Saltar al contenido

Cómo invertir en Futuros

Cómo invertir en Futuros

Los futuros son uno de los activos bursátiles más negociados en los mercados actuales y representan un contrato obligatorio entre dos partes, el cual garantiza un precio sobre un activo a una fecha futura predefinida.

Quédate con nosotros y aprende qué son los futuros, cuáles son sus principales características y sobre todo, cómo se puede invertir en futuros sin morir en el intento.

¿Qué son los futuros?

Después de las acciones son tal vez el activo más popular, con un volumen de negocio de billones y billones de dólares todos los días.

Los futuros son un instrumento financiero que implica la obligación de comprar o vender un activo subyacente en una fecha futura a un precio predeterminado hoy. Los futuros entran en la categoría de los productos derivados, pues su comercio no implica directamente el intercambio del activo.

Este instrumento ha existido por cientos de años y se pensó originalmente como un mecanismo de cobertura del riesgo de precio para las partes involucradas. En particular se le utilizó en la agricultura para cubrir fluctuaciones del precio que perjudicaban tanto al productor como al comprador.

Existen futuros sobre todo tipo de activos subyacentes: índices sobre las bolsas de valores, pares de monedas, bonos de deuda, materias primas, mercancías, metales, e incluso criptomonedas.

Qué son los futuros.
Qué son los futuros

Aunque suene algo complicado, los futuros son como un acuerdo de garantía obligatoria del precio sobre algún tipo de bien tangible. En cierto modo es como una compra por adelantado, en la cual aseguro el precio hoy, pero con fecha de entrega futura, la fecha de vencimiento del contrato.

En los mercados actuales, los futuros funcionan a través de una cámara de compensación
que garantiza la integridad y liquidez de las operaciones entre las partes.

Esto sucede a través de las distintas bolsas de futuros que existen a nivel mundial. Cada una de ellas se especializa en diversos productos y podemos acceder a los mismos a través de nuestro bróker de preferencia.

Entre las más importantes tenemos:

Chicago Mercantile Exchange Group (CME)

Siendo una de las principales del mundo. Posee a su vez cuatro bolsas:

  • Chicago Mercantile Exchange (CME).
  • New York Mercantile Exchange (NYMEX).
  • Chicago Board of Trade (CBOT).
  • Commodity Exchange (COMEX).

Intercontinental Exchange (ICE)

La cual se especializa en productos de energía y commodities. Es propietaria de otras bolsas, entre ellas:

  • International Petroleum Exchange.
  • New York Board of Trade.
  • Winnipeg Commodity Exchange.
  • Climate Exchange.

De igual modo existen otras bolsas a nivel europeo y asiático que completan la oferta de contratos de futuros, pero las anteriores son las más transadas.

Características principales de los futuros

Los futuros poseen características propias que los diferencian de otros activos bursátiles como las acciones:

  • Cuando compramos un contrato de futuros no estamos obligados a pagar el valor total del contrato por adelantado. En cambio, sólo debemos cubrir un porcentaje del mismo llamado “margen inicial” que varía dependiendo del activo subyacente.

    Es decir, debemos tener disponible en nuestra cuenta de trading esa cantidad de dinero para poder operar con futuros. Cuando compramos o vendemos un contrato sólo pagamos la comisión de la operación por entrar y por salir de ella.

Esta es una de sus características más importantes y se llama “apalancamiento”, el cual implica poder operar este tipo de activo a sólo una fracción de su valor. Esto por supuesto permite obtener grandes ganancias a partir del capital invertido, pero también amplifica las posibles pérdidas.

Apalancamiento en los futuros.

El margen inicial puede ir de un 5% hasta un 10% del valor total del contrato de futuros. Eso implica que operamos apalancados con un 95%-90% de margen. La otra cara de la moneda es que cualquier variación contraria del precio de entre un 5%-10% acabaría con todo nuestro capital…

  • Siendo activos de libre compra y venta, no necesariamente tengo que mantener el contrato de futuros hasta su fecha de vencimiento, puedo transarlo en el mercado en cualquier momento previo.

Hoy en día los futuros se comercian como cualquier otro activo bursátil con la finalidad de obtener importantes ganancias. Claro, hay inversores institucionales que los usan como mecanismo de cobertura del riesgo también, pero en el caso de los inversores minoristas, la motivación es meramente especulativa.

  • Otra característica importante es que los mercados de futuros presentan una liquidez muy grande, debido a la magnitud de las inversiones que realizan los actores institucionales o market makers todos los días. Esto permite entrar y salir con facilidad de las posiciones, además reduce el riesgo de saltos en el precio. De hecho, el mercado de futuros es incluso mayor que el de acciones a juzgar por las cifras transadas…
  • Por otro lado, los contratos de futuros suelen tener un vencimiento trimestral, por lo general en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre, si bien esto puede variar según el activo subyacente. Si compro un contrato de futuros y deseo mantenerlo luego de estas fechas, debo hacer un “rollover” hacia el trimestre siguiente.

