Saltar al contenido

Elon Musk compra Twitter por 44.000 millones de dólares

Elon Musk compra Twitter por 44.000 millones de dólares

El CEO de Tesla ha ofrecido 54,20 euros por acción en un comunicado a la SEC

Elon Musk ha llegado a un acuerdo con el consejo de administración de Twitter para comprar la red social por 54,20 dólares por acción, según ha anunciado este lunes por la noche el consejo de administración de Twitter en un comunicado. Por tanto, esto valora a la red social en unos 44.000 millones de dólares.

Twitter anunció el acuerdo tras una reunión de su consejo de administración. Elon Musk, la persona más rica del planeta según la revista Forbes, comprara Twitter a título personal.

El CEO de Tesla y SpaceX se convierte así en el propietario de la plataforma, que considera “la plaza pública digital de facto, donde se debaten cuestiones vitales para el futuro de la humanidad”.

En un principio, parecía que Twitter iba a rechazar la oferta de Musk, incluso iniciando un proceso de mitigación de la “píldora venenosa” para impedir que Musk adquiriera la empresa mediante una compra de acciones. Pero, según los informes, el consejo de administración de Twitter finalmente ha considerado que no tenía más remedio que aceptar la oferta del multimillonario, lo que significa que el propio Elon será ahora quien establezca las reglas y dé luz verde al camino a seguir por la plataforma.

Sacar a Twitter de la bolsa

Las acciones de Twitter, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, fueron suspendidas justo antes de la publicación del comunicado. Su precio salto hasta los casi 52 dolres, cerca del precio de la Oferta Publica de Acciones (OPA) de Elon Musk, gracias a los rumores y filtraciones en la prensa.

En la presentación de su oferta el 14 de abril, Elon Musk había dicho que la exclusión de la lista de Twitter era necesaria para permitirla crecer y convertirse en una plataforma realmente dedicada a la libertad de expresión. Aunque inicialmente no había dado detalles sobre la financiación de su oferta, lo que había despertado el escepticismo de algunos inversores, el empresario anunció la semana pasada que había completado la financiación de la operación.

El anuncio llevó al consejo de administración de Twitter a estudiar más seriamente la oferta y muchos accionistas instaron a los ejecutivos de la compañía a no dejar pasar la oportunidad.

Los detalles del acuerdo de compra de Twitter por parte de Elon Musk

Una de las incertidumbres más importantes a las que se enfrenta Twitter es a quién elegiría Musk para ser el próximo CEO de la compañía. El actual CEO de la compañía, Parag Agrawal, sólo lleva cinco meses en el cargo, tomando el relevo del cofundador Jack Dorsey. Agrawal se ha visto obligado a hacer frente a un agresivo Musk, que compró alrededor del 9 por ciento de las acciones de la compañía hace tan solo unas semanas y aceptó formar parte del consejo de administración por un período limitado hasta que denegó plenamente esta posibilidad, con lo que algunos predijeron que podía ser un movimiento para hacerse con el total de la compañía.

Agrawal expresó su preocupación por la compra de la empresa después de que Musk decidiera cancelar el acuerdo de formación del nuevo consejo e ir a por el 100% de la empresa.  Ahora tras esta noticia es difícil que ambos puedan trabajar en conjunto.

Elon Musk controlara el 100% de Twitter

Elon Musk modificó su propuesta la semana pasada, presionando aún más a Twitter para que se tomara en serio su oferta del pasado día 14. En la oferta Musk finalmente revelaba sus acuerdos de financiación con el banco de inversión Morgan Stanley y un grupo de otros prestamistas para hacerse con el control total de Twitter.

A cambio de sus acciones en Tesla, los bancos le daban 13.000 millones de dólares en financiación de deuda y otros 12.500 millones de dólares en préstamos contra sus acciones en el propio Twitter. Los otros 20.000 millones de dólares en efectivo necesarios para completar la adquisición serán desembolsados directamente por el multimilonario, que adquirirá la empresa de forma personal y directa.  

