuda no se trata de pagar el mínimo sino de abonar tanto como puedas para ir, poco a poco, eliminándola.
  • Cuando hayas eliminado la cuenta más pequeña tendrás más liquidez mensual, porque sumarás lo que solías abonar a la deuda ya eliminada.
  • Pasarás a abonar a la que ahora será la deuda más pequeña. Habiendo pagado la anterior, deberás ser capaz de hacer aportes más grandes a esta segunda deuda, y por ende eliminarla en menos tiempo.
  • Conforme vayas eliminando más deudas, tu capacidad económica mensual aumentará, y así también se incrementarán los aportes que hagas a cada deuda. De esta forma, serás capaz de eliminar cada débito de menor a mayor, de forma organizada y planificada.

El método de bola de nieve es altamente efectivo, pero solo funciona si tienes los ingresos mensuales básicos para hacer los aportes planificados a las deudas. De manera que, si tu situación financiera no te permite hacer los aportes mínimos requeridos, deberás proceder a uno de los siguientes métodos para salir de deudas bancarias.

Refinanciación de deudas

La refinanciación consiste en acudir a tu acreedor bancario y negociar un cambio en las condiciones de tu crédito. La idea es comunicarle que estás dispuesto a pagar tu deuda pero que no cuentas con los recursos para pagarla en las condiciones actuales.

Lo que se busca en este caso es bajar la cuota mensual para que seas capaz de cubrirla. Esto generalmente se logra alargando el plazo de amortización. De esta forma, pagarás menos mensualmente pero tardarás más en eliminar la deuda.

La idea es aumentar tu liquidez mensual. Si pagas cuotas más bajas de tu crédito más importante, tendrás más dinero disponible al mes y podrás intentar una bola de nieve con tus deudas más pequeñas.

Reunificación de deudas

Si tienes múltiples deudas, una opción a la que puede recurrir es la reunificación. Este método consiste en calcular la suma total de tus deudas por pagar, y solicitar un crédito por reunificación. La cuantía de este crédito será igual a los abonos por pagar de tus deudas vigentes, pero será calculado con un plazo de amortización más largo, lo que permitirá pagarlo con cuotas mensuales mucho más cómodas que las actuales.

¿Son las reparadoras de crédito una buena opción?

Cualquiera de los métodos anteriores puede ser aplicado por ti mismo con determinación y planificación. Sin embargo, si no te sientes seguro haciendo por tu cuenta las negociaciones, puedes contratar una reparadora de crédito.

Estas son empresas que se encargan de negociar en nombre del deudor frente al acreedor bancario. Proponiendo un conjunto de posibles soluciones para que el deudor pueda pagar sus cuotas restantes y el acreedor, en consecuencia, pueda recuperar el capital prestado.

Mucho se ha hablado sobre la conveniencia o no de las reparadoras de crédito. Es por esto que antes de contratar una, debes conocer sus ventajas y desventajas. Así, podrás ponderar por tu propia cuenta si te conviene o no.

Ventajas de las reparadoras de crédito

  • Proporcionan asesoría profesional tanto financiera como jurídica.
  • Se adaptan al caso concreto de cada cliente.
  • Brindan atención personalizada.
  • Algunas pueden lograr descuentos de hasta el 50%.
  • Garantizan confidencialidad.
  • Conocen cómo aprovechar al máximo las cláusulas del contrato y las regulaciones legales a tu favor.

Desventajas de las reparadoras de crédito

  • El éxito de la reparadora siempre dependerá de si tu acreedor accede o no a negociar con la reparadora contratada.
  • Deberás pagar las comisiones por asesoría de la reparadora.

Cualquiera que sea el método que hayas elegido aplicar, debes tener siempre en cuenta que salir de deudas sólo dependerá de tomar las acciones correctas y oportunas, combinadas con un alto nivel de compromiso y responsabilidad. Una vez que hayas logrado salir de todas tus deudas, habrás aprendido a controlar tus finanzas y, en consecuencia, serás capaz de llevar una mejor vida.

Si estás en situación de Impago de Deudas, estás en ASNEF o sufres los Intereses Abusivos de una Tarjeta Revolving te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Gabriel Rodríguez
Últimas entradas de Gabriel Rodríguez (ver todo)