Saltar al contenido

La última subida de la luz: Claves para ahorrar en tu factura

Cómo ahorrar con la última subida en el precio de la luz

Hace tan sólo una semana entró en vigor el nuevo sistema de facturación para los clientes del mercado regulado de luz (PVPC o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). Este cambio nos trajo una modificación de las tarifas y de las horas a las que se aplica cada tarifa, es decir, una discriminación horaria de consumo energético.

La nueva tarifa de la luz ha afectado directamente a más de 10 millones de clientes en España. En la mayoría de casos encareciendo su factura debido a que los horarios habituales de mayor consumo son los que mayor incremento han sufrido.

Los nuevos tramos tarifarios para el precio de la luz
Fuente: Onda Cero

Las razones que se han dado para acometer esta nueva subida han sido el fomento de la eficiencia, el apoyo al autoconsumo eléctrico, así como poner las bases de la futura movilidad sostenible.

Como ya vimos en el blog, la nueva factura de la luz viene con tres tramos horarios distintos, y con tres tarifas asociadas a estos horarios. Todos los consumidores del mercado regulado tendrán que hacer frente a estos cambios ya sea en los horarios habituales o en el precio de la energía consumida. Esta tarificación solo se aplicará a aquellos hogares con potencias contratadas menores a 15kW.

¿Qué incluye la tarifa de la luz?

Pero antes de ver algunas claves sobre como ahorrar en nuestra factura de luz, debemos tener claros cuales son los diferentes conceptos que pagamos en cada recibo. Puedes encontrar una explicación detallada de la factura de la luz en este artículo, donde nos dedicamos en exclusiva a entender cada una de sus partes.

Pero de forma muy resumida podemos encontrar 4 cargos o componentes diferentes en cada factura:

  • El coste real de la energía que consumimos
  • Los costes regulados, como la red de transporte y distribución de la energía (los llamados peajes), el coste por las ayudas a las instalaciones de energías renovables, la energía de las islas españolas cuyo coste de producción es mayor y el déficit de tarifa.
  • El margen comercial que nos aplica la propia compañía que nos suministra la energía.
  • Los impuestos (IVA del 21% e impuesto a la electricidad del 5%)
La tarifa de la luz sube de precio

¿Y en qué proporción nos influye cada uno de estos costes?

  • El coste de la energía y el margen de la comercializadora suele ser de aproximadamente el 25% del total de la factura
  • Los peajes y cargos (esos costes asociados) suelen tener un peso del 55%
  • Los impuestos suelen tener un peso de alrededor del 20%

¿Cómo podemos ahorrar en nuestra factura de luz?

Mucho se ha hablado de la nueva subida de la luz y de que con los nuevos tramos horarios si queremos conseguir el mejor precio para nuestras tareas domésticas, como planchar o poner la lavadora, tenemos que ajustaron a un cambio de hábitos. En concreto, por la noche.

Esta nueva tarifa, según las fuentes oficiales, busca que el usuario sea cada vez más consciente del coste de la generación eléctrica en un mundo cada vez más dependiente de energías renovables, así como dotarle de una responsabilidad en el horario de consumo, haciendo que éste sea proactivo.

La parte menos agradable de esto es que para poder conseguir un coste más aceptable para nuestro bolsillo tendremos que consumir en el horario de 24:00 a 08:00 de la mañana. Además de los fines de semana, donde la electricidad será también más barata.

Poner lavadoras y planchas durante la noche no sólo es problemático para muchas familias debido a sus rutinas diarias, sino que en muchos lugares esto puede llevar a conflictos con los vecinos, o incluso hay algunos ayuntamientos que prohíben el uso de electrodomésticos a las horas de sueño habituales.

15 claves y trucos para ahorrar en tu factura de luz

En un entorno donde el precio real de la luz no ha hecho más que aumentar hasta máximos históricos, esta nueva subida de la factura de la luz no es más que una nueva dificultad para todas las familias, sobre todo en un momento de crisis económica tras la pandemia de coronavirus. Reducir el gasto en luz en nuestra casa no se ha convertido en una opción, sino en casi una obligación para muchas familias.

Con todo ello vamos a ver cómo podemos ahorrar la mayor cantidad de energía posible para que nuestra factura de luz sea un poco mas barata y que esta subida nos afecte lo menos posible.

Aprovecha la luz natural todo lo que puedas

Probablemente es la forma más sencilla de ahorrar: simplemente maximiza todo lo que puedas las horas de luz natural ya sea en casa o en el trabajo. Procura situarte en espacios lo más abiertos posible y que mayor luz solar capten. Si trabajas desde casa escoge los mejores espacios de la casa para hacerlo ya que ahorraras mucho en luz artificial.