El rollover implica simplemente una extensión del contrato hacia el próximo trimestre. En caso contrario se tendría que hacer la liquidación y ejecución del contrato.

¿Cómo funcionan los futuros?

Ahora te explicaremos de forma práctica cómo funcionan los futuros y qué aspectos debes tener en cuenta.

En primer lugar, consulta con tu bróker de preferencia cuáles son las especificaciones del contrato que deseas operar y sus requisitos de margen.

Especificaciones del contrato

Cada producto bursátil tiene características particulares o especificaciones que establecen sus parámetros básicos de valoración.

Cuando operamos un contrato de futuros debemos tomar en cuenta dos primeras variables clave: el tamaño del contrato y el valor del tick. De este modo podemos valorar adecuadamente los costos involucrados y los posibles riesgos de operar un contrato en particular.

Tamaño del contrato

Representa el valor monetario de un contrato de futuros. Cada tipo de activo subyacente supone un tamaño específico que es fijado por las bolsas.

Tamaño del contrato en los futuros.

Por ejemplo, para operar 01 contrato estándar de futuros del índice S&P 500 su tamaño se calcularía así:

Tamaño de 01 Contrato de Futuros Índice S&P 500
= Valor del Índice S&P 500 (en Puntos) x Valor de 1 Punto ($)

Tamaño de 01 Contrato de Futuros Índice S&P 500
= Valor del Índice S&P 500 (en Puntos) x 250 $

De manera que el valor de 01 contrato estándar es igual al valor del índice en puntos multiplicado por 250 $. Es decir, cada punto base vale nada menos que 250 $.

Para el cierre de la sesión del 05 de noviembre de 2022 el contrato de futuros cotizaba en 4.690,25 Puntos. Entonces,

Tamaño de 01 Contrato de Futuros Indice S&P 500
= 4.690,25 Puntos x 250 $ = 1.172.562,50 $

Por tanto, 01 contrato de futuros estándar del índice S&P 500 vale nada menos que 1.172.562,50 $. Esto sólo podrían costearlo los grandes actores. Sin embargo, los mercados bursátiles han desarrollado productos adecuados al tamaño de cada inversor.

Los contratos de futuros vienen en diferentes presentaciones. Para los índices, por ejemplo, tenemos dos tipos: el contrato E-Mini y el contrato Micro E-Mini. Son tamaños más pequeños que permiten operar al inversor minorista, aunque en realidad, también los traders institucionales y los market makers los utilizan.

Ya verás en un momento cómo funcionan para los índices más populares.

Valor del Tick

Un “tick” es el mínimo desplazamiento en el valor de un contrato de futuros medido en puntos base, o dicho de otra forma, su mínima unidad de cuenta.

Valor del tick en los futuros.

De la misma manera que en un reloj la mínima unidad de cuenta son los segundos, después los minutos y las horas, en el valor de un contrato de futuros hablamos de ticks y luego de puntos como veremos más adelante.

A su vez, cada tick tiene un valor monetario dado. Por tanto, la ganancia o pérdida que supone una posición depende de la cantidad de ticks ganados o perdidos, multiplicados por su valor monetario.

Suena un poco complicado, pero no lo es una vez que te familiarizas con cada producto. Veamos en la práctica cómo se aplican los conceptos de tamaño del contrato y valor del tick para los contratos de futuros de los índices más importantes: el S&P 500, el NASDAQ 100 y el Dow Jones 30. Usaremos la información de referencia del bróker AMP Global (Europa):

Activo SubyacenteNombre del ContratoSímboloBolsaTamaño de ContratoTick / Valor
Índice sobre accionesE-Mini S&P 500 IndexESCME/GlobexValor del Indice x 50 $0,25 / 12,50 $
Índice sobre accionesMicro E-Mini S&P 500 IndexMESCME/GlobexValor del Indice x 5 $0,25 / 1,25 $
Índice sobre accionesE-Mini NASDAQ 100 IndexNQCME/GlobexValor del Indice x 20 $0,25 / 5,00 $
Índice sobre accionesMicro E-Mini NASDAQ 100 IndexMNQCME/GlobexValor del Indice x 2 $0,25 / 0,50 $
Índice sobre accionesE-Mini Dow Jones 30 IndexYMCBOT/GlobexValor del Indice x 5 $1,00 / 5,00 $
Índice sobre accionesMicro E-Mini Dow Jones 30 IndexMYMCBOT/GlobexValor del Indice x 1 $1,00 / 0,50 $

Índice S&P 500

Se cotiza en la plataforma CME/Globex y viene en dos presentaciones:

  • El contrato E-Mini (ES)
  • El contrato Micro E-Mini (MES).

