Saltar al contenido

¿Por qué la gente pierde dinero en el Trading?

La mayoría de estudios señalan que el 90% de los traders es perdedor neto y alimenta las ganancias del otro 10%, representado por los traders institucionales, market makers, o bien, traders profesionales.

El gran crecimiento del trading online nos revela que miles y miles y miles de personas están invirtiendo dinero en diferentes mercados a través de esta alternativa.

Muchos autores de renombre, entre ellos el célebre Mark Douglas, figura pionera del psicotrading, han reflexionado sobre este elevado número de traders que dejan su dinero en los mercados todos los días.

Algo que es una constante indiscutible en todas las opiniones sobre el tema es que la gran mayoría son perdedores consistentes y terminan quemando su capital al corto plazo.

Algunos tienen la suerte, o más bien la mala suerte, de poder fondear de nuevo su cuenta de trading. Pero el resultado termina siendo el mismo: queman su capital al corto plazo otra vez.

Quédate con nosotros y te revelaremos las causas estructurales por las cuales la gente pierde dinero en el trading.

¿Cuándo perdemos dinero en el trading?

Pierdes dinero cuando obtienes una mala combinación entre el porcentaje de aciertos y el ratio B/R luego de una serie de operaciones.

Por mala combinación nos referimos a cualquiera que te arroje una esperanza matemática negativa.

Recuerda que el ratio B/R refleja cuánto dinero aspiramos ganar versus cuánto dinero estamos dispuestos a perder.

Por ejemplo, si aspiramos ganar 100 $ y estamos dispuestos a arriesgar 100 $, nuestro ratio B/R es de 1/1.

En este sentido, puede ocurrir cualquiera de los siguientes 3 casos:

  • Un ratio B/R muy bajo con un porcentaje de aciertos muy bajo. Es el infierno del trading. Supone muchísimas operaciones perdedoras con recorridos muy cortos.

Sin embargo, algo tan desastroso sólo puede ocurrirle a quien que se dedique a esta actividad sin ningún tipo de conocimiento ni práctica.

Hablamos de adictos al trading, o bien, apostadores carentes de control emocional.

  • Un ratio B/R alto con un porcentaje de aciertos demasiado bajo como para arrojar una esperanza matemática positiva.

En este caso, se logran operaciones ganadoras con buenos recorridos, pero no son suficientes para compensar las pérdidas. Se requieren al menos porcentajes del 35% en adelante.

  • Un porcentaje de aciertos alto con un ratio B/R demasiado bajo como para arrojar esperanza matemática positiva.

En este otro caso, aunque se logra acertar muchas veces, el tamaño de nuestras ganancias es muy muy pequeño como para acumular ganancias. Se requieren ratios B/R de 0,5/1 a 0,75/1 como mínimo.

Debes entender muy bien el concepto de esperanza matemática y saber en consecuencia, cuál es el equilibrio correcto para ti entre el porcentaje de aciertos y el ratio B/R.

Recuerda, estas dos variables son como una balanza, si una sube la otra tiende a bajar y viceversa… En nuestro artículo sobre sistemas de trading te explicamos en qué consiste y cómo se calcula la esperanza matemática.

Sólo podrás ganar dinero de forma consistente si entiendes que necesitas un sistema con esperanza positiva luego de una serie de operaciones.

Es un experimento natural sujeto a la Ley de los Grandes Números. Se necesita realizar muchas operaciones conforme al sistema para que aparezca esa ventaja estadística en el largo plazo.

¿Por qué perdemos dinero en el trading?

En general, las pérdidas se deben a una serie de factores que afectan de manera negativa los 3 pilares en los que se basa el trading: análisis técnico, gestión monetaria del capital y psicotrading.

Si no haces buena gestión de la información del mercado, buena gestión del riesgo y buena gestión de tus emociones, perderás dinero con toda seguridad.

La conjunción de estás 3 áreas produce la consistencia en los resultados que obtendrás.

