Saltar al contenido

El Gobierno rebaja el IVA de la electricidad al 10%

El Gobierno rebaja el IVA de la electricidad al 10%

La medida extraordinaria será aprobada este jueves, suponiendo un importante ahorro de las familias y pymes en un momento en el que los precios de la luz se sitúan en máximos.

Este próximo jueves entrará en vigor un nuevo decreto ley que reducirá el IVA de la electricidad del 21% al 10%. Además, se suspenderá el impuesto que grava la producción de electricidad, actualmente en el 7%. Esta medida ha surgido tras la polémica reforma de la tarifa de luz en el mercado regulado (PVPC) a principios de mes, que ha supuesto un golpe importante a los consumidores, así como los actuales precios de la electricidad, en máximos históricos.

El Ministerio de Transición Ecológica y Reto demográfico, junto con la Agencia Tributaria buscan rebajar el impacto a corto plazo de los altos costes actuales del suministro eléctrico, principalmente para hogares y pequeñas y medianas empresas con potencias contratadas por debajo de un determinado umbral.

El recibo eléctrico medio ha aumentado en más de un 45% únicamente en lo que llevamos de mes de junio con respecto al mismo mes de 2020, estableciéndose un máximo histórico, y conformando la que puede ser la factura eléctrica más cara de la historia de nuestro país.

El precio mayorista de la luz sigue marcando precios históricamente altos, por encima de los 85 euros el megavatio hora (MWh). El Gobierno ha planteado este decreto como un salvavidas temporal a los consumidores más vulnerables, pero a su vez ha dejado la puerta abierta a nuevas medidas estructurales, a largo plazo, que traten de abaratar una factura de la luz, cada día más cara.

¿A quiénes va a afectar esta bajada del IVA?

La rebaja del IVA de la electricidad no afectará por el momento a todos los consumidores por igual, ya que para poder optar a mantener este tipo del 10% hasta final de año se establecerán algunas condiciones para poder beneficiarse de este tipo impositivo reducido.

Los dos colectivos que se han planteado que podrán beneficiarse de esta rebaja de forma coyuntural serán los siguientes:

  • Hogares con una potencia contratada menor de 10KWh
  • Pequeñas y medianas empresas con una potencia contratada inferior a 15MWh

Pero esta no es la única condición que el Gobierno ha establecido para poder mantener este IVA del 10% a largo plazo, ya que la segunda condición es la siguiente:

Que el precio del MWh sea superior a 45€.

Esto quiere decir que si nuestra potencia contratada es superior a 10KWh en nuestro hogar o 15MWh en nuestra empresa, no podremos acogernos a esta reducción impositiva; pero sobre todo debemos tener en cuenta que aunque si podamos acogernos a ella porque nuestra potencia contratada sea menor a estos umbrales, si el precio mayorista del MWh cae por debajo de 45€, automáticamente volveremos a pagar el 21% de IVA.

Una medida coyuntural

Como hemos visto, la rebaja del IVA no está planteada de forma estructural. Actualmente, el Impuesto sobre el Valor Añadido que se aplica a un suministro imprescindible para cualquier hogar o empresa como la luz es del 21%, el tipo general.

Mucho se ha hablado sobre la ética de mantener un tipo general sobre la electricidad cuando otros bienes considerados básicos, como los alimentos, el agua, el transporte, los productos limpieza, los medicamentos o la cultura cuentan con un tipo reducido del 4% o del 10%.

La rebaja del IVA sobre la luz es una buena noticia, pero tenemos que verla con perspectiva:

  • Sólo afectará a los consumidores por debajo de 10MWh (15MWh para Pymes)
  • Sólo se mantendrá mientras el precio del MWh sea mayor a 45€
  • Únicamente está planteada hasta finales de 2021, en 2022 el IVA de la luz volverá a ser del 21% para todos los consumidores.

El precio histórico del Megavatio hora en España ha estado entorno a 40€ como podemos ver en la siguiente gráfica:

Durante 2020 el precio del MWh cayó hasta los 33€, marcando un precio históricamente bajo debido al parón de la producción por los confinamientos. Pero esta dinámica se ha visto truncada por un repunte hacia el precio más caro nunca registrado hasta el momento, por encima de los 90€ por Megavatio hora:

Como vemos en la actualidad, ese precio supera los 89€ por MWh. Un precio muy superior a la media histórica y al umbral de 45€MWh que ha marcado el Gobierno para podernos acoger al IVA del 10%. Para una familia normal española, con una potencia contratada menor de 10MWh la rebaja en la factura de la luz podrá suponer un ahorro entre los 6 y los 19 euros según la OCU.

