Saltar al contenido

¿Qué tipos de órdenes existen en trading?

¿Qué tipos de órdenes existen en trading?

Nuestros expertos han revisado el contenido hace 9 meses. La persona encargada de revisarlo ha sido Alicia Ruiz

Sin Comisiones colabora con algunas entidades bancarias y en algunas ocasiones recibimos una recompensa si se abre una cuenta a través de nuestros enlaces. Sin embargo, esto no afecta ni a la puntuación ni a los productos que aparecen en la página. Puedes ver aquí la metodología empleada para realizar esta reseña, nuestros rankings y comparativas.

Hoy por hoy, la sofisticación de los mercados y los distintos tipos de órdenes disponibles en las plataformas de trading nos permiten abrir una posición de compra o de venta con tan sólo un clic.

Para un inversor de bolsa es esencial conocer qué tipos de órdenes existen, cómo usarlas, cuáles son sus ventajas y desventajas, de manera que te permitan mejorar tus estrategias haciendo más fácil, rápida, fluida, y menos emocional tu operativa.

Para traders principiantes, y a menudo no tan iniciados aunque minoristas, no suelen ser obvias las diferencias entre los diferentes tipos de órdenes, según el precio, el momento al que decidas operar y otros parámetros de interés.

Fijación del Precio de Mercado: Bid vs Ask

Ya que los tipos de órdenes en trading suponen realizar una transacción a un precio determinado, debemos entender muy claramente cómo se fija el precio de mercado. Para ello, introducimos los conceptos de “Bid” (precio de demanda) y “Ask” (precio de oferta).

El mercado funciona con un sistema de cotización de dos vías que reflejan el precio de demanda y el precio de oferta: El bid y el ask indican el mejor precio potencial al que se puede comprar o vender un activo en un momento dado.

Tipos de Ordenes de Trading
  • El precio de demanda o bid representa el precio máximo que los compradores están dispuestos a pagar para comprar un activo bursátil en un determinado momento.

    El precio bid siempre será menor o igual al precio ask porque de forma lógica, quienes compran quieren hacerlo al precio más bajo posible para capitalizar mayores ganancias si el precio sube luego de haber comprado.
  • El precio de oferta o ask representa el precio mínimo que los vendedores están dispuestos a aceptar para vender ese mismo activo bursátil al mismo tiempo.

    Quienes venden (en corto) quieren hacerlo al precio más alto posible para obtener mayores ganancias cuando el precio baje.

Es decir, el bid y el ask establecen los precios límites que están dispuestos a aceptar los participantes del mercado.

De manera que el mecanismo de mercado va emparejando a compradores y vendedores en función de que obtengan lo que desean, o bien, aquello que se acerque lo más posible a ello.

Para comprar debe haber un vendedor, por lo tanto, si compras al precio de mercado debes estar dispuesto a pagar el precio ask disponible. En el caso contrario, para vender debe haber un comprador, por tanto si lo haces al precio de mercado debes estar dispuesto a aceptar el precio bid disponible.

De este modo, una transacción ocurre cuando un comprador está dispuesto a pagar la mejor oferta disponible (el ask), o un vendedor está dispuesto a aceptar la mejor demanda disponible (el bid).

Spread Bid-Ask

El spread es simplemente la diferencia entre los precios de oferta y demanda. Es un indicador fundamental de la liquidez de un activo bursátil y, en general, cuanto menor sea el diferencial, mejor será la liquidez y viceversa.

Según el activo y el mercado, el diferencial puede fluctuar bastante. Las empresas llamadas “Blue Chips” que constituyen el Dow Jones Industrial Average por ejemplo, pueden tener un spread de sólo unos pocos centavos, mientras que las acciones de pequeña capitalización (“small-caps”) que cotizan menos de 10.000 acciones al día pueden tener un spread de 50 centavos o más.

El spread puede aumentar muchísimo durante períodos de baja liquidez o de inestabilidad del mercado, pues los traders no estarán dispuestos a pagar un precio más allá de un cierto umbral y los vendedores pueden no estar dispuestos a aceptar precios por debajo de cierto nivel.

De manera que suele resultar sencillo entrar y salir del mercado en activos con bajo spread (alta liquidez), pero puede ser muy difícil para aquellos otros con un spread muy amplio (baja liquidez).