Factores que te hacen perder dinero en el Trading

A continuación te comento los 6 factores que te hacen perder dinero en el trading:

No has desarrollado habilidades

Este factor está relacionado de manera directa con tu formación o carencia de ella. Si no te formas primero, no deberías hacer trading.

Para realizar cualquier actividad de manera eficaz debemos conocerla bien.

El proceso de formación debe ser integral. Esto toma tiempo. ¿Cuánto?

Al menos 6 a 12 meses y muchos creen que lo ideal es tomar al menos un año de formación.

Para llegar a un nivel de maestría en esta profesión podrías tardar varios años, si bien, no es necesario ser un superexperto para poder vivir del trading.

Si esto es así, no puedes depender del trading como fuente de ingresos principal. Debes tener otra fuente, ya que mientras te formes no generarás ningún ingreso por esta vía.

Por otro lado, tu formación debe ser teórica y práctica, dándole cada vez más relevancia a esta segunda faceta.

Un consejo final en cuanto a tu formación es contar con un coach o mentor que te guíe en el camino.

No has cambiado tus creencias erróneas

Tus creencias condicionan la manera en que te comportas y están alojadas de forma profunda en tu mente subconsciente.

Si no las cambias, no podrás abrirte a nuevos hábitos e ideas, y por tanto, a nuevas maneras de actuar más allá de lo que ya sabes.

Pero no se puede cambiar nuestras creencias de la noche a la mañana. Este proceso requiere tiempo y mucho trabajo mental y psicológico fuera del mercado.

Olvídate por un momento de la gestión de riesgo o el análisis de gráficos. Vas a modificar tu ser profundo y ello requiere mucho trabajo duro fuera del mercado.

En el trading, las creencias tradicionales que ya poseemos pueden ser la receta perfecta para el desastre. La principal creencia que deberás cambiar es que “perder es malo”.

En esta actividad las pérdidas son normales, naturales e inevitables, siempre y cuando se ajusten a un sistema y se mantengan bajo control.

Sigue leyendo y te daremos al final las recomendaciones para ayudarte a cambiar tus creencias erróneas.

No controlas tus emociones

El psicotrading o gestión de la emociones es la parte más importante y más difícil para ganar con consistencia.

Si te lanzas a la mar del trading sin antes trabajar este aspecto, cada trade será como una montaña rusa emocional. Si te asaltan las emociones al operar, entonces no estás listo.

Este punto está directamente relacionado con el anterior. Si cambias tus creencias erróneas podrás controlar la emoción más perjudicial en el trading: el miedo.

Sin embargo, creemos que el control de las emociones abarca un área más amplia que sólo intentar cambiar nuestras creencias.

Necesitas conocerte a ti mismo y además cultivar virtudes y aptitudes. Eso supone una serie de ejercicios y actividades que van más allá del punto anterior.

El fin último es convertirte en un trader consistente. Al final te daremos varios consejos y te diremos cuál es el perfil de un trader así y cómo puedes saber si estás listo para pasar a operar en real.

No controlas tu riesgo

Si no controlas tu riesgo al operar, pondrás en peligro tu capital a largo plazo. No sobrevivirás mucho tiempo en los mercados.

Como puedes ganar o perder siempre, entonces debes limitar tus pérdidas de una manera que no afecte el tamaño de tu cuenta a lo largo de muchas operaciones.

La gestión de riesgo te ayuda en esa tarea. Se trata de fijar reglas y limitarte a cumplirlas sí o sí…

Si tienes muchas pérdidas, tu problema no son las pérdidas en sí mismas. Debes aceptarlas sin titubear.

Pero si cometes el error de aumentar el riesgo más y más, perderás todo tu dinero.

Te contamos más adelante cuáles son las reglas básicas para controlar tu riesgo.

No tienes un sistema de trading

Si no tienes un método que te ayude a organizar la toma de decisiones al operar, lo tendrás muy difícil para ser consistente.

