Saltar al contenido

Correos instalará 1500 cajeros automáticos para luchar contra la exclusión financiera

Cajeros Correos

La empresa pública Correos quiere instalar 1.500 nuevos cajeros automáticos en ciudades y pueblos de toda España, de los cuales al menos 300 irán a parar a las área rurales que sufren la “represión financiera” a causa de los cierres continuados de oficinas por parte de los bancos.  

Correos ya había instalado 109 cajeros propios en sucursales por toda la geografía nacional, pero únicamente 20 habían llegado a la España más rural.  

El problema del efectivo 

Desde que comenzó la pandemia de Covid-19, los bancos españoles han cerrado más de 2.000 cajeros automáticos en toda España. Esto significa que actualmente hay alrededor de 48.000 cajeros en total, unos niéveles tan bajos que no se veían desde el año 2001. 

La desaparición de las redes de cajeros no ha sido más que un efecto colateral como consecuencia de los cierres de cientos de sucursales bancarias en los últimos años. Esto forma parte de una enorme transición hacia una banca 100% digital, que viene a sustituir casi por completo a la atención al cliente en persona y los servicios bancarios presenciales por parte de los bancos tradicionales en nuestro país.  

El número de oficinas no ha hecho más que caer, habiendo actualmente la misma cantidad de sucursales bancarias en España que en 1977.  

Por su parte, los bancos justifican el cierre de oficinas y cajeros automáticos por la creciente adopción de los medios online tanto para realizar las operaciones como para pagar, prescindiendo cada vez más del dinero en efectivo. Pero en el fondo, los bancos están ante un problema de rentabilidad, y las sucursales hace tiempo que dejaron de ser rentables para ellos.  

El covid19 sólo ha servido para acelerar más aún más los recortes en la banca española, pero la tendencia era mucho anterior a la pandemia. Una tormenta perfecta, con tipos de interés en mínimos, una creciente competencia por parte de las fintech y una ratio de oficinas por habitante entre las mayores del mundo, no han dejado lugar a la improvisación, y las redes bancarias que conocíamos han llegado a su fin.   

Como ejemplo, en el año 2007 había 157 cajeros automáticos en España por cada 100.000 habitantes, mientras que en 2019 este número se había reducido a 106 por cada 100.000 personas.  

El problema: bancos que se van y falta de rentabilidad

 

Cajeros Correos

Lo vemos cada día, los bancos están cerrando oficinas a pasos agigantados. El ERE del Santander, el de BBVA y ahora el de Sabadell. La compra de Bankia por parte de CaixaBank solo ha sido un ejemplo más de la tónica en el sector financiero europeo, absorción de una entidad por otra, despidos y cierre de oficinas para reestructurar la empresa y ganar en rentabilidad.  

Desde la crisis financiera de 2008, nuestro país ha pasado de tener casi 70 entidades financieras propias a poco más de 10. Y esto significa que todos aquellos puestos de trabajo, todas aquellas sucursales y oficinas que han ido siendo absorbidas por una entidad cada vez más grande se han ido esfumando por el camino.  

No es casualidad que conseguir sacar dinero en efectivo en nuestro país cada vez sea una tarea más difícil, y casi imposible si nos alejamos de las grandes ciudades.  

Y es que mantener un cajero no es nada barato para un banco, según el banco ING, el coste de mantenimiento de un cajero automático en España ronda los 1.000 euros al mes, es decir, para que fuera rentable tendrían que darse más de 50 retiradas de efectivo cada día. Algo imposible fuera de una ciudad.  

Pero además de las reestructuraciones de la banca, España ha sido líder europeo (y mundial) en numero de oficinas bancarias por habitante. Esta enorme red de oficinas, agentes y costes fijos es algo difícil de mantener en el largo plazo, y desde el boom de las hipotecas y del mercado inmobiliario de principios de los años 2000, la industria ha tenido que comenzar a desapalancarse. En el mundo rural, casi el 100% de ellos cajeros están asociados a una oficina local, y cuando esta se cierra, el cajero simplemente desaparece.  

¿A quién afecta más el cierre de cajeros en España? 

A pesar de que la población española está cada vez más acostumbrada a realizar sus operaciones bancarias vía online y a pagar cada vez más con tarjeta o con el móvil, el dinero en efectivo sigue teniendo un enorme peso en nuestro país. Para muchos, sobre todo aquellos de más edad o en zonas rurales, el efectivo es el único medio de pago (y ahorro)  que utilizan.  

Por ello, el cierre de sucursales y cajeros automáticos afecta principalmente a las personas más mayores y con menos conocimientos tecnológicos. En la España más rural, más del 80% de la personas simplemente no tienen acceso a la banca online. Cuando la sucursal local se ve abocada al cierre definitivo, todas estas personas mayores se encuentran ante un grave problema, ya que conseguir sacar dinero de su banco se vuelve una tarea ardua.  