Es aquí donde entran a jugar un papel importante los tipos de órdenes en trading, ya que las condiciones de mercado no siempre permiten que obtengamos el mejor precio posible en el mejor momento posible. A veces para obtener el mejor precio debemos sacrificar el momento, y a veces para operar al momento deseado debemos sacrificar el precio…

Veamos a continuación cómo los tipos de órdenes en trading nos ofrecen diferentes alternativas de precio y momento para poder tener una sincronía con el mercado.

Tipos de Órdenes en Trading

Los tipos de órdenes en trading pueden clasificarse en dos grandes categorías:

  • Aquellas que regulan el precio o el momento de ejecución.
  • Aquellas que regulan otros parámetros como su duración o su alcance.

Órdenes de Trading según el precio o el momento de ejecución

Son las más conocidas y te permiten priorizar entre dos aspectos básicos de la ejecución: el precio o el momento en el cual se activan. Dentro de esta familia tenemos la estructura de órdenes sería algo así:

Órdenes de Mercado
o Market Orders
· Orden de compra
o Buy market
· Orden de venta
o Sell market
Órdenes Límite
o Limit Orders
· Buy limit
· Sell limit
Órdenes de Parada
o Stop Orders
Stop loss
· Stop limit
· Trailing Stop
· Sell stop
· Buy stop

Órdenes de Mercado o “Market Orders”

Son aquellas órdenes de ejecución inmediata que permiten comprar o vender al mejor precio disponible en el mercado al momento de su activación. Si compras recibirás el mejor ask disponible, mientras que si vendes recibirás el mejor bid disponible.

Como podemos ver, las órdenes de mercado no garantizan un precio de ejecución. Claro está que en los mercados con alta liquidez obtendremos un precio igual o muy similar al observado en pantalla. Sin embargo, en los mercados con baja liquidez, o bien en situaciones de mucha volatilidad, podríamos obtener un precio no tan cercano.

La orden de mercado se centra en la ejecución inmediata, no en el precio. Por lo general, este tipo de orden es el más común, en especial entre los traders minoristas y pueden ejecutarse para abrir una posición o para cerrarla.

Hay dos tipos de órdenes de mercado:

  • Cuando compramos se llaman “buy market”.
  • Cuando vendemos se llaman “sell market”.

Las órdenes de mercado se utilizan en estrategias sensibles al momento de ejecución para aprovechar los impulsos del precio. Cuando requieres asegurar tu entrada al mercado más allá del precio debes usar una orden de este tipo. Sin embargo, debes cerciorarte de que exista la suficiente liquidez para garantizar una entrada rápida.

Órdenes Límite o “Limit Orders”

Son aquellas órdenes de ejecución diferida que permiten comprar o vender a un precio específico en el mercado al momento de su activación, pero dicha activación sólo ocurre si se alcanza el precio límite fijado de forma previa o uno aún mejor.

Las órdenes límite suponen prestablecer el precio máximo o mínimo al cual estamos dispuestos a comprar o vender respectivamente. También se les llama órdenes pendientes ya que no se ejecutan hasta que no se alcancen los niveles predefinidos o hasta que sean canceladas.

El tiempo de ejecución depende de diversos factores como por ejemplo, que tan cerca/lejos del precio actual coloquemos la orden límite, la volatilidad del activo, el comportamiento presente del mercado, etc.

En este caso, se garantiza un precio de ejecución, pero no el momento, ya que el mercado podría alcanzar o no dicho límite.

Hay dos tipos de órdenes límite:

  • Cuando compramos se llaman “buy limit” y nos garantizan entrar al mercado al precio ask actual o por debajo.
  • Cuando vendemos se llaman “sell limit” y nos garantizan entrar al mercado al precio bid actual o por encima.

Las órdenes límite se utilizan en estrategias sensibles al precio de ejecución para asegurar que entremos al mercado a un buen precio, pero sólo cuando el momento lo permita… Aunque su justificación puede parecernos confusa, sólo compraremos o venderemos si aparece el nivel de precio que hemos predefinido.

En caso no alcanzar el precio que hemos preseleccionado, la orden no se activa y podemos optar por dejarla pendiente o cancelarla.

Las órdenes límite tienen sentido cuando planteamos una estrategia donde:

  1. Se cumple la condición “a”;
  2. A continuación y por tanto, se realiza la acción “b”.

Por ejemplo, si se rompe un nivel de soporte o resistencia, compro o vendo según me convenga, entonces uso la orden límite para dejar predefinida la operación sin necesidad de esperar que el precio llegue a ese escenario. Con ello, puedo asegurarme un buen precio de entrada que no me podría garantizar una orden de mercado.