Elon Musk se convertirá asó en el dueño de Twitter, al mismo tiempo que es CEO de Tesla, que con un valor en bolsa ya superior al billón de dólares y de la empresa espacial SpaceX, con estimaciones de valor superiores a los 100.000 millones de dólares fuera d ellos mercados públicos. En su poder tiene también dos empresas emergentes, Neuralink y The Boring Company.

¿Seguirá los pasos de Jeff Bezos y entregará las riendas del Washington Post a un equipo de gestión independiente para que administre la empresa? ¿O será un propietario que se involucre en el día a día?

Los cambios que introducirá Elon Musk en Twitter

Nadie lo sabe con certeza los próximos cambios que podrían darse en la red social, probablemente ni siquiera el propio Musk, que recientemente admitió que todavía está trabajando en sus planes. Pero sí tenemos algunos indicadores bastante claros sobre las intenciones de Musk, que van desde la restauración de la “libertad de expresión” hasta la lucha contra los bots. El argumento principal de Musk es que al convertir a Twitter en una empresa privada, le permitirá ser más libre en lo que permite, ya que no estará en deuda con los accionistas o los anunciantes en este sentido.

A continuación se exponen las principales áreas de interés de Musk, según sus declaraciones públicas hasta ahora, y cómo podría abordar cada una de ellas.

Restaurar la libertad de expresión

La libertad de expresión se ha convertido en el principal foco de atención de la campaña Musk-Twitter, ya que el propietario de Tesla ha denunciado públicamente las acciones pasadas de Twitter para silenciar a determinados usuarios.

Musk también ha criticado la decisión de Twitter de prohibir el acceso al ex presidente de EE.UU. Donald Trump, mientras que él también ha tenido su propia cuota de problemas relacionados con sus comentarios y declaraciones en Twitter.

La opinión de Musk es que autentificando a las personas reales, y dándoles una marca de verificación, eso disminuirá el impacto de los bots (otro de sus puntos clave), y obligar a la gente a pagar por Twitter Blue, a 3 dólares al mes, podría ser la forma de hacerlo.

¿Pero la gente pagaría realmente por Twitter? ¿Alguien necesita realmente la aplicación tanto como para justificar un cargo de 3 dólares al mes? En este momento, muy poca gente se está inscribiendo en Twitter Blue, ya que el atractivo de unas cuantas opciones de colores personalizados y de “deshacer tweets” realmente no suponen un valor lo suficientemente alto para los usuarios habituales.

En la actualidad, Twitter tiene 217 millones de usuarios activos diarios que, si cada uno de ellos pagara 3 dólares al mes, supondrían unos ingresos anuales de 7.800 millones de dólares para la aplicación. Por supuesto, no todos estos usuarios van a pagar, pero Twitter es en realidad una herramienta muy importante para los que la utilizan, aunque su número de usuarios sea mucho menor en comparación con Facebook o Instagram.

Este es el tipo de apuesta que podría hacer Musk, y aunque podría reducir la presencia de Twitter en la esfera de los medios sociales, al disminuir su base de usuarios, podría seguir asegurando que siga siendo una entidad relevante y valiosa, y potencialmente rentable a largo plazo.

Esta podría ser también la vía de Musk hacia la libertad de expresión. Con cada usuario registrado y responsable, y sólo los usuarios de pago pueden entrar en la aplicación, eso pone más responsabilidad en cada Tweet, mientras que los trolls no podrían crear tan fácilmente nuevas cuentas sólo para atacar y acosar a otros.

Sería la libertad de expresión con responsabilidad, que puede no ser exactamente lo que los defensores de la libertad de expresión han estado pidiendo. Pero parece una de las únicas formas viables para que Musk logre algunos de sus objetivos clave.

Abrir el algoritmo

Otro elemento de la ofensiva de Musk en Twitter ha sido la transparencia del algoritmo, y dar a los usuarios la oportunidad de entender, e incluso controlar, cómo el sistema decide lo que es más relevante para ellos.

