Saltar al contenido

Reclamar una deuda a una empresa en concurso de acreedores, ¿Es posible?

reclamar una deuda a una empresa en concurso de acreedores

Cuando se concede un crédito siempre se está asumiendo un riesgo de impago, de ahí que uno de los mayores miedos de un acreedor sea que su deudor se declare en insolvencia.

Pues esto no solo significa que no posee suficiente liquidez para pagar todas sus deudas, sino que además, todos los acreedores deberán prepararse para enfrentar un procedimiento judicial.

Saber cómo reclamar una deuda a una empresa en concurso de acreedores, es indispensable para hacer valer tu crédito y aumentar tus probabilidades de cobro. Aquí te contamos cómo y cuándo debes comunicar tu crédito en estos casos.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

Concurso de Acreedores

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial que es iniciado a solicitud de una parte interesada. Tiene como objetivo satisfacer los créditos de la masa activa cuando el deudor no tiene suficiente liquidez para cumplir con todos los pagos. Se trata de un procedimiento judicial, pues se lleva a cabo ante el juez mercantil.

En el procedimiento concursal, la publicidad tiene un carácter bastante importante, pues, a través de ella se pone en conocimiento a los terceros que podrían tener un interés legítimo sobre el concurso.

El concurso de acreedores puede ser iniciado por solicitud del deudor (concurso voluntario) o por solicitud de uno o más acreedores (concurso necesario). En cualquiera de los casos, el administrador concursal iniciará trámites para localizar y notificar a todos los posibles acreedores.

En este sentido, un acreedor puede enterarse de que su deudor se encuentra inmerso en un procedimiento concursal por cualquiera de los siguientes medios:

  • Mediante carta enviada por el administrador concursal, en la que se le solicita comunicar su crédito pendiente de cobro.
  • Mediante el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Publicidad de la declaración de concurso

Cuando el juez emita el auto de declaración de concurso y se haya nombrado al administrador concursal, se debe impulsar la publicación en el Boletín Oficial del Estado. Esto es de suma importancia puesto que a través de este medio se comunica a los interesados sobre los lapsos para comunicar sus créditos. Este edicto contiene:

  • Datos de identificación y localización del concursado.
  • Identificación del tribunal que ha declarado el concurso.
  • Datos de identificación del procedimiento.
  • Fecha del auto de declaración del concurso.
  • Régimen de intervención o suspensión que afectará al patrimonio del deudor.
  • Datos de identificación del administrador concursal.
  • El plazo para comunicar los créditos con la respectiva dirección postal o electrónica en la que deberá hacerse la comunicación.
  • Dirección electrónica del registro público concursal donde se publicarán las resoluciones referentes al concurso.

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

¿Cómo saber si una empresa está en concurso de acreedores?

reclamar una deuda a una empresa en concurso de acreedores

Para reclamar tu deuda, lo primero que debes hacer es asegurarte de que la empresa se encuentre, efectivamente, en un procedimiento concursal. Para ello, puede aplicar cualquiera de los siguientes métodos:

Busca en Google

Encontrar esta información puede ser tan sencillo como teclear el nombre de la empresa seguido de “concurso de acreedores”. Es posible que encuentres el BOE en el que se haya publicado el edicto, o incluso alguna reseña hecha por un medio de comunicación de economía.

Investiga en el Registro Público Concursal Online

En la actualidad, el Registro Público Concursal posee formato digitalizado. Por lo que basta con ingresar a su página web www.publicidadconcursal.es. Y verificar si la empresa se encuentra en la lista de concursados actuales.

Preguntar al deudor

Aunque parezca obvio, esta suele ser la opción más incómoda y menos aplicada. Consiste en dirigirse a la empresa deudora y solicitar se te informe sobre si existe o no un procedimiento concursal abierto.

Reclamar deuda en concurso de acreedores

Si te has asegurado de que la empresa deudora se encuentra en concurso de acreedores, es momento de que te hagas partícipe del procedimiento comunicando tu crédito.

Comunicar el crédito consiste en emitir una carta destinada al administrador concursal, donde deberás incluir los siguientes datos:

  • Datos de identificación, localización y contacto del acreedor.
  • Datos de la deuda: cantidad, concepto, vencimiento y documentos que la soporten.
  • Propuesta de calificación de crédito.

Esta comunicación puedes remitirla a través de cualquiera de las vías de comunicación facilitadas por la administración concursal en el edicto que aparece en el BOE. Los medios más comunes son el correo electrónico y la personación directamente a las oficinas del administrador concursal.

Presentarte personalmente tiene sus ventajas, entre ellas, puedes exigir que la administración concursal te devuelva una copia de tu documento sellada como recibida. De esta forma quedará constancia de que hiciste la comunicación de forma oportuna.

¿Cuándo comunicar el crédito?

Una vez que tienes pleno conocimiento de que tu deudor está en concurso de acreedores, deberás hacer, tan pronto como sea posible, la comunicación de tu crédito. Para ello, contarás con un lapso de un mes que se empezará a contar desde el momento en que el edicto haya sido publicado en el BOE.

¿Qué pasa si no comunico mi crédito oportunamente?

reclamar una deuda a una empresa en concurso de acreedores

Si no cumples con el deber de comunicar tu crédito dentro del lapso de un mes antes mencionado, tu crédito perderá su calificación natural y pasará a ser calificado como crédito subordinado.

Se denominan créditos subordinados aquellos que sufren una penalización en el concurso de acreedores y, por ende, resultan en el último lugar del orden de pagos. Siendo así muy poco probable que estos créditos lleguen a pagarse.

Son también créditos subordinados aquellos relativos a intereses financieros, sanciones pecuniarias (como multas), y los créditos cuyos acreedores posean una relación de cercanía con el deudor (tales como cónyuge, familiares o socios).

Si necesitas asoramiento para llevar a cabo un concurso de acreedores podemos ayudarte. Te ofrecemos los mejores abogados especializados

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Últimas entradas de Miguel Otero (ver todo)