Saltar al contenido

¿Qué es el Concurso de Acreedores Voluntario?

concurso de acreedores voluntario

El proceso concursal está pensado para garantizar en la misma medida los derechos de los acreedores y el deudor. La ley protege a los deudores de buena fe que han fracasado en sus negocios y caído en insolvencia. Por lo que se valora mediante mecanismos legales, que sea el mismo deudor quien inicie el procedimiento.

Este es el caso del concurso de acreedores voluntario, una acción judicial que puede ayudar a proteger un patrimonio ya en declive de acciones arbitrarias por parte de acreedores.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

Concurso de Acreedores

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial mediante el cual, una empresa o persona física declara su insolvencia y permite que el Juez mercantil vigile la liquidación de su patrimonio. Este procedimiento surte efectos jurídicos sobre el patrimonio del deudor desde el momento se su solicitud.

Lo que se busca con el concurso de acreedores es, en principio, impedir que se inicien ejecuciones individuales por parte de los acreedores, y de esta manera, evitar que las ejecuciones de algunos se hagan en perjuicio de los derechos de otros.

Con el procedimiento concursal, se propicia la negociación entre el deudor y sus acreedores, por lo que no necesariamente se termina liquidando el patrimonio del deudor. Sabiendo aprovechar las herramientas legales, es posible conservar la actividad empresarial de la sociedad deudora e incluso eliminar algunas deudas.

Es importante resaltar que es deber del deudor declarar su insolvencia de forma oportuna, y así dar inicio al concurso de acreedores. De lo contrario, se entenderá que ha ocultado e incluso provocado su propia insolvencia en perjuicio de sus acreedores.

Cuando el concurso es iniciado por declaración del propio deudor, se denomina Concurso Voluntario, en contraposición con los casos en que es solicitado por uno o más acreedores, cuando es llamado Concurso Necesario o Forzoso. Cada una de estas modalidades tiene efectos legales diferentes.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

Concurso de Acreedores Voluntario

El concurso es denominado voluntario cuando es iniciado por el propio deudor o sus administradores (en caso de empresas) al detectar su insolvencia actual o inminente. La insolvencia es la incapacidad del deudor de pagar la totalidad de sus deudas.

Al solicitar el concurso de acreedores, el deudor insolvente no solo está cumpliendo con el deber que le atribuye la ley, sino que además está adquiriendo medidas de protección judicial sobre bienes fundamentales.

En caso de que el deudor sea una persona física, deberá ser ella misma quien declare la insolvencia, o en su defecto, hacerlo mediante un representante legal. Ahora bien, cuando se trata de una persona jurídica, la solicitud de concurso deberán hacerla sus representantes administrativos.

¿Cuándo solicitar el concurso de acreedores voluntario?

concurso de acreedores voluntario

Como mencionamos antes, solicitar el concurso de acreedores es un deber del deudor. Este deberá ser cumplido en un plazo de dos meses contados a partir del momento en que se demuestre que el deudor o sus administradores tuvieron conocimiento dela insolvencia.

Si no se cumple con el deber dentro del lapso establecido, se establecerá una presunción en contra del deudor. De manera que se entenderá (a menos que pruebe lo contrario) que ha ocultado su propia insolvencia, o lo que es peor, la ha provocado en perjuicio de sus acreedores.

Por otra parte, si se dejase de solicitar el concurso voluntario, se da cabida a que sean los acreedores quienes lo soliciten, convirtiéndose así en un concurso necesario y trayendo como consecuencia la pérdida del poder de administración sobre el patrimonio deudor.

¿Cómo iniciar el concurso voluntario?

Al conocer su insolvencia, el deudor tiene dos meses para solicitar ante el juez mercantil el concurso de acreedores. Tal solicitud deberá estar acompañada por toda la documentación que demuestre el estado de insolvencia, incluyendo documentos contables de ser el caso. Asimismo, se deberá indicar si se trata de una insolvencia actual o inminente.

A modo facultativo, el deudor puede también solicitar la liquidación de su patrimonio, presentar una propuesta anticipada de convenio o una propuesta de liquidación.

Otra alternativa que tiene el deudor es solicitar el preconcurso de acreedores. Se trata de una fase previa al concurso de acreedores que puede terminar en un acuerdo extrajudicial. El preconcurso tiene una duración máxima de tres meses y no transfiere el poder de administración del patrimonio deudor, por lo que permite continuar la actividad empresarial durante las negociaciones.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimas entradas de Nancy Toro (ver todo)