Saltar al contenido

Tengo Muchas Deudas y No Sé Cómo Pagarlas

tengo muchas deudas

La inmensa mayoría de casos de endeudamiento excesivo no se deben a deudas de mayor cuantía, sino a la acumulación indiscriminada de múltiples deudas pequeñas. Algunos factores como la falta de educación financiera y el fácil acceso al crédito pueden fácilmente desembocar en un estado de insolvencia.

Es por esto que, con la intención de evitar el impago y ayudarle a salir de deudas que no sabe cómo pagar, presentamos una serie de soluciones que se ajustan a diferentes escenarios.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

Endeudamiento excesivo

Para hablar de endeudamiento excesivo, necesariamente se deben conocer otros conceptos básicos como la capacidad de endeudamiento. Esta última hace referencia a la aptitud que tiene un individuo o empresa, de asumir y pagar sus compromisos financieros. Así pues, en contraposición existe el endeudamiento excesivo, el cual resulta cuando se sobrepasan los límites de la capacidad de endeudamiento.

En este sentido, se dice que una persona se ha endeudado en exceso cuando ha contraído más deudas de las que es capaz de pagar. El endeudamiento excesivo puede ser de origen o sobrevenido.

Se denomina de origen, cuando en principio, la persona contrae deudas que sobrepasan sus ingresos. Es precisamente esto lo que los bancos y entidades financieras pretenden evitar al estudiar el estado financiero de las personas antes de otorgar créditos.

Por otra parte, el endeudamiento excesivo puede denominarse sobrevenido cuando, en principio, la persona asumió deudas que era capaz de pagar, pero, por razones que le pueden o no ser imputables, y durante la vigencia de los créditos, su solvencia se ve disminuida y deja de ser capaz de asumir las cuotas de pago.

Siempre y cuando la insolvencia sea lícita, los métodos para salir de deudas son aplicables para el endeudamiento excesivo de origen y sobrevenido indistintamente.

¿Cómo saber que se ha endeudado más de la cuenta?

Ante las primeras dificultades de pago, es posible empezar a preguntarse si se encuentra realmente en estado de endeudamiento excesivo. Para estar seguro de si este es o no su caso, debe hacerse las siguientes preguntas:

¿Cuánto debo?

Si no tiene ni idea, o si se le hace difícil saber con exactitud cuál es la suma total de sus deudas pendientes, empieza a manifestarse el problema. No saber cuánto se debe es una señal clara de que las finanzas se han salido de control, y que ameritan con urgencia un método de organización.

¿Puedo ahorrar?

En un sistema de finanzas personales organizado, el individuo promedio debe ser capaz de ahorrar al menos el 20% de sus ingresos mensuales. Otro 50% debería ser destinado a la satisfacción de sus gastos básicos, mientras que las deudas solo deben ocupar un máximo de 30%. Ahora bien, si usted no está ahorrando nada, y sus ingresos se desvanecen entre lo básico y las deudas, es una señal clara de que usted se ha sobreendeudado.

Poseer un fondo personal de ahorros es indispensable para protegerse de eventualidades no deseadas. Si se llegase a presentar un gasto de emergencia por enfermedad, por ejemplo, usted puede acudir a su fondo de ahorros. Pero si este no existe, se verá en la necesidad de acudir a nuevas formas de crédito y esto generará aún más deudas.

¿Está amortizando el capital?

Esta es otra pregunta importante que deberá plantearse con sinceridad. Si la respuesta es negativa, y usted se ha estado dedicando a realizar solo pagos mínimos, o peor aún, solo a pagar los intereses de sus deudas, usted está inmerso en endeudamiento excesivo.

Algunas deudas, como las tarjetas de crédito, tienen pagos mínimos que aportan un muy bajo porcentaje de pago al capital de la deuda. Esto significa que si usted solo es capaz de abonar el pago mínimo, pronto verá su deuda eternizada por más tiempo del deseado y pasará mucho más tiempo pagando intereses. Esto último se traduce en una deuda más cara.

Así pues, lo recomendable es que nos endeudemos hasta el punto en que sigamos siendo capaces de hacer abonos importantes al capital de nuestras deudas. De esta forma nos aseguramos de disminuir el tiempo de pago.