El E-Mini tiene un tamaño de contrato de 50 $ por el valor del índice medido en puntos. Es decir, cada punto base vale 50 $. Esto representa un 20% de un contrato estándar cuyo punto vale 250 $ ¿Cuánto vale entonces un contrato E-Mini?

Tamaño de 1 Contrato de Futuros E-Mini S&P 500
= Valor del Índice S&P 500 (en Puntos) x Valor 1 Punto ($)

Tamaño de 1 Contrato de Futuros E-Mini S&P 500
= 4.690,25 x 50 $ = 234.512,50 $

Comparado con la enorme cifra de 1.172.562,50 $ que vale un contrato estándar, resulta mucho más manejable. Pero aun así, es una cantidad prohibitiva para el inversor minorista. Por ello se han diseñado productos más pequeños.

El Micro E-Mini tiene un tamaño de contrato de 5 $ por el valor del índice. Cada punto base vale 5 $, es decir, un 10% del E-Mini. ¿Cuánto vale un contrato Micro E-Mini?

Tamaño de 1 Contrato de Futuros Micro E-Mini S&P 500
= Valor del Indice S&P 500 (en Puntos) x Valor 1 Punto ($)

Tamaño de 1 Contrato de Futuros Micro E-Mini S&P 500
= 4.690,25 x 5 $ = 23.451,25 $

Ciertamente resulta una cantidad de dinero accesible para más inversores. La dinámica de los mercados permite incluso operar sin disponer totalmente de esta cantidad.

En cuanto a los ticks, el mínimo desplazamiento del índice es de 0,25 puntos. Por tanto, si el índice está en un nivel de 4.690,25; su precio sólo puede moverse en fracciones de 0,25 al alza o a la baja. No puede moverse 0,38 puntos o 0,09 puntos, sólo 0,25 puntos o múltiplos de ese valor.

Supongamos que el precio sube 1 tick. ¿Hasta dónde llegaría el nuevo nivel del índice?

Pues llegaría al nivel actual más 1 tick:

4.690,25 + 0,25 = 4.690,50

Por supuesto, es la dinámica de la demanda y la oferta la que hace cambiar el precio. Cada tick del E-Mini vale 12,50 $; mientras que en el Micro E-Mini vale 1,25 $. Esto significa que cada desplazamiento de 0,25 puntos de índice vale 12,50 $ cuando operamos el E-Mini o 1,25 $ cuando operamos el Micro E-mini.

Si pensamos que el mercado va a subir podemos comprar 1 contrato y venderlo luego a un precio más alto si nuestro escenario resulta válido, o bien, cerrar la operación aceptando la pérdida si el precio baja. Veamos un ejemplo:

Precio de Compra4.690,25
Precio de Venta4.690,50
Ticks Ganados1
Ganancia (Pérdida) Bruta E-Mini 1 x 12,50 $ = 12,50 $
Ganancia (Pérdida) Bruta Micro E-Mini1 x 1,25 $ = 1,25 $

Naturalmente a este valor hay que restarle las comisiones que cobre el bróker por entrar y salir de la operación.

Es importante que consideres que el tamaño del contrato y el valor del tick están relacionados. Si observas la tabla explicativa verás que el valor monetario de 1 punto del índice equivale al valor monetario de 4 ticks del índice:

Valor ($) 1 Punto Contrato de Futuros E-Mini S&P 500
= 50 $ = 4 Ticks x 12,50 $

Valor ($) 1 Punto Contrato de Futuros Micro E-Mini S&P 500
= 5 $ = 4 Ticks x 1,25 $

Dicho de otra forma, 4 ticks son iguales a 1 punto del índice. En el argot de los traders de futuros se habla indistintamente de ticks o de puntos. Sin embargo, algunos productos se mueven tantos ticks que resulta más práctico hablar de puntos que de ticks.

Es más fácil decir que el contrato de futuros E-Mini del índice S&P 500 subió 25 puntos, que decir que subió 100 ticks… Además, a efectos de diseño y cálculo de nuestras estrategias de operación, resulta más sencillo pensar en términos de puntos.

La aplicación de los conceptos de tamaño del contrato y valor del tick es exactamente igual para los contratos de futuros de los índices NASDAQ 100 y Dow Jones 30, sólo cambian el valor monetario del punto y el valor del tick. De hecho, en el caso del Dow Jones 30, 1 tick es igual 1 punto.

Realiza el mismo ejercicio que aplicamos juntos al índice S&P 500 para estos otros dos índices y verás que es muy fácil. Pero la historia con los futuros no termina aquí, es necesario saber cuánto capital requiero según mi tipo de operativa.