Los consumidores vulnerables, sin umbral de potencia contratada

Además de los supuestos que hemos visto anteriormente, en el nuevo decreto del Gobierno se ha establecido que se aplicará el IVA del 10% a todos los consumidores vulnerables, con independencia de la potencia contratada que tengan. Esto quiere decir que no estarán sujetos al umbral máximo de 10MWh, pudiendo tener contratadas potencias superiores.

También lo harán sin estar sujetos al precio de mercado, lo que significa que si el precio del MWh cae por debajo de 45€ seguirán pudiendo mantener el IVA reducido. Eso sí, estas medidas para los consumidores vulnerables severos serán únicamente hasta final de año. En 2022, si no se aprueba ningún otro decreto posterior, volverán al tipo impositivo general del 21% con el resto de consumidores.

El IVA de la luz en Europa

Para poner el IVA sobre la electricidad en España en contexto vamos a ver una comparativa con el resto de los países europeos:

Como podemos ver, España aplica un IVA del 21%, situándose en el tercio superior de los tipos impositivos europeos, con rangos entre el 0-10%, 11-20% y 21-30%. Esta rebaja temporal y condicionada situará a muchos consumidores de nuestro país en el escalón más favorable de Europa, entre el 0 y el 10%. Pero, por el momento esto será aplicable sólo hasta final de año.

La rebaja entra en vigor este jueves

La medida del Gobierno ha recibido ya la aprobación de la Comisión de Subsecretarios el pasado lunes, y según lo planificado será aprobada por el Consejo de Ministros este mismo jueves día 24 en un consejo extraordinario.

La vía será a través de un Decreto Ley, considerando que la situación es excepcional por un “nivel de precios inusualmente alto, que amenazan con mantenerse hasta final de 2021” según el propio comunicado del Gobierno.

Pero no solo la reducción del IVA era una de las posibilidades para tratar de abaratar la factura de la luz, ya que también se abrió la posibilidad de suspender o eliminar algunos de los otros impuestos que cargan la factura de la luz.

En el año 2018 ya se tomó otra decisión similar, suspendiendo durante un periodo de seis meses el impuesto sobre la generación eléctrica, así como el llamado “céntimo verde”.

Se suspende el impuesto sobre la producción eléctrica

Además de la reducción del IVA del 21 al 10%, esta medida del Gobierno también suspenderá el impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica, un impuesto que grava la electricidad con un tipo del 7%.

Pero en esta suspensión también debemos ser cautos y mirar los detalles, ya que la suspensión de este impuesto únicamente se aplicará en los últimos meses de 2021, y no está programado prorrogar esta medida.

Esto quiere decir que durante el último tercio del año 2021 (septiembre, octubre, noviembre y diciembre) este cargo no aparecerá en nuestras facturas, pero en enero de 2022 volverá a suponer alrededor de un 7% de la electricidad que consumimos.

El Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica, también llamado IVPEE, se aprobó en el año 2012, y representa un coste extra en la electricidad que efectivamente consumimos, ya que es un cargo que se añade a la electricidad que los productores generan.

En teoría este impuesto al ser directamente imputado a los productores de electricidad podría no trasladarse a la factura final, pero en realidad este 7% sobre el coste de generar nuestra electricidad también lo pagamos los consumidores.

Un impacto de 1300 millones en las cuentas públicas

La rebaja del IVA a la electricidad supondrá un ahorro de alrededor de 1.700 millones para las familias y las Pequeñas y medianas empresas, pero para Hacienda esta rebaja no es tan positiva. La AIREF (La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) ha cifrado esta rebaja en un impacto de más de 1.300 millones de euros anuales que la Agencia Tributaria dejará de ingresar.

Los datos de la Agencia Tributaria muestran que en 2020, recaudó más de 5.700 millones en concepto de IVA de la electricidad. Para este año 2021, al implicar la bajada únicamente la mitad del año, el impacto sería de alrededor de 600 millones de euros.

La buena noticia para Hacienda es que pese a esta rebaja fiscal, el precio de la luz continúa en máximos históricos, con lo que los ingresos no se verán tan resentidos.

Este golpe en las cuentas públicas no incluye la suspensión del impuesto sobre la producción eléctrica, del 7%. Si se confirma, como parece, la suspensión, esto podría generar un agujero de otros 1.000 millones de euros anuales.

En todo caso, la AIREF ha indicado que “al tratarse de una medida temporal, no tiene porque comprometer la sostenibilidad a largo plazo de las cuentas públicas”. Si esta medida se tomara de forma estructural y medio o largo plazo “habría que vigilarla y requerir otras medidas de compensación tributaria”.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Alicia Ruiz