Saca partido al calor residual del horno y la vitrocerámica

Cuando cocinamos, tanto el horno como la vitrocerámica absorben mucho calor aun después de apagados. Es buen momento para aprovechar ese calor residual para terminar de cocinar y así ahorrar algunos minutos de energía eléctrica.

Trata de desplazar el consumo a las horas valle en vez de a las horas punta

Cómo ahorrar en tu factura de la luz

Las horas punta son aquellas que están entre las 10 y las 14 de la mañana y las 18 y las 22 de la tarde. El resto del día, las horas comprendidas entre las 8 y 10 de la mañana, las 14 y 18, y las 22 y 24 son las consideradas ‘horas llanas’ y el coste de la tarifa baja.

Las mejores horas para consumir, donde la tarifa eléctrica es mucho menor, se encuentran en las ‘horas valle’, entre las 24 y las 8 de la mañana. Si tratamos de utilizar aquellos electrodomésticos de mayor gasto en esas horas (lavadoras, coche eléctrico, etc.) podremos ahorrar unos cuantos euros a final de año.

Utilizar la programación de los electrodomésticos

La gran mayoría de nuestros electrodomésticos ya cuentan con esta herramienta para comenzar de forma diferida en el tiempo. Podemos programar nuestros aparatos eléctricos de casa o del trabajo para que comiencen justo en el momento en el que entra la tarifa más barata, la tarifa u hora valle.

Si nuestros electrodomésticos no cuentan con este sistema de programación podemos comprar aparatos externos que realicen esa función, cómo los enchufes automáticos o programables, Y así nuestro aparato eléctrico únicamente podrá funcionar cuando nosotros queramos, estemos disponibles o no.

Quitar la función standby o apagar piloto rojo de los aparatos eléctricos

Muchos dispositivos en casa cuentan con la función stand by, que los mantiene en un estado entre encendido y apagado por si necesitamos utilizarlo en un corto periodo de tiempo. Podemos desactivar esta opción en muchos de nuestros aparatos inteligentes como televisores u ordenadores, o simplemente cuando apaguemos alguno de ellos asegurarnos de que no se queda ese típico piloto rojo encendido.

Únicamente con esto podremos ahorrar unos cuántos euros más de nuestra factura mensual de luz.

Limita el uso de la plancha

Muchos organismos españoles como la Comisión Nacional del mercado y la competencia (CNMC) o la Organización de consumidores y usuarios (OCU) han publicado qué uno de los electrodomésticos más comunes en todos los hogares españoles, la plancha, es también uno de los que más energía necesita para funcionar.

Es por eso por lo que se ha recomendado en multitud de ocasiones que seamos prudentes en el uso de este electrodoméstico, y que solo lo utilicemos ya sea durante la tarifa más barata del día o durante los fines de semana cuando tengamos suficiente ropa para planchar. También es importante limitar al máximo la ropa que tenemos que pasar por la plancha, siendo lo más precavidos posible a la hora de sacarla de la lavadora y ponerla a secar.

Elige las categorías de electrodomésticos más eficientes

Cuando queramos reemplazar nuestros electrodomésticos es importante que nos fijemos en las categorías más sostenibles y eficientes. Estas son las que vienen marcadas según la ley vigente como A o B. Desechando las categorías menos eficientes energéticamente como la C y la D podremos hacer frente a esta nueva subida de la luz con mucha más facilidad.

Además, podemos optar por bombillas de bajo consumo que nos darán la misma iluminación por menor coste. No solo estaremos ahorrando en gastos, sino que estaremos contribuyendo a un mejor y mas sostenible medio ambiente.

Ajusta la temperatura del aire acondicionado

El aparato de aire acondicionado es uno de los mayores contribuidores a que nuestra factura de la luz, sobre todo en verano, se dispare. Para tratar de ser lo más eficientes posible es recomendable no superar los 25 grados, que nos permitirá estar en un ambiente confortable sin gastar en exceso.

Es también muy aconsejable dejar programado su funcionamiento a las horas a las que entramos y salimos de la vivienda o del trabajo, así no tendremos que estar modificando su temperatura durante el día, lo que suele conllevar aumentos importantes del gasto. Una temperatura por debajo de 20 grados conlleva un aumento del coste energético excesivo ya que por cada creado que bajamos de temperatura el coste se incrementa más de un 7%.