Requisitos de margen

Cada contrato de futuros requiere un capital mínimo para invertir dependiendo del activo subyacente. De este modo, los brókers o los mercados establecen estos márgenes de acuerdo al tipo de operativa.

Requisitos de margen en los futuros.

Margen para DayTrading

Es el capital mínimo necesario para abrir una posición de 1 contrato en operativa intradía. Este importe será válido durante toda la sesión, con excepción de la parte final de la misma, en la cual tendré que cerrar la posición.

Por cada contrato abierto debo mantener dicho importe en la cuenta de trading, de manera que si en una posición el mercado opera en mi contra y traspaso este límite, recibiré una llamada de margen para cubrir inmediatamente este nivel, o bien, mi posición será cerrada automáticamente.

Margen para Mantenimiento

Es el capital mínimo necesario para mantener una posición de 1 contrato más allá del cierre de sesión diario. De este modo, podría mantener una posición por días, semanas, meses o incluso años, siempre y cuando cubra el margen para mantenimiento.

Si el mercado opera en mi contra y traspaso este límite,
recibiré una llamada de margen para cubrir,
o bien mi operación será cerrada.

Debemos detallar muy bien las políticas de margen de nuestro bróker. En general, las empresas exigen que el margen esté disponible en tu cuenta mientras operas, es decir, no lo puedes usar para cubrir la posición actual. En ese caso, tendremos que depositar más dinero que el margen mínimo para poder operar con algún nivel de seguridad.

Mientras que otros brókers permiten usar una fracción del margen, pero sólo hasta cierto límite. Incluso hay empresas que te dejan usar todo el margen hasta que se consuma si una operación se mueve en tu contra.

Veamos un ejemplo usando la información del bróker europeo AMP Global para los contratos de futuros de índices más transados en el mundo:

Activo SubyacenteNombre del ContratoSímboloBolsaMargen para DaytradeMargen para Mantenimiento
Índices sobre las accionesE-Mini S&P 500 IndexESCME/Globex400 $11.500 $
Índices sobre las accionesMicro E-Mini S&P 500 IndexMESCME/Globex40 $1.150 $
Índices sobre las accionesE-Mini NASDAQ 100 IndexNQCME/Globex1.000 $17.000 $
Índices sobre las accionesMicro E-Mini NASDAQ 100 IndexMNQCME/Globex100 $1.700 $
Índices sobre las accionesE-Mini Dow Jones 30 IndexYMCBOT/Globex500 $9.000 $
Índices sobre las accionesMicro E-Mini Dow Jones 30 IndexMYMCBOT/Globex50 $900 $

Si queremos hacer daytrading sobre el contrato E-Mini S&P 500 debemos depositar en nuestro bróker como mínimo 400 $. Y si queremos mantener operaciones más allá de una sesión debemos depositar 11.500 $.

Para el contrato E-Mini NASDAQ 100 debemos depositar 1.000 $ para hacer daytrading o 17.000 $ para hacer swing trading.

En el caso del contrato E-Mini Dow Jones 30 debemos depositar 500 $ para hacer daytrading o 9.000 $ para hacer swing trading.

Como podrás ver, hay una diferencia notable entre hacer daytrading y hacer swing trading en lo que a capital se refiere. Por ello el daytrading se ha vuelto tan popular hoy en día, requiere menos capital.

Ahora bien, supongamos que no disponemos de un elevado nivel de capital. En ese caso, podemos operar con una versión de los contratos de futuros aún más pequeña: los Micro E-Mini. Estos representan un 10% del contrato E-Mini, por lo que sus márgenes para daytrading y mantenimiento son bastante manejables.

Si queremos hacer daytrading sobre el contrato Micro E-Mini S&P 500 debemos depositar en nuestro bróker como mínimo 40 $. Y si queremos mantener operaciones más allá de una sesión debemos depositar 1.150 $.

Para el contrato Micro E-Mini NASDAQ 100 debemos depositar 100 $ para hacer daytrading o 1.700 $ para hacer swing trading.

En el caso del contrato Micro E-Mini Dow Jones 30 debemos depositar 50 $ para hacer daytrading o 900 $ para hacer swing trading.

Estos requisitos de margen representan los niveles mínimos de capital de los cuales debemos disponer en cada tipo de operativa.

Por tanto, cuando operamos futuros estamos operando de hecho apalancados, ya que no estamos pagando todo el valor monetario de un contrato estándar. Sólo estamos colocando una fracción del capital en riesgo.

El margen, bien para daytrading o para mantenimiento, implica operar con apalancamiento. Ya vimos en las secciones anteriores que operar un contrato de futuros estándar del índice S&P 500 podría costar la fortuna de 1.172.562,50 $.

