Saltar al contenido

¿Cuánto cuesta presentarse a un Concurso de Acreedores?

cuánto cuesta un concurso de acreedores

Por tratarse de un procedimiento destinado a tramitar insolvencias, el concurso de acreedores goza de importantes beneficios de exención de gastos. Sin embargo, algunos de los servicios asociados escapan de esta gratuidad y generan, inevitablemente, una deuda más.

En este artículo estimaremos cuánto cuesta un concurso de acreedores, detallando cuáles son los gastos asociados al proceso concursal y quién debe asumirlos.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

En qué consiste un Concurso de acreedores

El concurso de acreedores es un procedimiento al que se someten los deudores insolventes que no pueden hacer frente a sus deudas. Se trata de un procedimiento judicial, toda vez que se solicita, se tramita y se resuelve ante el juzgado mercantil.

Su finalidad es regular las pérdidas sufridas por los acreedores. Por lo que procura satisfacerlas en la medida de lo posible con equidad. En el procedimiento concursal se liquida el patrimonio deudor para así satisfacer los créditos exigidos. Todo esto, bajo la estricta regulación de la Ley Concursal como única norma aplicable.

Este procedimiento puede ser iniciado tanto por el deudor como por el acreedor, y se someten a él personas físicas y jurídicas. Puede hablarse entonces de concurso voluntario cuando es solicitado por el mismo deudor, y de concurso necesario cuando es iniciado a instancia de alguno de los acreedores.

El concurso de acreedores está dividido en una serie de fases, que son las siguientes:

  • Fase común.
  • Fase de convenio.
  • Fase de liquidación.
  • Fase de calificación.

Gratuidad del proceso

cuánto cuesta un concurso de acreedores

Como mencionamos antes, son los deudores insolventes que no pueden pagar sus deudas quienes se ven sometidos al concurso de acreedores. Por lo tanto, gran parte del proceso concursal goza de gratuidad, buscando así no agravar la situación financiera del concursado.

En este sentido, las publicaciones relacionadas al proceso, las cuales son dirigidas al Boletín Oficial del Estado no generan ningún tipo de cargo. De igual forma, este procedimiento está exento del pago de tasas judiciales. De hecho, quien corre con este gasto será la administración pública, sin que pueda esta subrogarse para su posterior cobro.

Para hacer esto posible, el concurso de acreedores es un proceso judicial financiado con fondos estatales y autónomos.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

Gastos asociados al concurso de acreedores

A pesar de las exenciones y beneficios de gratuidad que explicamos antes, existen otros gastos asociados al concurso de acreedores que sí deberán ser cubiertos por los interesados. Entre estos se encuentran:

Honorarios de abogados y procuradores

Para calcular el coste de los honorarios del abogado del deudor, se puede tomar como referencia el baremo del Colegio de Abogados al que se encuentre inscrito. Establecer un promedio en este sentido puede resultar complicado, pues esto siempre va a depender de la dificultad de cada caso. Sin embargo, sí existe un límite para el cobro de estos honorarios, y es el monto a cobrar por la administración concursal.

En este sentido, durante la fase común se someterá a aprobación el monto a cobrar por la administración concursal y ninguno de los abogados que intervengan en el proceso podrá cobrar por encima de esto.

Para presentar un precio estimado, podemos adelantar que los honorarios de un abogado por un concurso de acreedores pueden variar en gran medida. Pudiendo estar comprendidos entre 1.500€ y 5.000€ dependiendo del monto total del pasivo y de la complejidad del caso.

Por su parte, el pago de los procuradores está sujeto a arancel y se calcula de acuerdo a la intervención que haya prestado este profesional en el concurso.

Arancel de la administración concursal

La retribución del administrador concursal se rige por un arancel establecido mediante decreto. Para su cálculo, se toma como base el activo y el pasivo del patrimonio concursado, así como también el número de acreedores, trabajadores, establecimientos y su ubicación.

¿Quién paga los gastos del concurso de acreedores?

cuánto cuesta un concurso de acreedores

Los costes de los honorarios del abogado, el procurador, la administración concursal y cualquier otro profesional cuyo servicio haya sido requerido en el proceso, serán a cargo de la masa activa. Es decir, se descontarán del patrimonio del deudor conforme se vayan generando.

Precio estimado de un concurso de acreedores

Tomando en cuenta las consideraciones anteriores respecto al pago de los abogados, procuradores y administradores concursales, podemos estimar que el precio final de un concurso de acreedores puede encontrarse entre los 4.000€ y 10.000€. Este monto es aplicable a casos que no presenten circunstancias particularmente complejas.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?