Saltar al contenido

El futuro de la banca en el metaverso: Las 3 claves para tener en cuenta

metaverso banca

Las grandes instituciones financieras comienzan a invertir en este nuevo mundo digital

Después de que Meta (anteriormente Facebook) anunciara la creación del “metaverso”, las empresas de casi todos los sectores se han esforzado por entender lo que podía significar para ellas y cómo podían entrar en este nuevo espacio digital. Facebook ha sido durante mucho tiempo una herramienta clave para la publicidad dirigida y la visibilidad de las marcas, y los bancos e instituciones financieras invierten muchos millones de euros para mantener una presencia relevante en esta red social así como en Instagram, también parte de Meta Platforms.

Aunque el entorno digital del metaverso está todavía en sus etapas iniciales, parece inevitable que irá ganando popularidad y atención con el paso del tiempo. Cuando lo haga, las finanzas y la banca serán una parte importante de las operaciones que se lleven a cabo dentro de este mundo digital, así como una forma de generar valor, tanto para los consumidores como para las empresas.

Pero ¿Qué hay en el Metaverso que está provocando tanta atención? ¿Cuáles son sus posibilidades sociales, económicas y financieras? ¿Cómo cambiará la banca en el futuro? Veámoslo.

¿Qué es el Metaverso?

El Metaverso ha sido definido por muchas personas como lo que empresas lideres mundiales como Facebook o Microsoft están construyendo para ofrecer al mundo. Sin embargo, en términos más sencillos, el Metaverso es simplemente una combinación de muchos mundos virtuales.

Esto significa que tendremos varios tipos de Metaversos creados por diferentes organizaciones para darnos una especie de Multiverso. Ninguna empresa puede producir un Metaverso, sino que tiene que ser una combinación de varias experiencias y mundos digitales juntos.

En la práctica, el metaverso será una red de entornos virtuales tridimensionales centrados en las experiencias sociales, muy parecida a las aplicaciones de redes sociales como las que conocemos y utilizamos hoy en día. Los usuarios podrán interactuar con el metaverso utilizando cascos de realidad virtual, aplicaciones de realidad aumentada y dispositivos personales como ordenadores y teléfonos móviles.

Pero más allá de la construcción, el Metaverso es un mundo virtual ficticio, como los que se imaginan en las novelas de ciencia ficción. Es probable que las empresas puedan utilizar este mundo virtual para anunciar sus productos. Sin embargo, también se espera que los negocios y las finanzas en el Metaverso puedan ir más allá de las fórmulas tradicionales. Al tratarse de un mundo completamente nuevo y digital, cualquier usuario podría fundar un negocio en el Metaverso, y producir un catálogo de productos totalmente digitales, sin ningún vínculo con un negocio físico.

El futuro de la banca en el metaverso: Las 3 claves para tener en cuenta

Las finanzas y la banca en el metaverso

Al igual que en el mundo real, cualquier persona que opere en el Metaverso podría realizar transacciones financieras. Es probable que los usuarios puedan comprar avatares, accesorios virtuales o incluso entornos enteros creados por empresas. Además, los usuarios podrán realizar transacciones entre iguales (P2P) que se salgan del los marcos tradicionales de consumidor a empresa, con decenas de intermediarios por cada transacción.

Todas estas transacciones requerirán cierta infraestructura financiera. Hoy en día, la mayoría de los bancos tradicionales ya están comenzando a desarrollar fórmulas sobre cómo pueden aprovechar este espacio digital. Pero es posible que las grandes instituciones financieras tradicionales no sean los principales actores del Metaverso. Las instituciones financieras tradicionales son relativamente lentas en la adopción de nuevas tecnologías. La mayoría aún sigue experimentando con pequeñas inversiones o esperando a que se apruebe la normativa que regule las finanzas descentralizadas o las criptomonedas.

Cuando se lance el Metaverso, aquellas empresas que ya hayan integrado los protocolos de las Finanzas Descentralizadas (DeFi) se adaptarán más rápidamente y se posicionarán como los actores principales. Esto se debe a que las DeFi ya viven y operan en un ecosistema 100% digital, fuera de las infraestructuras financieras tradicionales.

Aunque Meta Platforms, la principal desarrolladora del Metaverso siempre puede controlar las claves sobre como se rigen estos mundos virtuales, también proporcionará una economía abierta que puede ser fácilmente respaldada por tecnologías como el blockchain o las criptomonedas.

JP Morgan ya está invirtiendo en su desarrollo en el Metaverso

Una de las noticias más importantes de los últimos meses, ha sido el anuncio que ha hecho JP Morgan sobre estar invirtiendo en el desarrollo de su negocio y la creación de una experiencia virtual para sus clientes mundiales en el Metaverso. No es la primera vez que este banco de inversión da un paso hacia la adopción de la tecnología blockchain, pero es la primera institución financiera de esta tamaño que apuesta por el futuro del Metaverso.

El primer paso dado hacia su crecimiento en el Metaverso comenzó a principios de año, cuando abrieron un salón en Decentraland. Este salón se llamó Onyx lounge y está diseñado para ayudar al banco a operar en igualdad de condiciones en el mundo virtual tal y como lo hace en el mundo físico. Cabe señalar que el propio Decentraland publicó un informe hace poco tiempo advirtiendo del gran pastel que podría tener la banca desarrollando sus propuestas en el mundo descentralizado, llamándolo la “oportunidad del trillón de dólares”.