El Banco de España (BdE) ya ha señalado en un informe que casi el tres por ciento de la población española, alrededor de 1,3 millones de personas, ya tiene dificultades para acceder al dinero en efectivo. Por su parte el Banco Central Europeo (BCE) también ha reconocido que los grupos de personas con menos facilidad de acceso a internet y aquellos que viven en zonas rurales están en riesgo de exclusión financiera como consecuencia del cambio de estrategia y las reestructuraciones de las entidades financieras españolas. 

La solución de Correos al cierre de cajeros

Cajeros Correos

Mientras el número de cajeros automáticos de los bancos sigue disminuyendo, algunas soluciones han llegado para dar solución al problema. La empresa pública de mensajería Correos ha anunciado que en 2022 instalará 1.500 cajeros en todas las regiones españolas, 300 de ellos en pequeñas zonas rurales de menos de entre 500 y 3.000 habitantes que actualmente no tengan ningún cajero bancario disponible o vayan a quedarse sin ninguno en los próximos meses. 

Para dar vida a este proyecto Correos ha sacado una licitación pública, donde seleccionará a una empresa que será la encargada de instalar y mantener esta nueva red de cajeros.  

La distribución geográfica aún no se conoce, pero la propia compañía ha anunciado que se hará según las necesidades específicas que haya detectado en cada región del país.  

La empresa adjudicataria en cuestión tendrá que pagar una cuantía fija a Correos por la instalación del cajero y una pequeña comisión por cada retirada de efectivo. Se podrán utilizar todas las tarjetas de débito y crédito de los principales bancos españoles y Correos no cobrará ninguna comisión a los usuarios, aunque los propios bancos podrán cobrar una comisión en función de sus condiciones particulares. 

Estos cajeros automáticos de Correos no sólo se instalarán aprovechando las propias oficinas de mensajería de Correos, sino también lo harán en centros comerciales y otros lugares con alto tránsito de personas en las ciudades y pueblos.  

Con este nuevo proyecto de cajeros automáticos públicos, Correos da un paso adelante en su plan de convertirse en el proveedor de servicios financieros en la áreas rurales. En el mes de marzo de este mismo año, la empresa ya había anunciado la instalación de 109 cajeros automáticos en oficinas por toda España, de los cuales 20 estarían ubicados en áreas rurales. Además de la red de cajeros, Correos ya ha implementado algunos servicios extra, como la retirada, o ingreso de efectivo en sus oficinas o el envío de efectivo a domicilio para personas mayores.  

La idea que subyace detrás de esa nueva iniciativa es que Correos ofrezca servicios de efectivo a cualquier persona en cualquier región, con especial atención a aquellas más desbancarizadas. La extensa red de oficinas de la empresa de mensajería podrá dar algunos servicios que para los bancos privados, simplemente no son viables.  

Correos no está solo

Cajeros Correos

Además de esta iniciativa de correos, hemos visto en los últimos años como bancos y fintech han ido apostando cada vez más por vías de retirada de efectivo alternativas. 

Por ejemplo el banco alemán N26 permite retirar dinero de una gran red de comercios a través de la aplicación Cash26, conocido como cashback.  

Por su parte el banco ING también tiene un servicio similar llamado Twyp que permite a los clientes retirar dinero en efectivo en los supermercados DIA y otras tiendas.   

Además, las administraciones de lotería (Loterías y Apuestas del Estado) están desarrollando un programa junto con el Banco de España para que las administraciones sirvan a su vez como cajeros automáticos en aquellos lugares en los que no exista disponibilidad de cajero automático u oficina bancaria.  

Algunas voces críticas a este nuevo despliegue de Correos 

Pero este nuevo proyecto de correos no ha podido esquivar las voces críticas, y es que algunas organizaciones como CCOO o UGT han criticado la instalación de esta red de 1.500 cajeros, al mismo tiempo que la empresa publica esta recortando servicios en esas mismas áreas rurales.  

Para estas organizaciones, esta no es sino una política de “distracción” y una “incongruencia”, ya que más de 240 oficinas de atención al público han sido cerradas en los últimos meses. Según las voces más críticas, “es necesario que la empresa pública deje las políticas de recorte de oficinas y servicios a un lado”, ya que sin esa red de puntos de Correos rurales, no existirá la posibilidad de proveer de servicios a los ciudadanos más desbancarizados. 

❓FAQ sobre los cajeros de Correos

¿Qué es correos Cash? 

Correos Cash es un servicio de Correos que permite ingresar y retirar dinero en efectivo desde tu cuenta bancaria en cualquier oficina de Correos. Los bancos que tienen convenio con correos ofrecen este servicio de forma 100% gratuita.  

¿Qué es Cash 26? 

Cash 26 es una aplicación de ViaFintech, una empresa alemana que permite retirar o ingresar efectivo en más de 500 establecimientos comerciales en España. Está asociado con el neobanco N26, para poder utilizar estos establecimientos como sustitutos de cajeros automáticos tradicionales.  

¿Qué es una fintech? 

Una FinTech es una empresa que une tecnología (Technology) con Finanzas (Finance), dando soluciones novedosas e innovadoras a problemas tradicionales de la industria bancaria. Suelen ser compañías jóvenes con altos crecimientos y con propuestas muy disruptivas. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Carlos Ramos