Dadas las características del mercado, no puedes operar como mejor te parezca. Al mercado no le interesa quién eres tú, ni el tamaño de tu cuenta, ni cuánto dinero necesitas para llegar al fin de mes.

Por tanto, debes construir un sistema que se adapte a tu personalidad, perfil de riesgo y estilo de trading.

Esto aumentará las probabilidades a tu favor cuando operes. Si no lo haces, te condenará a que la esperanza matemática de tu operativa termine siendo negativa y no puedas ganar dinero.

No tienes disciplina

Si te fijas reglas, desarrollas un sistema y te basas en la formación recibida, también debes ser capaz de tener la disciplina para respetar y cumplir todo eso.

En trading no basta con saber, es más importante ser capaces de ejecutar en el momento oportuno.

La disciplina es un valor en sí misma. Es una de las principales virtudes que debes cultivar para tener éxito.

No hay ninguna empresa de éxito que se haya desarrollado en este mundo sin contar con disciplina. Ella te da la confianza para saber que si perseveras haciendo lo correcto, lograrás lo que te propongas.

Recomendaciones para no perder dinero en el Trading

La recomendación más simple es no hacer aquello que te hace perder dinero. Dicho de forma positiva, convierte los 6 factores que acabas de ver en herramientas para tu desarrollo.

Te dejo varios consejos puntuales para que trabajes cada aspecto:

Desarrolla habilidades

Puedes seguir este sencillo esquema para aumentar tus conocimientos en diferentes campos del trading:

No pares de aprender y esto te ayudará a generar más confianza y a refinar tus conocimientos.

Cambia tus creencias erróneas

Te menciono 2 formas de lograrlo:

Escribir como técnica para cambiar

La escritura reflexiva te lleva a enfocar tus pensamientos de forma constante con lo que deseas creer, y esos pensamientos terminan alterando tu paisaje mental.

Mientras más energía tengan esos pensamientos, y más reflexivo y creativo sea este proceso, mayor será el efecto que terminará produciéndose en tu comportamiento.

Buscamos afectar nuestro sistema cerebral con esa información escrita y con las imágenes que pensamos al escribir.

Veamos los pasos a seguir:

a) Escribe todas las creencias correctas que deseas afianzar o incorporar a tu comportamiento.

b) Repite de forma reflexiva la escritura de estas creencias una vez al día para comenzar a fijar esos pensamientos.

No escribas de forma mecánica. Al escribir debes imaginarte actuando de acuerdo a estas creencias.

c) Sigue este proceso por 2-3 meses como mínimo.

Visualizar como técnica para manifestar:

La visualización es una herramienta cada vez más utilizada en diversos campos, entre ellos el psicotrading. De hecho, ya se viene usando en el campo de la psicología deportiva desde hace varios años.

Va dirigida a la parte de tu sistema cerebral que no entiende el lenguaje hablado o escrito, pero sí las imágenes y los sentimientos que éstas conllevan.

La idea es que se vuelva natural para ti actuar de una forma distinta, que te permita responder con facilidad ante ciertas circunstancias.

En un paisaje mental saludable debe haber una correspondencia entre lo que piensas e imaginas, y aquello que terminas haciendo.

Veamos los pasos a seguir:

a) Agrega a una lámina (digital) imágenes que se asocien al estado de ánimo que sentirías al actuar de acuerdo con tus nuevas creencias.

b) Repasa estas creencias en tu mente de forma diaria, visualizándote en ese comportamiento con el estado de ánimo asociado.

Para ello, debes sentarte en una posición relajada, en soledad y tranquilidad, de manera que al cerrar tus ojos puedas comenzar a visualizar de forma fluida. Puedes tomar unos 30 minutos para ello.

c) Comienza gradualmente a actuar de ese modo cuando las circunstancias lo demanden.

d) Sigue este proceso hasta que tu comportamiento se haya adaptado a tus nuevas creencias.

