Saltar al contenido

¿Cómo solicitar una hipoteca sin ahorros? Vías disponibles

Hipoteca sin ahorros

Nuestros expertos han revisado el contenido hace 5 meses. La persona encargada de revisarlo ha sido Carlos Ramos

Sin Comisiones colabora con algunas entidades bancarias y en algunas ocasiones recibimos una recompensa si se abre una cuenta a través de nuestros enlaces. Sin embargo, esto no afecta ni a la puntuación ni a los productos que aparecen en la página. Puedes ver aquí la metodología empleada para realizar esta reseña, nuestros rankings y comparativas.

Solicitar una hipoteca sin tener ahorros implica no disponer del dinero para cubrir la diferencia entre el límite de financiación del préstamo hipotecario y el coste real de la operación. No es una tarea sencilla, se debe recurrir a hipotecas al 100% o a la financiación de la diferencia.

Profundizamos en las posibilidades y alternativas cuando no se dispone de ahorro complementario al préstamo hipotecario en la compra de la vivienda. Cómo conseguir una hipoteca sin ahorro, que características tiene, alternativas y ventajas e inconvenientes.

¿Y si pudieras comparar entre todas las ofertas disponibles en el mercado con un solo click? Colaboramos con iAhorro para ofrecerte la mejor hipoteca en base a lo que necesites.

¿Qué distingue a las hipotecas sin ahorros?

Para la hora de comprar una vivienda, la mayoría de personas acuden a la financiación, es decir a contratar una hipoteca. Sin embargo, las hipotecas sólo suelen cubrir una parte del valor de la operación de compra. Por tanto, es imprescindible cubrir la parte que falta.

Generalmente, la financiación máxima de una hipoteca en nuestro país ronda el 80% del valor de compraventa o de tasación (el menor de los dos).

Además, en la compra de una vivienda hay que hacer frente a una serie de gastos e impuestos que pueden ir desde el 10% hasta el 15% dependiendo del tipo de vivienda que se adquiera. Por ello, suele quedar para el usuario la necesidad de complementar la financiación.

Una de las recomendaciones habituales es que se acuda a la compra de una vivienda con ahorro suficiente para poder cubrir esa diferencia de precio que no cubre la hipoteca. Pedir una hipoteca sin ahorros sería solicitar la hipoteca, pero no tener ahorrada dicha diferencia.

¿Es posible solicitar una hipoteca sin ahorros?

¿Cómo solicitar una hipoteca sin ahorros? Vías disponibles

No es imposible, pero tampoco es sencillo. Si bien es cierto que hace poco más de una década, era relativamente fácil obtener una hipoteca sin ahorro, debido sobre todo a los márgenes ampliados de financiación, en la actualidad esto es más complicado.

Para plantearse poder pedir un crédito hipotecario sin tener ahorros, hay algunas cuestiones que van a ser necesarias en todos los casos:

  1. ✔️Tener una buena solvencia económica con ingresos demostrables por encima de la media
  2. ✔️Tener estabilidad laboral demostrable como complemento a los ingresos
  3. ✔️Disponer de posibilidad de garantías y avales suficientes

A la hora tratar de realizar la compra de una vivienda sin tener ahorro disponible, hay que recordar que no todos los bancos se van a prestar a la financiación a 100% de la vivienda, que sería una de las opciones. Esto obliga a buscar diferentes alternativas.

Vías para conseguir hipotecas sin ahorros

No existen muchas posibilidades para poder optar a comprar una vivienda a través de una hipoteca si no se tiene el ahorro necesario para cubrir la diferencia entre la financiación de hipoteca y los costes totales de la compra.

Vamos a repasar algunas de las posibilidades más habituales para este tipo de operación:

✔️Contratar hipotecas al 100% de financiación

Usualmente los préstamos hipotecarios sólo van a cubrir una parte del valor de compraventa o de tasación de la vivienda. En nuestro país, lo habitual es que esto sea entre el 70% o una hipoteca al 80%.

Una forma de poder comprar una vivienda sin tener ahorro previo es contratar una hipoteca al 100% de financiación que cubra todos los costes de compraventa. Sin embargo, no son hipotecas sencillas de contratar.

Dentro de las hipotecas al 100% de financiación vamos a encontrar fundamentalmente dos tipos:

  1. Hipotecas sobre viviendas del banco: son las más comunes y permiten financiar el total de la operación de compraventa cuando la vivienda pertenece al parque de viviendas del banco. Además, generalmente ofrece otras bonificaciones, aunque exige mucha vinculación
  2. Hipotecas 100% de financiación: aunque fueron relativamente comunes en la primera década del siglo, en la actualidad apenas existen. Son hipotecas que, en todo caso, exigirán un alto nivel de ingresos, estabilidad laboral, garantías y vinculación

Es posible tratar de negociar con el banco para poder obtener una hipoteca al 100%. Sin embargo, no se trata de una operación sencilla, y todos los casos exigirá o una solvencia muy elevada o garantías y avales por encima de la media en este tipo de operaciones.