¿Necesita ayuda para pagar sus deudas?

Esta es una pregunta que no todos se atreven a responder con sinceridad. Muchas veces pedir ayuda es la última opción a considerar. Ahora bien, si usted se ha visto en la necesidad de constituir un aval o fiador de parte de algún familiar para solicitar nuevos créditos, entonces ha sobrepasado su capacidad de endeudamiento.

Lo mismo sucede cuando se ha visto forzado a solicitar al banco o entidad financiera un crédito de refinanciación que, si bien puede ser una opción muy beneficiosa, es una clara señal de que su endeudamiento es excesivo.

Consecuencias del endeudamiento excesivo

En repetidas ocasiones hemos explicado que las deudas no son un elemento maligno del sistema económico, sino que representan una herramienta que puede resultar muy provechosa. El problema con el endeudamiento surge cuando pasa a ser excesivo, esto se debe a que sobrepasar la capacidad de deudas trae consigo una serie de consecuencias, entre las que se encuentran:

  • Usted puede terminar pagando multas o intereses moratorios.
  • Muy probablemente será objeto de acciones de cobro por parte de sus acreedores.
  • Puede perder su patrimonio o parte de este.
  • Es probable que termine inscrito en la lista de morosos de Asnef.
  • Puede sufrir pérdida de clientes.
  • Ni hablar de los problemas de estrés, salud y conflictos en casa.

Cómo pagar deudas organizadamente

Ahora que ya sabe cómo diagnosticar un problema de deudas, es momento de aplicar las acciones necesarias para solucionarlas. Empezaremos por explicarle cómo pagar sus deudas organizadamente, de manera que sea capaz de avanzar progresivamente hasta completar el pago de todos sus pasivos.

Para ello, recurriremos al método Bola de Nieve, también conocido como Método Harvard, el cual fue trazado por un grupo de investigadores de la Harvard Business Review. Se trata de un método que ha comprobado su eficacia alrededor del mundo, y consiste en los siguientes pasos:

Analice su estado financiero

Lo primero que debe hacer según el método Harvard es calcular su nivel de solvencia y liquidez tomando en cuenta sus ingresos mensuales y gastos básicos.

Si el resultado le indica que usted sigue siendo capaz de pagar la mensualidad de sus deudas, al menos ajustadamente, entonces puede aplicar este método. Si, en cambio, se da cuenta de que sus ingresos definitivamente no son suficientes para pagar las cuotas mensuales, usted deberá recurrir a otro método para insolventes.

Haga un inventario de sus deudas

Puede recurrir a una plantilla Excel para anotar todas sus deudas, así como todos los datos referentes a estas. Entre la información a recopilar se encuentra el acreedor de la deuda, el monto pendiente de la misma, su fecha de vencimiento, tipo de interés, y montos de pagos mínimos.

Organice sus deudas de menor a mayor

Posteriormente deberá proceder a organizar sus deudas en función de su cuantía. Para ello deberá tomar en cuenta el capital. Organícelas de formas ascendiente, de manera que la deuda más chica sea la primera en eliminar.

¿Por qué empezar por la deuda más pequeña? Las deudas pequeñas, como las tarjetas de crédito suelen tener las tasas de interés más elevadas. Esto se debe a que este tipo de deudas tienen mayor riesgo de no devolución.

Al tener mayor interés, este tipo de deudas generan más gasto con el tiempo y conviene salir de ellas pronto. Sin mencionar que al ser más pequeñas, estas deudas son más fáciles de eliminar por completo y así tener mayor liquidez al momento de enfrentar las deudas más grandes.

Elimine sus deudas

Teniendo claro cuál es el orden en que deberá pagar sus deudas. Deberá comenzar a pagar el monto mínimo mensual de todas sus deudas, menos de la deuda más pequeña. A esta última, deberá hacer los aportes más importantes. Es decir, abone tanto como pueda al capital, de manera que esa deuda se vea disminuida más rápidamente hasta eliminarla.

Luego de haber eliminado la primera deuda, seguirá aplicando el mismo método con la siguiente en el orden establecido. Esta vez deberá ser capaz de hacer aportes más grandes, pues deberá sumar el monto que solía abonar a la deuda ya eliminada.