La calefacción

Igual que decíamos en el caso del aire acondicionado, la calefacción también supone uno de los gastos más importantes de la casa, más aún cuando tengamos calefacción eléctrica. La temperatura ideal en términos de eficiencia energética durante el invierno la encontramos entre los 15 y los 20 grados.

Como en el caso de la climatización, subir la temperatura de nuestra casa, por regla general, nos va a conllevar un aumento del gasto de más del 7%. Además, un buen mantenimiento de la caldera y de la instalación, también es muy importante, consiguiendo importantes ahorros al cabo del año, de hasta el 15 o 20%.

Contempla la posibilidad de pasarte al autoconsumo eléctrico

¿Por qué te interesa el autoconsumo eléctrico?

Una de las principales razones para el cambio en la forma de facturar la luz en el mercado regulado, ha sido el incentivo a las energías renovables y al autoconsumo. Quizás nunca te habías planteado la posibilidad de pasarte al autoconsumo eléctrico, pero puede que ese día haya llegado.

España es uno de los países más soleados del mundo así que puede ser buena opción comenzar con la instalación de algunos paneles solares fotovoltaicos en nuestra casa o comunidad de vecinos. Cada vez estas instalaciones son más asequibles y eficientes, así que podremos elegir si queremos ser autosuficientes al 100 por 100, con una instalación muy potente, o simplemente hacer que nuestra factura mensual sea menor añadiendo nuestra propia electricidad a la mezcla energética que utilizamos en nuestra vivienda.

No utilices muchos aparatos eléctricos a la vez

Pese a que solemos utilizar muchos aparatos eléctricos al mismo tiempo, por ejemplo por las noches cuando cocinamos, según la propia Comisión del Mercado y la Competencia (CNMC), es recomendable tratar de utilizar los menos aparatos eléctricos posibles al mismo tiempo.

No sobrecargar la red con una demanda puntual muy alta nos puede ayudar a ahorrar más de 200€ al año para una factura normal.

Usa los electrodomésticos de forma inteligente

Escoge los programas que mejor funcionen a baja temperatura, para lavar o limpiar, es una forma muy razonable de ahorrar en nuestra factura de luz. Podemos utilizar la lavadora en los programas que no superen los 60 grados de temperatura, o el lavavajillas en la función Eco, que calienta el agua por debajo de 50 grados. Además, el frigorífico podemos tenerlo a una temperatura suficiente pero justa, para no despilfarrar energía.

Cómo utilizar el termo eléctrico

Para todos aquellos que tengáis un termo eléctrico para la ducha o para cualquier parte de la casa, fácil y sencilla. Generalmente el termo funciona de forma automática cuando detecta una bajada de temperatura en el depósito, pero muchas veces no vamos a utilizar agua caliente en el corto plazo.

Si prevemos que vamos a utilizarla por ejemplo, durante la noche o al día siguiente, podemos programar su encendido para que aproveche las horas mas bajas del día.

Revisa la potencia contratada

Una gran parte del coste total de la factura es la potencia contratada. Por cada 1,1kW de potencia el coste anual sube a más de 50€ por vivienda. Muchas veces no sabemos siquiera cuál es la potencia contratada que tenemos, o quizás no nos es necesaria, con lo que podemos revisar cuales son nuestras necesidades y adaptar nuestra potencia a ellas.

Una buena opción es tener dos potencias contratadas, una para las horas de mayor consumo y otra para las de menos, como ejemplo, 1 KW en las horas punta que hemos comentado antes cuesta más de 30€, pero para las horas valle, únicamente 1,50€.

Ajustar nuestra potencia contratada a los periodos de mas gastos es una forma muy inteligente de ahorrar en nuestra factura de la luz, y así adaptar los costes a nuestras necesidades reales.

Elige una buena tarifa eléctrica

Si tienes una tarifa del mercado regulado, PVPC, los horarios y tarifas serán los que marque el Gobierno en cada momento. Este es el caso de la nueva tarifa de la luz que ha entrado en vigor hace una semana y que tanta polémica ha suscitado.

Pero también puedes escoger una tarifa del mercado libre, es decir, pactar con una comercializadora una tarifa individualizada o que se adapte mejor a tus necesidades. En España algo más de 15 millones de hogares están acogidos a las tarifas del mercado libre. Existen multitud de comercializadoras actualmente con las que podemos tratar de conseguir la tarifa de luz más adecuada a nuestro caso y en su caso negociar las condiciones.

Cuando vayamos a elegir una tarifa del mercado libre es importante informarse todo lo posible de las ventajas e inconvenientes de cada comercializador, la zona de servicio y la estructura de la tarifa que nos proponen y si esta nos compensa en comparación con la tarifa regulada.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Alicia Ruiz