Saltar al contenido

El Euribor se dispara y encarecerá miles de hipotecas

subida de hipoteca y euribor

El Banco central Europeo rectifica su discurso y previsiblemente subirá los tipos de interés para hacer frente a la alta inflación 


La larga historia del Euribor en negativo parece que se va acabando. El compañero inseparable por excelencia de las hipotecas parece que empieza a desandar el camino realizado en la última década, cuando los tipos de interés de la zona euro, los manejados por la política del Banco central Europeo, cruzaron la habitual marca del 2% para caer hasta un suelo cercano al -0.50%, algo nunca avisto hasta el momento.  

En esta travesía de casi 10 años de tipos de interés negativos, la firma de hipotecas a tipo fijo en nuestro país ha dado un empujón importante, situándose por primera vez en cifras cercanas a las firmas de hipotecas variables. Sin embargo, aunque las nuevas firmas de hipotecas están igualadas entre las fijas y las variables, el grueso de los saldos vivos, aquellos créditos aún por pagar, sigue siendo de hipotecas a tipo variable referenciadas al Euribor

¿Qué quiere decir esto? Probablemente aquellos que hayan firmado una hipoteca a tipo variable ya conozcan bastante bien al Euribor y sus altibajos, pero la realidad es que nunca había salido tan barato contratar una hipoteca variable, cuando el Euribor estaba a -0.5%. Pero si este indicador comienza a subir, y parece que el mercado ya lo está descontando debido a la alta inflación, las cuotas de las hipotecas también lo harán. O lo que es lo mismo, la hipoteca será cada vez más cara.  

Un problema de inflación 

El Euribor o Euro Interbank Offered Rate es el indicador que nos da referencias de a qué precio los bancos se prestan dinero para hacer frente a sus inversiones y deudas. Pero detrás de todos ellos, está el Banco central Europeo (BCE) que gestiona la política monetaria, y esto incluye comprar deuda de países, prestar a bancos e imprimir nuevo dinero.  

Pero, ¿porqué sube ahora el Euribor? Todo comienza a cambiar cuando la inflación se dispara en la zona euro. Actualmente está ya por encima del 6%, en parte debido a la apertura de las economías tras el confinamiento y las restricciones de los países, los cuellos de botella en los suministros y la logística mundial y en parte también por la laxa política económica del BCE, comprando deuda a diestro y siniestro, incluso con rentabilidades negativas, para facilitar la financiación de los gastos públicos de muchos países (entre ellos España).  

Si la inflación se dispara, una de las formas más ortodoxas de volver a meter “al genio en la botella” es subir los tipos de interés. Esto actúa como un freno en la economía, dando una señal a los mercados, a las empresas y a los países, de que es hora de levantar un poco el pie del acelerador. Prestar dinero gratis (o como estos años, perdiendo dinero) no suele ser una política que pueda mantenerse para siempre y ese día parece que ha llegado.  

Cristine Lagarde, la presidenta del BCE declaró esta semana pasada que harán todo lo posible para frenar la ata inflación, sea lo que sea. Y el mercado la ha oído. El Euribor a 12 meses, el indicativo de referencia para medir la evolución del Euribor ha saltado del -0,45% al -0,31%, tan solo en una semana.  

Antes de esta semana de cambios, el BCE había repetido por activa y por pasiva que no iba a subir los tipos hasta 2023 o 2024, ya que la inflación, en su opinión, era transitoria. Sin embargo, este giro de 180 grados en el discurso ha sorprendido a muchos, y el mercado ya no solo descuenta que haya una subida de tipos a corto plazo, sino que ya descuenta dos.  

Además, en el próximo mes de marzo las compras excepcionales de deuda se irán reduciendo, haciendo que para los países la financiación pública comience a ser un problema que hasta ahora habían podido resolver con mucha facilidad.  

En el caso de los EEUU, la inflación ya ha superado el 7% y el mercado, como aquí ya descuenta fuertes subidas de tipos para tratar de controlarla, en concreto hasta siete subidas a corto plazo.  

¿Cómo afecta a las hipotecas la subida de tipos? 

Las hipotecas a tipo fijo serán las grandes vencedoras si todo se desarrolla de la manera previsible, ya que no pagarán un euro más. Las hipotecas variables, aquellas que pagan más o menos en función de la evolución del Euribor saldrán perjudicadas ¿Cuánto? Dependiendo de hasta donde suban los tipos y de nuestra hipoteca particular, pero en un cálculo simple, para una hipoteca de 150.000 euros a 30años, una subida del Euribor al entorno del 0% supondrían un encarecimiento de entorno a 25-35 euros mensuales.  

Pero además de aquellas hipotecas ya firmadas, otras perjudicadas serán las nuevas. Y en este caso ambas, tanto las de tipo fijo como las de tipo variable se verán encarecidas. Aunque esta transferencia de costes a las nuevas hipotecas no será algo inmediato, debido a la alta competencia entre los bancos, a medio plazo iremos viendo cada vez hipotecas más caras.  

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Ana Vicente
Sígueme