Si nos vamos a una versión más pequeña como el contrato E-Mini hablaríamos de unos 234.512,50 $, un 20% de aquél. Y si reducimos el tamaño aún más, un contrato Micro E-Mini costaría unos 23.451,25 $, un 10% del E-Mini.

Si comparamos los requisitos de margen para operar el índice S&P 500 con el valor monetario de un contrato de futuros de cualquiera de sus presentaciones, veremos que sólo se requiere una pequeña fracción de su valor.

Mientras más pequeño sea el margen en comparación con el valor monetario de 1 contrato,
mayor será el apalancamiento.

De este modo, una pequeña variación del índice, o del precio del activo, generará una variación bastante mayor en la ganancia, pero también en las posibles pérdidas si el mercado se mueve en nuestra contra.

Recomendaciones sobre las especificaciones de contrato y el margen

Recomendaciones para el uso de futuros.

Debemos analizar conjuntamente las especificaciones del contrato con los requisitos de margen. Tenemos una restricción igual al tamaño de nuestro capital, no nos podemos dar el lujo de perderlo… Sea cual sea el tamaño de nuestro capital debemos aplicar principios de gestión monetaria:

No podemos perder jamás más del 1% al 3% de nuestro capital por operación.
Esto nos permitirá poder absorber las pérdidas que ocurran, que además vendrán sin lugar a dudas.

Dado el movimiento de precio de los contratos de futuros, en particular los de índices, resulta poco recomendable operar en daytrading con los márgenes exactos que piden los brókers. Es sumamente riesgoso, por lo que puede consumirse tu capital en un pestañeo…

Para hacer daytrading te recomendamos operar con un capital no menor a 5 a 10 veces el margen de tu bróker… Sí así como lo oyes, si es que quieres tener algún margen de error. Considerando que en el trading las operaciones perdedoras serán parte del juego, esto es imperativo.

Imagínate que operas en daytrading el contrato E-Mini del índice S&P 500 con sólo 800 $ de capital, siendo el margen de 400 $ y el valor del punto 50 $. Luego, abres una operación larga o corta y el índice se mueve 8 puntos en tu contra, lo cual supone una pérdida de 400 $ (8 puntos x 50 $ c/pto.).

En ese momento estarás en el límite que pide tu bróker para operar 1 contrato. Si el mercado va sólo un poco más allá, recibirás una llamada de margen para que deposites más capital o verás cómo se cierra automáticamente tu operación. Por supuesto, debemos detallar muy bien las políticas de nuestro bróker para conocer la aplicación de estos límites.

Debemos conocer muy bien el activo seleccionado para saber qué tanto se mueve en condiciones normales, lo cual nos dirá qué tanto capital podemos ganar o perder en una operación promedio.

Vistos los dos aspectos anteriores, debemos escoger un producto bursátil de tamaño adecuado para nuestro capital. Si estás en las etapas iniciales de tu trading te recomendamos operar con los contratos de futuros Micro E-Mini, usando 2-3 contratos por operación.

Luego, duplica tu cuenta y gana experiencia para poder operar con otro producto de mayor tamaño, siempre y cuando no violes los principios de gestión monetaria del capital.

¿Cómo invertir en futuros?

Para invertir en futuros sigue estos pasos previos:

  • Selecciona un contrato de futuros que se adecúe a tus perspectivas reales.
  • Práctica en cuenta demo hasta duplicar tu capital varias veces, pero sujeto a un plan de trading:
    i) siguiendo reglas estrictas de gestión monetaria
    ii) siguiendo una estrategia de operación de forma impecable.
  • Busca un mentor o realiza un curso de formación para profundizar tus avances y potenciar tus conocimientos. Es importante que tus formadores puedan aporta titulación fiable y proporcionarte conocimiento de calidad.

Hay muchas ofertas engañosas en el mundo del trading. Te dejamos algunas claves para reconocerlas:

  • Suelen ofrecer resultados rápidos sin pasar por un arduo proceso de formación.
  • Suelen hablar del trading como si se tratara de una receta de cocina con unos sencillos pasos. Te adelantamos que no podrás seguir los pasos porque requerimos entrenar nuestra mente y nuestro ser integral para poder ejecutar como profesionales, y ello requiere tiempo.
  • No suelen hablar de sus operaciones perdedoras, sólo muestran resultados positivos. Esto es raro, ya que nadie puede acertar todo el tiempo.

Si no, puedes optar por manejar tu formación directamente, pero invierte al menos en textos de calidad que te guíen en el proceso de aprendizaje. Por otro lado, cuentas con plataformas como YouTube, en las cuales podrás acceder gratuitamente a material de mucho nivel, aunque debes tener cuidado al seleccionarlo.

El proceso anterior puede durar al menos un año hasta lograr un excelente nivel. Una vez en este punto podrás plantearte de manera seria operar en real.