Controla tus emociones

En nuestro ser hay varias capas. Una de ellas es el ego, el cual es necesario porque nos da un sentido de nosotros mismos y de nuestro valor.

Pero nos puede hacer mucho daño cuando toma el control de nuestro paisaje mental, y por ende, de nuestro comportamiento.

Otra capa es la conciencia. Esa voz profunda y bastante más silenciosa que el ego que nos define. Ella nos dice lo que somos y lo que realmente nos conviene, lo qué es correcto, pero no siempre la escuchamos.

Uno de los aspectos que puedes poner en práctica para aprender a controlar tus emociones es escribir 2 biografías: la de tu Observador Interno y la de tu Saboteador Interno.

Agrega aspectos relacionados con tu nivel de trading actual y aquél que quieres alcanzar.

Tu observador interno es aquél que te define. Aquél que recoge todas tus cualidades y fortalezas.

Tu saboteador interno es la voz de tu ego deformado. Aquél que no para de sugerirte malas ideas.

La idea de conocer ambas capas de tu ser es poder identificarlas cuándo están a cargo. Reflexiona sobre cada una: aprovecha tu observador y controla tu saboteador.

Controla tu riesgo

No pierdas más del 1%-3% de tu capital por operación. Esta es la regla cardinal de tu gestión monetaria.

Fija una pérdida diaria máxima y si llegas a ella, ya no operes más. Te recomiendo trabajar con el 3% de tu capital. Es decir, te puedes permitir hasta 3 pérdidas diarias del 1%.

Define un ratio B/R que se adapte a tu capital, estilo de trading, perfil de riesgo y personalidad. Debe permitirte lograr una esperanza matemática positiva en conjunto con tu porcentaje de aciertos.

Evita usar apalancamiento, éste multiplica tu riesgo.

No promedies operaciones perdedoras.

Trabaja sólo con activos que se adapten a estas reglas.

Usa un sistema de trading

Define un plan y una estrategia personalizados. No dejes nada al azar. Nada!!!

El plan debe contener todos los parámetros de operación.

La estrategia debe decirte:

  • Cuándo operar.
  • Cuándo no operar.
  • Cuándo y cómo entras al mercado.
  • Qué hacer en cada caso.
  • Cuándo y cómo sales del mercado.

Ten disciplina

Sigue todas las reglas que te has fijado y podrás avanzar hacia el éxito. Es preciso cultivar esta virtud.

Debes ser metódico y detallista en tu accionar en los mercados.

La disciplina es el arte de hacer lo correcto aunque no queramos.

Conclusiones: ¿Cómo saber si estás listo para el Trading?

Si eres un trader consistente tendrías un perfil como el que sigue:

1.- Objetivamente identificas tus posibilidades.

2.- Predefines el riesgo de cada operación.

3.- Aceptas el riesgo de cada operación y estás dispuesto a cancelarlo si se vuelve en tu contra.

4.- Actúas de acuerdo a tu sistema sin dudar y sin reservas, manteniendo un estado de ánimo en calma y sin expectativas.

5.- Te pagas a ti mismo mientras que el mercado va poniendo dinero a tu disposición.

6.- Operas si y sólo si las condiciones del mercado son las apropiadas, y las herramientas técnicas y ambiente de trabajo son óptimos.

Si no quieres perder dinero trabaja estas recomendaciones de forma sistemática.

Evita invertir en activos dudosos como las opciones binarias, ya prohibidas en muchos países.

Y sobre todo, tómate el tiempo que requiere convertirte en un profesional del trading.

El trading no es un juego de azar, sino un asunto de probabilidades.

Si al haber avanzado en el proceso de aprendizaje te identificas más y más con el perfil descrito, estás en la vía correcta.

Felicitaciones. No dejes de trabajar y lograrás subir tu nivel de forma progresiva. Los resultados llegarán y podrás vivir del trading a largo plazo.

Espero que te haya gustado el artículo. Déjanos tus comentarios y preguntas. Te dejo estos otros materiales por si quieres profundizar:

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?