Saltar al contenido

El impacto del nuevo producto de Apple en los bancos

apple_by_now_pay_later

Apple Pay Later ofrecerá préstamos de forma directa en lugar de utilizar un banco

Lo que puede parecer un paso pequeño, y posiblemente tardío para Apple, decidirse a entrar en el competitivo mercado del “compre ahora y pague después”, puede ser en realidad un gran avance hacia la financiación directa, que podría afectar a las cuentas de los bancos y a los ingresos por tarjetas de las entidades financieras

El nuevo producto, llamado Apple Pay Later, forma parte de la actualización del software iOS 16 del gigante tecnológico, que se lanzará oficialmente a final de este mismo verano. Según la nota de prensa de la compañía, Apple Pay Later permitirá a los usuarios dividir las transacciones en cuatro cuotas sin intereses por las que no tendrá que pagar ningún tipo de comisión.

¿Deben los bancos y las FinTech preocuparse por este nuevo producto, o es Apple simplemente un recién llegado a un mercado ya bien establecido? O, como sugieren muchos expertos ¿se trata en realidad de un impulso a la adopción y el uso de la wallet de Apple y su tarjeta? Ambas cosas parecen ser ciertas.

El Buy Now – Pay Later de Apple

Es la primera vez que Apple se entra en el negocio de facilitar operaciones financieras clave, como los préstamos, la gestión de riesgos y las evaluaciones crediticias. Sin duda, es un cambio importante para una empresa que empezó vendiendo ordenadores. Hasta ahora, los servicios financieros de Apple estaban respaldados por procesadores de crédito y bancos externos, como por ejemplo la tarjeta de crédito Apple Card, que depende del banco Goldman Sachs.

La empresa de la manzana también está trabajando en un programa de financiación de compras a más largo plazo que se llamará Apple Pay Monthly Installments. Mientras, la oferta de financiación a corto plazo y sin intereses de Apple Pay Later no dependerá ni de Goldman Sachs ni de otros bancos, a diferencia del servicio a largo plazo que en principio parece que se apoyará en un ramillete de empresas financieras que ofrezcan diferentes planes y tipos de interés.

Sin embargo, Apple lleva tiempo trabajando en la incorporación de funciones de crédito, a principios de este año adquirió la empresa británica Credit Kudos, que utiliza datos bancarios para facilitar préstamos personales. El nuevo servicio de Apple tendrá en cuenta el historial de los consumidores como clientes de la compañía para ofrecer mejores ofertas de financiación y mayor o menor puntuación de riesgo.

Además del servicio de pago y financiación, Apple tiene previsto utilizar esta para un próximo programa de suscripción al hardware del iPhone. Asimismo, Apple también está trabajando en nuevas funciones de atención al cliente, análisis de fraudes, herramientas de cálculo de intereses y recompensas por otros servicios.

La incursión de la empresa Californiana no es casual, los servicios financieros ayudan a mantener a los usuarios pegados a sus iPhone. Por eso, la compañía quiere tener un mayor control sobre el proceso, lo que le permitiría lanzar nuevas opciones más rápidamente y, potencialmente, obtener mayores beneficios.

El impacto del nuevo producto de Apple en los bancos

Apple prescinde de los bancos

Para crear este nuevo servicio de financiación Apple ha creado una nueva filial llamada Apple Financing LLC que se encargará de toda la financiación del programa Apple Pay Later. La nueva empresa se encargará de las comprobaciones de crédito, la toma de decisiones y la concesión de préstamos personales sin intereses ni comisiones.

La creación de esta empresa filial supone un importante alejamiento de los socios financieros que Apple ha utilizado históricamente. Sin embargo, Apple no ha podido desvincularse completamente de los bancos, ya que estos siguen proporcionando la infraestructura para otros de sus proyectos.

Además, la forma en que Apple Pay Later está estrechamente integrada en el monedero de Apple Pay y con la tarjeta de Apple, crea una plataforma para productos financieros adicionales. Uno de ellos, podría ser una tarjeta de débito propia de Apple, es decir, una que sea emitida directamente por la empresa y no por una entidad financiera, pero que pueda vincularse a cualquier cuenta corriente de forma sencilla.