Mantén una fuente de ingresos alternativa durante el proceso. Incluso una vez que empieces a operar debes permitirte un lapso de transición entre tu antigua ocupación y tu nuevo destino como trader de futuros.

Puedes invertir en futuros de dos maneras:

  • Invertir tu propio capital a través de un bróker de futuros reconocido y regulado. En este caso estarás sólo, por lo que deberás ser muy cuidadoso o podrías perder todo tu dinero. Sin duda lo perderás sin antes no realizas con calma el proceso mencionado.
Cómo invertir en futuros: el capital.
  • Invertir a través de una empresa de trading comprando y aprobando una prueba de fondeo. En este caso existen diversas empresas que te proporcionarán capital si pruebas tus habilidades aprobando una evaluación sujeto a reglas de obligatorio cumplimiento. Entre las más populares están: earn2trade.com, uprofitrader.com y topsteptrader.com, entre otras.

Si dispones de poco dinero puedes optar por esta fórmula. Sólo requieres de unos 100$ para comprar una suscripción de un mes. Eso sí, deberás renovar el pago mensualmente hasta que apruebes sin haber violado ninguna regla.

La enorme ventaja de esta vertiente son las reglas estrictas que te fijan, las cuales son similares a las que tendrías que seguir en una empresa de trading tradicional, y por tanto, te obligan a operar como un profesional.

Invirtiendo en futuros del índice S&P 500

Veamos un ejemplo real de cómo funcionan las especificaciones de contrato y los requisitos de margen para el índice S&P 500 con un gráfico de velas japonesas de 5 minutos y media móvil exponencial de 20 períodos durante el inicio de sesión del 11 de noviembre de 2022:

Invirtiendo en futuros del índice S&P 500. Ejemplo Práctico.

En el gráfico hemos detallado la ficha técnica de nuestro plan:

Trabajaremos con el contrato E-Mini.

Nuestro capital será de 2.000,00 $; es decir, cinco veces el margen mínimo para daytrading, ya que requerimos margen de error para poder absorber las operaciones perdedoras.

Operaremos bajo formato intradía, por lo que no mantendremos operaciones abiertas más allá del cierre de sesión.

El estilo que aplicaremos será el de scalping, por lo que nuestras operaciones serán rápidas, muy cortas. Sólo buscamos capturar rápidamente cierta cantidad de ticks y tomar nuestra ganancia. Los futuros pueden cambiar de dirección en un abrir y cerrar de ojos.

Nos apoyaremos en una media móvil exponencial de 20 períodos y sólo tomaremos operaciones en la misma dirección de la media si el precio cierra con fuerza por encima/por debajo de ella y mantiene continuidad en la siguiente vela. De manera que debemos estar muy atentos a lo que indique la acción del precio.

El valor del tick para este contrato es de 12,50 $. Sólo buscaremos ganar 4 ticks (50,00 $) y arriesgaremos para ello 4 ticks (50,00 $) en cada operación. Ello supone trabajar con un Ratio Beneficio/Riesgo de 1 (50/50).

Además estamos cumpliendo con la regla de oro de la gestión monetaria: no arriesgar demasiado por operación. En este caso arriesgamos sólo el 2,5% por operación (50 $ / 2.000 $), lo cual está dentro del rango del 1% al 3% recomendado.

Te recomendamos trabajar con estrategias automáticas en tu software o plataforma de trading, de manera que al abrir una posición se disparen automáticamente una orden stop loss y una orden take profit.

Invirtiendo en futuros del índice S&P 500. Ejemplo Práctico.

A la apertura de la sesión americana a las 9:30 a.m. ET, el mercado abre a un valor de 4.657,50 puntos y cierra a la baja con fuerza por debajo de la media de 20 períodos en 4.652,25 puntos. Un desplazamiento de 5,25 puntos (4.652,25 – 4.657,50).

Cada punto equivale a 4 ticks por lo que estamos hablando de 21 ticks (5,25 x 4). Cada tick vale 12,50 $ por lo que hablamos de un valor monetario de 262,50 $ para ese desplazamiento. Ya puedes ver por qué no podemos trabajar con Ratios B/R más altos. Estamos operando futuros y nuestro capital es limitado, si entramos en la dirección errónea podemos perder mucho dinero en sólo minutos…

Si el mercado abre en la siguiente vela y continúa el movimiento a la baja, podríamos esperar con cierta probabilidad que este movimiento se prolongue. Si el mercado por el contrario comienza a subir, esto anulará la continuidad y tendremos que esperar. No sabemos lo que va a ocurrir a continuación.

Bajo el primer escenario podríamos plantear una operación en corto ajustada a un Ratio B/R de 1. Pero para poder validar si la siguiente vela mantiene continuidad a la baja, debemos dejar que ésta abra y observar su desarrollo. Estamos operando en gráficos de 5 minutos y ello es una eternidad en daytrading.