Las órdenes límite también se utilizan cuando operamos varios instrumentos y no podemos monitorearlos todos al mismo tiempo, por lo que se automatiza el proceso con este tipo de herramienta.

De igual modo, se pueden usar cuando operamos activos con un spread bid-ask muy grande, con lo cual podemos asegurar mejores precios de entrada.

Por último, pero no menos importante, las órdenes límite también se pueden usar para fijar nuestro “Take Profit” o “Profit Target” o lo que es lo mismo, nuestro objetivo de beneficio una vez que abrimos una posición. Si compramos, establecemos una orden “sell limit” por encima del precio de entrada y si vendemos establecemos una orden “buy limit” por debajo del precio de entrada.

Órdenes de Parada o “Stop Orders”

Son órdenes de ejecución diferida que permiten comprar o vender al mejor precio disponible en el mercado al momento de su activación, pero la activación sólo ocurrirá si se alcanzan los límites fijados de forma previa.

Existen tres tipos de órdenes de parada o de “stop”:

STOP LOSS O STOP MARKET

Son aquellas órdenes que se activan hasta el punto que se alcanza un precio predefinido, en cuyo caso funcionan como una orden de mercado.

Su objetivo es minimizar posibles pérdidas por lo que popularmente las conocemos como órdenes “stop loss”. Este tipo de orden se usa para cerrar posiciones perdedoras.

Cuando compramos colocamos una orden de stop loss por debajo del precio actual, mientras que cuando vendemos la colocamos por encima del precio actual, así aseguramos que en un escenario adverso la orden se active y mitiguemos las pérdidas.

Hay dos tipos de órdenes stop loss:

  • Las compras se llaman “sell stop” y nos garantizan poder vender al precio bid predefinido o al mejor disponible.
  • Las ventas se llaman “buy stop” y nos garantizan poder comprar al precio ask predefinido o al mejor precio disponible.

STOP LIMIT

Son aquellas órdenes que se activan hasta tanto se alcanzan los límites fijados de forma previa. Se garantiza el precio, pero la ejecución no ocurrirá si no se alcanzan los límites establecidos.

Hay dos tipos de órdenes stop limit:

  • Las compras se llaman “sell stop limit” y nos garantizan poder vender al precio bid predefinido o al mejor disponible.
  • Las ventas se llaman “buy stop limit” y nos garantizan poder comprar al precio ask predefinido o al mejor precio disponible.

Trailing Stop

Son aquellas órdenes stop loss que se automatizan para que el precio de stop siga al precio de mercado por una distancia fija que puede ser una cantidad o un porcentaje, a medida que la operación avanza en dirección favorable. Esto permite proteger y aumentar las ganancias que se van acumulando sin tener que vigilar la operación de forma constante.

Es decir, se trata de una orden stop loss dinámica que se va moviendo a medida que una operación avanza en nuestro favor. De ese modo, si el precio se da la vuelta, no perderíamos todo lo ganado. Además, ayudan a reducir la incidencia de las emociones sobre nuestra operativa.

Las órdenes trailing stop sólo se mueven cuando el precio progresa a nuestro favor. En caso de retroceso no hay movimiento alguno del stop loss.

Órdenes de Trading según su duración y alcance

Son aquellas que permiten controlar otros aspectos distintos al precio o al momento específico de ejecución. Aquí hablamos de parámetros más estructurales de la orden como su duración en el tiempo, o bien, el alcance que le damos a la misma.

El uso de algunas de ellas no es muy común hoy en día y se reserva para instrumentos de poca liquidez. Veamos:

Ordenes en Trading según Duración o Alcance

Órdenes “Good-Till-Cancelled (GTC)”

Son aquellas órdenes que permanecen activas hasta que decidamos cancelarlas, sujeto claro a las políticas de nuestro bróker. Este tipo de parámetro se puede establecer sobre nuestras órdenes cuando requerimos que se extiendan en el tiempo.

Órdenes Diarias

Son aquellas órdenes que se programan para que expiren al final de la sesión, en caso de que no se hayan ejecutado durante la misma. Si esto ocurre, tendrán que ser configuradas otra vez en la sesión siguiente. Estas órdenes son lo contrario a las “GTC”, pues tienen un límite finito.

