Saltar al contenido

Ley de Segunda Oportunidad para Autónomos

ley de segunda oportunidad par autónomos

Si ha surgido una situación imprevista que te ha imposibilitado seguir pagando tus deudas, es momento de buscar una solución. La reunificación y el refinanciamiento pueden ser opciones, pero quienes no poseen suficiente patrimonio no son candidatos. Por suerte, existe la posibilidad de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos, empresarios y demás personas tanto físicas como jurídicas.

Esta alternativa, cada vez más usada, permite rebajas importantes de las deudas así como también propicia la flexibilización de los plazos de amortización y su mayor beneficio: la exoneración total del pasivo insatisfecho. Sigue leyendo y te recibe más detalles de cómo funciona y cuáles son los requisitos.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

En el derecho civil existe el principio máximo de que el patrimonio del deudor es la prenda común de los acreedores, en otras palabras, cada quien responde con sus bienes de las deudas que contrae. Esto significa que en caso de que una persona no posea la liquidez necesaria para pagar a sus acreedores, deberá pagar con los bienes que se encuentren dentro de su patrimonio, e incluso con los bienes futuros.

Sin embargo, en nuestra legislación se ha relajado este principio a través de la Ley de Segunda Oportunidad. Esta norma introduce a nuestro sistema legal mecanismos que permiten al deudor (bajo ciertos requisitos) liberarse de la totalidad de sus deudas sin pagarlas.

Para ello, este instrumento jurídico contempla un procedimiento concursal mediante el cual se determina la incapacidad del deudor de pagar sus deudas. Este procedimiento está dividido en tres fases principales que son:

  • Fase de negociación extrajudicial.
  • Concurso de acreedores.
  • Exoneración del pasivo insatisfecho.

¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

ley de segunda oportunidad para autónomos

Esta norma beneficia tanto a personas físicas como jurídicas, lo que significa que se puede aplicar la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos, trabajadores dependientes, empresarios y empresas. Siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos legales, entre los que se encuentran:

  • Demostrar que no posee suficiente patrimonio para pagar sus deudas.
  • Poseer deudas que no superen el límite de cinco millones de euros.
  • Probar que ha actuado de buena fe.

¿Qué es un deudor de buena fe?

ley de segunda oportunidad para autónomos

Como mencionamos antes, podemos aplicar la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos, dependientes y empresarios, siempre y cuando demuestren ser deudores de buena fe. En este sentido, el interesado deberá demostrar que ha intentado dentro de sus posibilidades hacer frente a sus compromisos financieros y que, por razones ajenas a su voluntad, no lo ha logrado.

A la buena fe del deudor se encuentran ligados otros requisitos subsidiarios, entre los que podemos mencionar:

  • Intentar por vía formal una negociación extrajudicial con sus acreedores.
  • No haber adquirido el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho en los últimos diez años previos a la solicitud.
  • No haber sido condenado por delitos contra el patrimonio, falsedad de documentos, delitos contra la Hacienda Pública, contra el orden socioeconómico, los trabajadores ni delitos contra la Seguridad Social.
  • No haber rechazado ninguna oferta de empleo (conforme a sus capacidades) en los últimos cuatro años previos a la solicitud.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿Cuáles son los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos?

Los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos, empresarios o cualquier persona física o jurídica son los mismos:

  • Suspende el cobro de intereses y la ejecución de embargos.
  • Prohíbe ejecutar la garantía hipotecaria.
  • Disminuye la deuda a pagar mediante quitas.
  • Flexibiliza el plazo de pago a través de esperas.
  • Exonera la totalidad de la deuda insatisfecha mediante el BEPI.

¿Qué son los Acuerdos Extrajudiciales?

ley de segunda oportunidad para autónomos

La negociación extrajudicial representa la primera fase contemplada en la Ley de Segunda Oportunidad, cuyo agotamiento es requisito indispensable para procurar la exoneración final de las deudas.

Esta fase inicia mediante solicitud formal presentada ante el notario, el registro mercantil y la cámara de comercio y se puede llevar a cabo con participación de un mediador concursal. En estas negociaciones, el deudor debe presentar una propuesta de plan de pago, en el que sincere su verdadera capacidad económica y le proponga a sus acreedores una forma viable de asumir su compromiso.

Con una duración máxima de tres meses, la negociación judicial puede facilitar beneficios como quitas y esperas, siempre y cuando sean aprobados por todos los acreedores. Si al terminar el lapso de tres meses las negociaciones no han logrado frutos, el deudor deberá solicitar el concurso de acreedores y se procederá a liquidar su patrimonio.

¿En qué consiste el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI)?

Para nadie es un secreto que los acuerdos extrajudiciales pocas veces son favorables. Es por esto que gran porcentaje de estos casos avanzan hasta la fase de exoneración de las deudas.

Vencido el lapso para negociar de forma extrajudicial, el deudor debe hacer la solicitud de concurso consecutivo y de esta forma el juez concursal deberá liquidar el patrimonio. Durante la liquidación serán satisfechas las acreencias privilegiadas como lo son los créditos hipotecarios.

Ahora bien, el resto de las deudas que resultaren imposibles de pagar, pasan a ser llamadas “Pasivo Insatisfecho” y es sobre éstas que versa el beneficio de exoneración.

Pueden ser objeto de exoneración todas las deudas a excepción de los créditos hipotecarios, pues estos son satisfechos a través de la ejecución del bien hipotecado. Ahora bien, en caso de que luego de ejecutar la hipoteca subsista un porcentaje de tal deuda, sí se podrá aplicar la exoneración sobre el restante.

Si estás en situación de impago de deudas, estás en ASNEF u otros ficheros, o sufres los intereses abusivos de una tarjeta revolving, te ayudamos totalmente GRATIS.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimas entradas de Miguel Otero (ver todo)