Esto significa que progresivamente tendrá cada vez más liquidez a final de mes, lo que le permitirá aumentar los aportes abonados a la deuda de turno. Así, aumentará sustancialmente el ritmo de pago y cuando sea momento de enfrentar las deudas más grandes, contará con los recursos que antes se le escapan en el pago de las deudas más pequeñas.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

Cómo cancelar deudas de tarjetas de crédito

Entre las deudas que más frecuentemente se salen de control, las tarjetas de crédito ocupan uno de los primeros lugares. Esta herramienta de crédito que es tan útil en situaciones de emergencia, puede resultar muy tentativa y propiciar el endeudamiento excesivo.

Si buena parte de sus deudas acumuladas son provenientes de sus tarjetas de crédito, le aconsejamos seguir los siguientes pasos:

Haga un inventario de sus tarjetas de crédito

El primer paso para poner fin a esta situación es hacer un balance de todas sus tarjetas. Anote en una lista todas sus tarjetas asegurándose de no dejar ninguna por fuera. A esta lista deberá incluir toda la información pertinente a cada tarjeta como la modalidad de pago, el tipo de interés y el monto pendiente por pagar.

Cambie las modalidades de pago

Puede que sea necesario hacer algunos cambios en las condiciones de su tarjeta. Si, por ejemplo, tiene alguna tarjeta en modalidad revolving, lo más conveniente es que la cambie a modalidad de pago total. Así, evitará seguir pagando los intereses altísimos que caracterizan a ese tipo de tarjetas.

Pague sus tarjetas de crédito con un método

Ahora, es momento de comenzar a hacer el pago de sus tarjetas de crédito. Para ello puede aplicar dos métodos según prefiera: el método de interés más alto o el método bola de nieve que explicamos anteriormente.

¿En qué consiste el método de interés más alto? Tal y como sucede en el método Harvard, se trata de pagar sus deudas por orden jerárquico, la diferencia es que ahora el orden se hará de acuerdo a los intereses de cada tarjeta. Así pues, deberá dar prioridad a las tarjetas con intereses más altos pues son estas las que generan mayor gasto y escape de fondos.

Cómo salir de varias deudas a la vez

La mayoría de los casos de endeudamiento excesivo no surgen al adquirir una sola deuda grande, sino cuando se han adquirido múltiples deudas de diferente naturaleza y cuantía. Tener varias deudas con distintas condiciones significa tener que asumir:

  • Diferentes acreedores.
  • Diferentes montos mínimos.
  • Diferentes tipos de interés.
  • Diferentes plazos de amortización.
  • Cómo salir de deudas sin dinero

Todo esto puede generar mayor confusión y desorganización si no se cuenta con un plan de pago. Y lo peor es que se puede convertir en un sobreendeudamiento muy rápidamente. Si usted cuenta con varias deudas vigentes y no puede cubrir todas las cuotas mensuales, la opción que le recomendamos es un Préstamo por Reunificación.

¿Qué es la reunificación? Se trata de un producto financiero que ofrece la posibilidad de otorgar un crédito cuya cuantía ascienda a la suma total de todas sus deudas vigentes. ¿Cómo puede esto ayudarle? Pues es bastante sencillo, el problema con sus deudas anteriormente acumuladas no era su cuantía, sino las condiciones que no le permitían cubrir las cuotas mensuales.

En ese caso, usted necesita mejores condiciones, pero negociarlas con múltiples acreedores a la vez es prácticamente imposible. Es por eso que el préstamo de reunificación es tan conveniente.

El préstamo de reunificación es destinado a pagar la totalidad de sus deudas anteriores, y a partir de ese momento usted será deudor del mismo monto pero con condiciones más favorables.

¿Cuáles son las condiciones más favorables? En la mayoría de los casos lo más conveniente es contratar una reunificación que tenga un plazo de amortización más largo que las deudas anteriores, e incluso con intereses más bajos. Esto significa que, al tener más tiempo para amortizar la totalidad del capital, sus cuotas mensuales bajarán. Así, usted será capaz de asumir sus deudas dentro de sus posibilidades.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimas entradas de Miguel Otero (ver todo)