Twitter ya está explorando a través de su iniciativa “Bluesky”, y el concepto de que los usuarios normales podrían tener una mejor comprensión de tales sistemas tiene sentido , aunque las complejidades bien pueden demasiado altas para la gente común (es decir, la gran mayoría de los usuarios de Twitter) que sólo quieren comprobar los últimos tweets.

Un riesgo clave en este frente es que, al abrir sus parámetros algorítmicos, Twitter permitiría a los usuarios identificar aspectos clave que pueden querer enfatizar o no dentro de su experiencia.

No es un camino fácil, y Musk tendrá mucho trabajo en este frente, pero de nuevo, Twitter ya se está moviendo en este camino, y el impulso de Musk probablemente verá el proyecto de bluesky desarrollarse mucho más rápido.

Eliminación de los bots

Musk también está interesado en eliminar los bots, para lo cual, como se ha señalado anteriormente, un nuevo sistema de marcas de verificación para todos los usuarios podría ayudar a la plataforma.

Twitter lleva años trabajando para solucionar sus problemas de bots, aunque la opinión es que podría hacer más, las cuentas de bots parecen cada vez más fáciles de identificar para la mayoría de los usuarios. La polémica en el pasado ha sido si Twitter quiere realmente hacer frente a los bots, o si es más beneficioso para la plataforma seguir contándolos como “usuarios activos”. Con la presión del mercado sobre Twitter para que aumente las cifras de uso, quizás, al hacer la vista gorda con algunos de estos perfiles de bots, les haya podido ayudar a obtener mejores cifras.

La privatización de la red social eliminaría esta presión del mercado público y Twitter podría, al menos en teoría, tomar medidas más contundentes contra las cuentas de los bots.

¿Qué pasará con los trabajadores y accionistas de Twitter tras la compra de Elon Musk?

Al privatizar la empresa, Musk tendrá que idear una estructura completamente nueva para la remuneración de los empleados. Las actuales retribuciones  y recompensas en forma de acciones para el equipo de Twitter ya no tienen sentido ¿Serán sustituidas por las nuevas acciones privadas de la red social?

La industria tecnológica trabaja en un mercado duro y altamente competitivo . Los empleadores están más presionados que nunca para retener talento. Si Musk elimina las prácticas de restricción de contenidos, muchos empleados se consideran de repente irrelevantes. Probablemente veamos salidas de empleados en el corto plazo, en busca de una estructura que aporte rentabilidad a la empresa.

¿Y los inversores de Twitter?

Por otra parte, bajo la nueva propiedad privada, Twitter no estará bajo las mismas presiones de ingresos, en términos de aumentar la facturación y mejorar el rendimiento en línea con las expectativas de los accionistas. Pero Elon pagará 44.000 millones de dólares por la compañía. Es de suponer que a largo plazo busque formas de rentabilizar tal inversión.

Para muchos accionistas la compra de Elon Musk es una gran noticia, a que el multimillonario de origen sudafricano ha ofrecido una prima de más del 50% sobre el precio al que cotizaban la acciones.

Gráfico precio Twitter

Entonces, ¿cuál sería un objetivo de ingresos rentables para la plataforma? Si miramos los números de Twitter, todavía es una empresa con dificultades para obtener rentabilidad, con una pérdidas considerables tanto en 2020 como en 2021.

Esto significa que, aunque Twitter ingresó 5.080 millones de dólares en ingresos para el año, en realidad gasto 5.500 millones de dólares.

Algunos de los costes clave de Twitter para 2021 fueron:

  • Investigación y desarrollo: 1.200 millones de dólares
  • Ventas y marketing: 1.200 millones de dólares
  • Gastos generales y administrativos: 584 millones de dólares

Teniendo en cuenta la nube y otros costes de infraestructura, es de prever unos costes operativos mínimos en torno a los 3.000 o 4.000 millones de dólares, por lo que, como mínimo, Musk tendrá que generar al menos eso para comenzar a generar alguna ganancia, y sin anuncios o cobros por suscripción, parece que será un trabajo difícil.

Gráfico beneficios -facturación Twitter

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Ana Vicente