De manera de que si el precio sigue bajando, entraremos en corto cuando llegue a 4.651,00 puntos. Nuestro stop loss (línea vertical roja) estará en 4.652,00 puntos y nuestro take profit (línea vertical azul) en 4.650,00 puntos.

Debemos advertirte que cuando observas una vela japonesa que ya terminó en un gráfico sólo sabrás 5 elementos: precio de apertura, precio de cierre, precio máximo, precio mínimo y la dirección del movimiento según el color de la vela. Pero no sabrás como fluctuó el precio entre esos extremos durante la formación de la vela.

Una vela verde indica que el precio de cierre fue mayor que el precio de apertura, mientras que una roja indica que el precio de cierre fue menor que el precio de apertura.

La situación cambia cuando observamos una vela en formación ya que no sabemos lo que va a terminar ocurriendo. Una vela puede cambiar de color varias veces y puede hacer no uno, sino varios máximos y mínimos distintos.

El dilema es que debemos tomar una decisión antes de que la vela concluya para aprovechar “un probable” desplazamiento a nuestro favor según el análisis técnico que realizamos.

Claro, conocemos de manera general las leyes de la física y sabemos que: un objeto en movimiento tiende a seguir en la misma dirección a menos que otra fuerza opuesta le haga cambiar de dirección. En el mercado esas fuerzas son la oferta y la demanda.

Pero esta advertencia es pertinente porque puedes acertar la dirección final del movimiento, pero el mercado puede retroceder o avanzar en un impulso durante la vela, activando tu orden stop loss y sacándote del mercado con una pérdida, para luego terminar cerrando en la dirección que anticipaste.

Volviendo a nuestro ejemplo, veamos qué ocurre a continuación.

Invirtiendo en futuros del índice S&P 500. Ejemplo Práctico.

En la siguiente vela a las 9:35 a.m., el índice S&P 500 abre en 4.652,25 puntos y comienza a bajar. En un determinado punto cruza los 4.651,00 puntos lo cual confirma que mantiene continuidad a la baja y abrimos nuestra operación en corto.

El mercado tiene impulsos al alza y a la baja, pero aquellos a la baja tienen más fuerza, ya que el momentun según nos indica la media móvil de 20 períodos y la propia acción del precio es a la baja. La oferta domina la demanda en ese tramo.

El índice continúa cayendo y el mercado activa nuestra orden take profit en 4.650,00 puntos, con lo cual salimos con una ganancia de 4 ticks y 50,00 $ (4 x 12,50 $). Ese pequeño desplazamiento de 0,02% en el índice (1 punto / 4.651 puntos), produjo una ganancia bruta sobre nuestro capital de 2,5% ( 50 $ / 2.000 $).

La vela en cuestión termina alcanzando un mínimo de 4.647,50 puntos, para luego cerrar en 4.648,50 puntos. ¿Se pudo aprovechar más el movimiento?

Probablemente sí, pero no podemos predecir el futuro y operamos con un capital limitado. Por ello no podemos arriesgar demasiado o sufriremos grandes pérdidas que pondrán en peligro nuestro capital al corto plazo.

La buena noticia, como habrás podido ver, es que no necesitamos predecir el futuro para ganar dinero en trading.

Invirtiendo en futuros del índice NASDAQ 100

Veamos otro ejemplo real, esta vez para el índice NASDAQ 100 con un gráfico de velas japonesas de 5 minutos y media móvil exponencial de 20 períodos durante el inicio de sesión del 11 de noviembre de 2022:

Invirtiendo en futuros del índice NASDAQ 100. Ejemplo Práctico.

En el gráfico podemos detallar la ficha técnica de nuestro plan. Es igual al caso anterior, excepto por el valor del tick y la estrategia de operación.

El valor del tick para este contrato es de 5,00 $. En este caso buscamos ganar 16 ticks (80,00 $) y arriesgaremos para ello 16 ticks (80,00 $) en cada operación. Ello supone un Ratio Beneficio/Riesgo de 1 (80/80).

Aún mantenemos una gestión monetaria aceptable. En este caso arriesgamos sólo el 4% por operación (80 $ / 2.000 $), lo cual sobrepasa ligeramente el rango del 1% al 3%, pero por muy poco.

Si has pasado por el proceso de formación y tienes buen control emocional, puedes usar esta gestión, de lo contrario, usa el mismo valor de 50 $ (10 ticks) cómo máxima pérdida aceptable.

Al final te explicaremos por qué varía la cantidad de ticks de un producto a otro. En el índice S&P 500 trabajamos con 4 ticks de referencia y en el NASDAQ 100 con 16 ticks.

Invirtiendo en futuros del índice NASDAQ 100. Ejemplo Práctico.