Órdenes “One-Cancels-Other (OCO)”

Son aquellas órdenes condicionales en las que se programan un “stop-loss” y un “take-profit” para que se ejecute lo que ocurra primero, y la otra orden sea cancelada de forma automática. En el trading cada vez más automatizado de hoy en día son muy comunes para facilitar nuestra operativa.

Órdenes “If-Done (ID)”

Son órdenes condicionales en las cuales se programan dos órdenes. La segunda orden sólo se ejecutara si se activa la primera. Por lo general se usan para cobertura de riesgo cuando abrimos una posición en un mercado o producto y queremos cubrirnos inmediatamente en otro activo. Al abrir la primera posición de forma automática se abre la segunda.

Órdenes “All-Or-None (AON)”

Son aquellas órdenes limitadas en las cuales se desea operar con el tamaño de posición seleccionado o con ninguno. De este modo o la orden se ejecuta por el total o no se ejecuta del todo. Es decir, es “todo o nada”.

Este tipo de parámetro se usa para operar activos bursátiles que carecen de liquidez y en los cuales no se puede operar con ciertos tamaños de posición sin correr el riesgo de que nuestra orden no sea llenada.

Un ejemplo de ello sería en el mercado de acciones las llamadas “small-caps” o empresas de baja capitalización cuyas acciones cuestan sólo centavos de dólar.

Órdenes “Inmediate-Or-Cancel (IOC)”

Son aquellas órdenes en las cuales se desea operar de manera inmediata independientemente de que el tamaño de posición disponible en el mercado no alcance nuestras necesidades. De algún modo es el opuesto a las órdenes “AON” y se usan para instrumentos de poca liquidez.

Este tipo de órdenes se usa cuando queremos capturar un impulso particular (tal vez sólo segundos), aunque eso implique que nuestra orden no sea llenada totalmente. En las órdenes “IOC” la fracción que no es llenada se cancela de forma automática, por lo que no queda pendiente.

Órdenes “Fill-Or-Kill” (FOK)”

Son órdenes que representan un híbrido entre las ordenes “AON” y las “IOC”, ya que suponen que se ejecute una orden exactamente al tamaño de posición seleccionado y de forma inmediata en un intervalo de tiempo muy muy breve (tal vez sólo segundos). Si la orden no es llenada se cancela de forma automática. Estas órdenes son poco comunes hoy en día y se suelen usar para instrumentos de muy poca liquidez.

Alcance y Limitaciones de los Tipos de Ordenes en Trading

Conocer y saber utilizar los distintos tipos de órdenes que existen en el trading puede ayudarnos a desarrollar una operativa más fácil, automática y por tanto, menos emocional, pero como todas las cosas, tienen sus limitaciones.

Alcance y Limitaciones de los Tipos de Ordenes en Trading
  • El principal atributo de las órdenes es que nos permiten priorizar entre el precio que queremos y el momento de ejecución.
  • Las órdenes que afectan el precio y el momento de ejecución son fáciles de entender, pero requieren de práctica para no complicar sin necesidad nuestra operativa.
  • Los distintos tipos de órdenes nos dan flexibilidad para escoger aquellas que se adapten a cada situación particular.
  • Nos ayudan a tener una mejor cobertura de riesgo, ya que podemos programar de forma automática el coeficiente beneficio/riesgo que vamos a tomar en cada operación.
  • Nos permiten automatizar hasta cierto punto nuestra operativa y ello resulta de utilidad cuando operamos distintos instrumentos y mercados en simultáneo.
  • La velocidad es una característica de los mercados financieros actuales, por lo que los distintos tipos de órdenes nunca garantizan al 100% que tu orden sea llenada como lo deseabas, en especial en situaciones de volatilidad extrema.

Los distintos tipos de órdenes son una herramienta para hacer tu trading más fácil y fluido, pero no son un fin en sí mismo. Esto es particularmente cierto cuando incorporamos el componente psicológico en la ecuación. No importa cuál tipo de orden utilices, si no estás preparado emocionalmente lo arruinarás…

Modificarás los parámetros durante la ejecución, ampliarás los stop loss para no aceptar las pérdidas, etc.

Esperamos que nuestro artículo te ayude a reconocer y a poner en práctica los distintos tipos de órdenes en trading de manera ágil. Consulta nuestro Curso Gratis de Trading y Bolsa si quieres continuar aprendiendo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¿Qué tipos de órdenes existen en trading?