✔️Pedir préstamo personal para complementar la hipoteca

Es una fórmula que se utiliza con relativa frecuencia. Se trata de calcular el dinero que hace falta para cubrir la diferencia entre lo que concede la hipoteca y lo que realmente costará la operación.

Con esa diferencia se solicita un préstamo personal que complementa los gastos. Esto se puede realizar a través de la misma entidad bancaria en la que se solicita la hipoteca, o de otra. No obstante, es una operación financiera que implica mayor nivel de endeudamiento.

Habitualmente, cuando se solicita un préstamo en paralelo para cubrir la diferencia entre la hipoteca y el gasto de la compraventa, se van a exigir aumentar los avales. Por otro lado, no hay que olvidar, que el banco revisará el endeudamiento crediticio en la concesión de la hipoteca.

✔️La sobreescritura

No es una opción muy recomendable. Sin embargo, tampoco es una acción ilegal, aunque puede tener consecuencias.

Se trata de acordar con el vendedor reflejar en la escritura un coste superior al que realmente se va a pagar. De esta manera, el porcentaje de financiación de la hipoteca, aunque sólo sea del 80% cubrirá el total de la operación.

Esto, sin embargo, tiene algunas cuestiones a tener en cuenta:

  • El valor de compraventa debería ser inferior al de tasación (habitualmente la entidad financiera hasta el 80% del menor de los dos valores)
  • Los gastos derivados de la sobreescritura pueden recaer sobre el titular de la hipoteca
  • En una acción de mala fe, la parte vendedora puede reclamar la diferencia si no se ha abonado ya que al efecto legal el valor de la operación es el escriturado

No se considera recomendable tanto por lo que puede conllevar de gastos y de riesgos, como porque, en cualquier momento la entidad financiera puede entender que no se ha cumplido las condiciones de la hipoteca.

Esto puede llevar a una revisión de la misma y mayor encarecimiento u otras medidas.

Pros y contras de pedir una hipoteca sin ahorros

Realmente, la única ventaja de tener una hipoteca sin ahorro disponible para cubrir la diferencia entre la amortización y el coste real, es precisamente no necesitar de ahorro previo.

Sin embargo, desde un punto de vista puramente económico, resulta una operación compleja que hay que valorar. Dentro de las consecuencias que acarrea, deberíamos destacar:

  1. Encarecimiento de la hipoteca: tanto a través de un préstamo personal, como de una hipoteca 100%, se aumentarán los intereses y el coste final de la operación respecto a si hubiéramos dispuesto de ahorro inicial
  2. Dificultad a la hora de encontrar hipoteca: se trata de un modelo de préstamo hipotecario más complejo y difícil de encontrar. Por otro lado, si se pretende asociar un préstamo personal, se encarecerá el producto y las condiciones de acceso se endurecerán

En general, lo más recomendable sería acudir a una financiación hipotecaria con la mayor cantidad posible de dinero ahorrado.

¿Y si pudieras comparar entre todas las ofertas disponibles en el mercado con un solo click? Colaboramos con iAhorro para ofrecerte la mejor hipoteca en base a lo que necesites.

❓Preguntas frecuentes sobre pedir una hipoteca sin ahorros

¿Qué significa pedir una hipoteca sin ahorros?

Habitualmente las hipotecas no financian la totalidad del valor de compra venta o tasación de la vivienda. Tampoco los gastos derivados que correspondan al usuario. Por eso, se suele utilizar el ahorro para cubrir la diferencia.

Un préstamo hipotecario sin ahorro, significa que el solicitante no dispone de ahorro para cubrir la diferencia de financiación entre lo que ofrece la entidad y lo que necesita para comprar la vivienda.

¿Se puede contratar una hipoteca sin ningún ahorro?

Si, pero no es sencillo. Lo más habitual es tratar de obtener el 100% de financiación. Las hipotecas al 100% de financiación no son fáciles de encontrar. Una forma de hacerlo es a través de la compra de viviendas del propio banco que concede la hipoteca.

¿Es más caro contratar una hipoteca sin tener ahorros?

Generalmente sí. Cuando se obtiene una hipoteca al 100% se acumula más capital con intereses a largo plazo, lo cual encarece el producto.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¿Cómo solicitar una hipoteca sin ahorros? Vías disponibles