¿Es este el primero paso de Apple para convertirse en su propio banco? Quizás en no mucho tiempo ya no solo podamos financiar nuestras compras con Apple Pay Later, o pagar con el móvil con Apple Pay, sino que tengamos una cuenta corriente directamente con Apple.

Datos clave sobre el Apple Pay Later

Lanzado inicialmente en Estados Unidos, Apple Pay Later se podrá utilizar en utilizar en todos los lugares donde se acepta Apple Pay tanto online como en tienda física, utilizando la red de MasterCard.

Al igual que la mayoría de los servicios de financiación a corto plazo, Apple Pay Later permite a los consumidores dividir un pago en cuatro cuotas iguales repartidas en seis semanas. No hay comisiones ni se cobran intereses por la operación.

Una característica importante del servicio es que los consumidores que ya tienen configurado Apple Pay pueden solicitar el aplazamiento de sus compras a través de Apple Pay Later en el propio momento de pagar, tanto vía internet como en tienda física, de forma instantánea. Esto da a Apple una enorme ventaja sobre los actuales servicios de aplazamiento de pagos que suelen requerir de procedimientos más largos y muchas veces con una empresa externa, principalmente cuando compramos algo fuera de internet.

Lo que esto significa en la práctica es que un consumidor que utilice Apple Pay verá en su pantalla la opción de pagar en cuatro plazos, y con tan solo hacer clic en la opción, se le facilita el crédito con Apple Pay Later. Sn otras comprobaciones o retrasos, debido a los datos de Apple Pay que ya tiene el cliente.

Otra característica que diferencia a Apple Pay Later de los demás es que los consumidores pueden seguir y gestionar su actividad de pago dentro de la aplicación, con el mismo tipo de visibilidad de las transacciones y las herramientas utilizadas con la tarjeta virtual de Apple. Esto responde a una de las preocupaciones que plantean cada vez más los reguladores y los defensores del consumidor: la sencillez y la transparencia.

Además, con una nueva función llamada Apple Pay Order Tracking, los consumidores pueden recibir tickets detallados e información de seguimiento de sus pedidos para las compras con Apple Pay en los comercios que estén adheridos. Asimismo Apple está actualizando su Apple Wallet para poder seguir, ver y reembolsar las compras de Apple Pay Later.

Una nueva amenaza para los bancos

La innovación de Apple Pay Later puede ser una amenaza muy significativa e incluso poner en problema el negocio de las transacciones con tarjetas de crédito y el crédito a corto plazo de las entidades financieras.

Al facilitar la opción de financiación de forma instantánea antes de pasar por caja, Apple se posiciona por delante de todas las demás opciones del mercado en el proceso de compra. Aunque la tarjeta de nuestro banco esté en Apple Pay como opción de pago por defecto, la opción de Apple Pay Later aparecerá como la primera alternativa en el momento de la compra, algo que le otorga una enorme ventaja competitiva.

Otros competidores como las Fintech Affirm y Klarna, empezaron asociándose con tiendas online relevante y a través de aplicaciones buscan la forma de ofrecer tarjetas de débito vinculadas a planes de pago que amplían el alcance de los servicios de financiación en todos los lugares donde se aceptan tarjetas de débito.

El lanzamiento de Apple será probablemente un nuevo golpe para Klarna y Affirm, que han tenido unos meses difíciles con la caída de los precios de las acciones y los despidos, respectivamente. No es la única actualización que llega a Apple Pay, ya que a principios de este año se presentó "Tap to Pay", que permite a los comerciantes utilizar sus iPhones para aceptar pagos.

La banca ve como un nuevo actor, y este de enorme relevancia, comienza a ganar terreno en el difícil mundo de los servicios financieros, tradicionalmente liderados por los bancos. La revolución Fintech, las finanzas descentralizadas (De-Fi) y las grandes empresas como Facebook con su proyecto Libra o Apple con sus servicios de pago y financiación comienzan a ganar un terreno que hasta hace muy poco tiempo era difícil de prever. El consumidor demanda otro tipo de soluciones financieras, y aquellos bancos que no sepan adaptarse a las nuevas exigencias verán como su antigua posición de dominancia en el mercado comienza a quedarse a tras antes los gigantes tecnológicos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?