Saltar al contenido

Cuentas de Pago Básicas

Cuenta de Pago Básico

Una Cuenta de Pago Básica es un instrumento que permite realizar pagos, de manera sencilla y asequible para los residentes de la Unión Europea, garantizando que cualquiera pueda disponer de esta herramienta y facilitar sus transacciones como depósitos, domiciliación de recibos, transferencias, pagos en línea e incluso obtener una tarjeta de débito que permita realizar operaciones a través de cajeros electrónicos y pagos en los diversos comercios que funcionan en la UE, como parte de la política de inclusión financiera.

Sin embargo, debéis tener presente que no ofrece ninguna remuneración, está limitada a clientes particulares y ofrece operaciones sencillas y limitadas. El depósito de apertura debe realizarse en euros.

¿Quiénes pueden solicitar una Cuenta de Pago Básica?

Está establecido que las instituciones deben ofrecer este tipo de cuentas a:

  • Residentes legales en cualquiera de los países que conforman la Unión Europea, sin menosprecio de si su domicilio es fijo o no.
  • Asilados
  • Personas que no posean permiso de residencia, no sujetos a expulsión por razones de hecho o jurídicas. 
  • Personas en situación de vulnerabilidad o excluidos socialmente

¿Cuáles son los requisitos para abrir una Cuenta de Pago Básica?

Por tratarse de una regulación de la Unión Europea, es realmente sencillo abrir una cuenta de este tipo ya que solo debéis presentar un documento de identidad (generalmente el pasaporte) y ofrecer la información que la entidad solicite, de acuerdo a la normativa de prevención de blanqueo y de la financiación del terrorismo, particularmente información sobre la actividad económica del solicitante.

En España, cualquier persona puede solicitar una cuenta de pago básica, sin embargo, debéis tener presente que, si poseéis otra cuenta abierta en el país, es excluyente.  En nuestro país existe la posibilidad de contratar diversas cuentas, sin requisitos previos y sin comisiones, incluso sí tenéis la nómina o pensión domiciliada en vuestra cuenta, habitualmente no pagaréis comisiones. Las personas que no residen en España es necesario realizar una declaración de residencia fiscal.

¿Cuál es el costo operativo de las Cuentas de Pago Básicas?

Si bien la norma establece una restricción a las comisiones aplicables, las mismas deben ser razonables y no sobrepasar las aplicadas en concordancia con la política de precios de la entidad prestadora del servicio, aunque dicho costo estará basado en la normatividad de cada país, pudiendo incluso ser gratuita

Para el caso de España, el límite máximo fijado por el gobierno es de 3 euros mensuales e incluyen los costos de apertura, utilización y cierre de la cuenta, depósitos, retiros, pagos en la entidad bancaria, así como como en sus páginas web y un máximo de 120 transacciones de pago al año. 

En caso de exceder el cupo de operaciones, las comisiones excedentes no deberán ser mayores a los gastos medios anuales que se apliquen.  La entidad se reserva el derecho de revisar el límite de las comisiones cada dos años. Cualquier servicio adicional, como por ejemplo la tarjeta de débito podría tener un cargo extra.

Sin embargo, se ha establecido que las entidades deben ofrecer cuentas de pago básicas totalmente gratuitas para aquellas personas en situación de vulnerabilidad o que presenten riesgo de exclusión financiera

La gratuidad de las comisiones de la cuenta de pago básica estará sujeta a criterios y requisitos establecidos, que incluyen poseer ingresos inferiores a 12.908 euros al año, para solicitantes con una unidad familiar de menos de cuatro integrantes o entre 16.135 euros, y 19.362 euros anuales para integrantes de una unidad familiar más numerosa, así como no poseer inmuebles distintos a la vivienda habitual, ni ser titulares de sociedades mercantiles. 

Para solicitar la gratuidad, deberán presentar información sobre la unidad familiar y recaudos como certificado de rentas, certificado de impuestos al patrimonio, los tres últimos recibos de nómina percibidos por el solicitante, certificados de prestaciones o subsidios y certificados correspondientes a salarios sociales. Aquellos trabajadores por cuenta propia, deberán consignar certificado que indique los ingresos mensuales percibidos por concepto de cese de actividad. De no disponer de este recaudo debe presentar un informe social emitido por el Ayuntamiento.

El periodo de gratuidad, una vez cumplidos los requisitos, es de dos años, prorrogable por plazos iguales mientras la situación financiera no cambie.

Debéis saber que la entidad dispone de treinta días, desde la consignación de la documentación para procesar la solicitud e informar por escrito y gratuitamente la aceptación o rechazo de la misma. Entendiéndose por aceptada en caso de no existir notificación. En caso de ser rechazada, existe la posibilidad de apelar la decisión.

¿Cuáles son las entidades bancarias que ofrecen cuentas de pago básicas?

De acuerdo a lo establecido por la Ley, todos los bancos ofrecen este tipo de cuentas. Solo debéis cumplir con los requisitos exigidos.  Todas las entidades ofrecen la cuenta con cargos máximos excepto Openbank, que exonera las comisiones.

¿Qué opinan la OCU, la Adicae y la AEB?

En opinión de Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la implementación de esta normativa, limita la cantidad de beneficiarios debido a la notable exclusión de las personas de avanzada edad residentes en zonas rurales, que se ven imposibilitados de acceder a la banca en línea.  Por otra parte, los recaudos solicitados para acceder a la gratuidad de la cuenta harán que muchas personas desistan de realizar el trámite, disminuyendo la cantidad de beneficiarios.

Por su parte la Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos (Adicae) pone en duda el beneficio de las cuentas básicas y cuestiona el atractivo de las mismas en comparación con otros tipos de cuentas existentes en el mercado y que poseen las mismas cualidades como la exoneración de comisiones.

La Asociación Española de Banca (AEB) en torno a las cuentas de pago básicas, indica que la llamada “exclusión financiera” que origino este tipo de cuentas, es inexistente en España, ya que la gran parte de la población tiene acceso a una cuenta bancaria para realizar sus transacciones gracias al acceso masivo a los servicios financieros y la inferioridad de los precios de las comisiones en comparación con otros países que conforman la UE.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimas entradas de Miguel Otero (ver todo)