Las finanzas del futuro y el Metaverso

El metaverso, como hemos visto, ya existía mucho antes de que Facebook se tirara a la piscina e incluso llegara a cambiar su nombre por Meta. Sin embargo, después de este movimiento de uno de los mayores gigantes tecnológicos del mundo, las cosas han comenzado a acelerarse muy rápidamente. El metaverso ha sido testigo de una curva de maduración acelerada con mayores expectativas y un aumento de las actividades exponencial. Muchas empresas se lanzan a él para tratar de tomar su parte de la tarta del metaverso.

La industria del metaverso se disparó durante la pandemia, cuando cada vez más gente se introdujo en los juegos online. Según los informes, llegó a alcanzar unos ingresos totales de 150.000 millones de euros tan solo en 2021. Aunque el metaverso se está expandiendo rápidamente más allá de los juegos online, sabemos que la siguiente fase de este está cada vez más cerca. Y el miedo d ellos bancos a perdérsela es mayor que nunca.

Con los mercados asociados también en expansión, puede que no suene exagerado si decimos que es más probable que el metaverso se convierta en el hábitat natural del ocio, el trabajo y las conexiones sociales en un futuro próximo. Según informes de Bloomberg, todo el sector podría llegar a valer más de 800.000 millones de dólares en 2024. Y aproximadamente, el 25% de las personas pasarán al menos una hora al día en el metaverso, ya sea comprando, trabajando o con soluciones de entretenimiento.

Dado que una buena parte de las actividades comerciales se llevarán a cabo en el metaverso, también necesitaremos un sistema financiero. Aunque tenemos criptomonedas y finanzas descentralizadas para solucionarlo, ¿significa esto que los bancos tradicionales dejaran de existir? ¿o se adaptarán al metaverso? Las instituciones bancarias tradicionales deberán idear una estrategia para abordar estos nuevos cambios junto con la introducción de regulaciones para los mismos.

¿Cómo será la nueva banca en el metaverso?

Mayor compromiso con los clientes

Aunque en teoría la banca busca la máxima eficiencia y compromiso con los clientes, tiene muchas carencias. El metaverso podría servir como medio para aportar el tan necesario toque humano a los sistemas bancarios, lo que a su vez profundizará las conexiones entre los clientes y las instituciones.

El metaverso también sirve como medio para llegar a un nuevo público, especialmente a los jóvenes de las generaciones más digitalizadas, conocedores de los NFT, las criptomonedas y otro tipo de finanzas más agiles y personalizadas. Los bancos deben encontrar formas de conectar con su público de nuevas formas.

En el metaverso los clientes podrán visitar virtualmente las sucursales bancarias para obtener un mejor servicio de atención al cliente o incluso podrían obtener una visita digital a una casa con los agentes hipotecarios en tiempo real. Los asesores online podrán ser útiles para hablar sobre planes de jubilación o servir de modelo para la participación de los clientes en nuevos programas de ahorro y financiación.

Además los bancos del metaverso permitirán las consultas individuales entre los avatares de los empleados y los clientes en su banco virtual, además de proporcionar acceso a información financiera totalmente personalizada y en tiempo real.

Utilización de nuevas herramientas de realidad aumentada

Según los informes, el 49% de los principales bancos creen que es muy probable que los clientes utilicen la realidad aumentada (RA) o la realidad virtual (RV) como fuente alternativa para las transacciones ya en el año 2030. No será una sorpresa ver el auge del sector para entonces si sigue creciendo a la misma velocidad que lo está haciendo actualmente. Bancos como BNP Paribas han lanzado una aplicación de Realidad Virtual que permite a los clientes utilizarla durante las transacciones bancarias, como la apertura de cuentas y la contratación de productos.

La experiencia de los empleados también puede ser un punto relevante de la nueva banca en el metaverso. Bank of America (BofA) lleva a cabo programas de formación utilizando la Realidad Virtual, en la que se simulan escenarios reales relacionados con el servicio al cliente, lo que permite a los empleados detectar emociones y ajustar sus comportamientos en consecuencia en un entorno libre de riesgos.

Creación de nuevos productos digitales

El ecosistema de las criptomonedas dio lugar al nacimiento de las NFT y otros activos digitales que pueden intercambiarse en el mercado. Muchas personas e instituciones ya han invertido millones de euros en activos digitales virtuales, ya sean NFT, terrenos del metaverso o criptomonedas. La creciente economía en el metaverso es una fuente de crecimiento aún en sus primeras etapas y ofrece numerosas oportunidades para el crecimiento de las instituciones financieras.

En situaciones como ésta, los bancos deben darse cuenta de la importancia de aceptar la tecnología y atender al público de una nueva forma. Recientemente, la Bolsa de Nueva York presentó una patente para una bolsa de NFT. Esto demuestra el poder que puede llegar a tener el metaverso y cómo las instituciones más flexibles y digitales buscan posicionarse en primera fila.

 La evolución de las empresas en el metaverso será diferente de lo que vemos hoy en día. Los clientes se convertirán en colaboradores, la comercialización de la marca será cada vez más importante, y la personalización y la atención 24/7 será clave para la supervivencia de los bancos más tradicionales. Las nuevas generaciones, los clientes del futuro, están demandando otras soluciones de banca, muy diferentes a los años pasados. En poco tiempo veremos a muchas instituciones financieras entrar paulatinamente en este nuevo espacio para aprovechar las nuevas oportunidades ofreciendo mejores productos, servicios y precios para todos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Ana Vicente
Sígueme