A la apertura de la sesión americana a las 9:30 a.m. ET, el mercado abre a un valor de 16.107,25 puntos y cierra a la baja por debajo de la media de 20 períodos en 16.088,50 puntos.

Sin embargo, si observamos la vela tiene una mecha inferior muy grande, lo cual indica que luego de marcar ese mínimo hubo actividad compradora y ello hizo retroceder el precio. Debemos ser cautelosos.

En la siguiente vela a las 9:35 a.m. ET, tenemos un fuerte desplazamiento a la baja. El índice NASDAQ 100 abrió en 16.094,25 puntos y terminó cerrando en 16.062,75 puntos. Un movimiento de 31,50 puntos.

Cada punto equivale a 4 ticks por lo que estamos hablando de nada menos que 126 ticks (31,50 x 4). Cada tick vale 5,00 $ por lo que hablamos de un valor monetario de 630,00 $ para ese desplazamiento. Nuestro capital es de sólo 2.000 $, si entramos a contrapié del mercado y no tenemos buena gestión monetaria y psicológica podemos perder hasta un tercio de nuestro capital en una operación.

Si en la siguiente vela continúa el movimiento a la baja, podríamos esperar que este movimiento se prolongue. En caso contrario, si el mercado comienza a subir, esto anulará la continuidad y habría que esperar. Nadie sabe hacia dónde irá el mercado con 100% de certeza.

En el primer escenario podríamos plantear una operación en corto ajustada a un Ratio B/R de 1. Para validar si la siguiente vela mantiene continuidad a la baja debemos observar los primeros segundos y minutos de su formación.

Si el precio sigue bajando, entraremos en corto cuando llegue a 16.055,00 puntos. Nuestro stop loss (línea vertical roja) estará en 16.059,00 puntos y nuestro take profit (línea vertical azul) en 16.051,00 puntos.

Invirtiendo en futuros del índice NASDAQ 100. Ejemplo Práctico.

En la siguiente vela a las 9:40 a.m. ET, el índice NASDAQ 100 abre en 16.059,00 puntos y comienza a bajar. En un determinado punto toca los 16.055,00 puntos lo cual podría confirmar que mantiene continuidad a la baja y decidimos abrir una operación en corto.

Sin embargo, marcado ese mínimo el mercado comienza a subir, llegando hasta el precio de apertura de 16.059,00 puntos. En ese momento se activa nuestra orden stop loss, con lo cual salimos con una pérdida de 16 ticks y 80,00 $ (16 x 5,00 $).

Ese mínimo desplazamiento de 0,02% en el índice (4 puntos / 16.055 puntos), produjo una pérdida bruta sobre nuestro capital de 4,0% (80 $ / 2.000 $).

La vela termina alcanzando un máximo de 16.077,50 puntos, para luego cerrar en 16.063,75 puntos. ¿Qué podría haber pasado sin la orden stop loss?

Para que tengas una idea, desde el punto de entrada de 16.055,00 puntos hasta el máximo de 16.077,50 puntos hubo un desplazamiento de 22,50 puntos o 90 ticks (22,50 x 4). Esto habría supuesto una pérdida hasta el máximo de 450,00 $.

Es cierto que el precio disminuyó cerrando en un nivel más bajo, pero como no sabemos lo que va a ocurrir a continuación, debemos limitar nuestras pérdidas a niveles tolerables para nuestro capital.

Por ello te damos tres consejos muy sencillos: gestión monetaria, gestión monetaria y gestión monetaria.

Invirtiendo en futuros del índice DOW JONES 30

Por último veamos un ejemplo para el índice Dow Jones 30 con un gráfico de velas japonesas de 5 minutos y media móvil exponencial de 20 períodos durante el inicio de sesión del 11 de noviembre de 2022:

Invirtiendo en futuros del índice DOW JONES 30. Ejemplo Práctico.

En el gráfico observamos la ficha técnica de nuestro plan. Es igual a los dos ejemplos anteriores, excepto por el valor del tick y la estrategia de operación.

El valor del tick para este contrato es de 5,00 $; sin embargo, en este producto 1 tick es igual a 1 punto. Es decir, ya la mínima unidad de cuenta del precio no es 0,25 puntos como en el S&P 500 o el NASDAQ 100, sino 1 punto.

En este caso buscamos ganar 10 ticks (50,00 $) y arriesgaremos para ello 10 ticks (50,00 $) en cada operación. Ello supone un Ratio Beneficio/Riesgo de 1 (50/50).

Aquí arriesgamos el 2,5% por operación (50 $ / 2.000 $), lo cual se mantiene dentro del rango del 1% al 3% que supone una buena gestión monetaria.

En el índice S&P 500 trabajamos con 4 ticks de referencia, en el NASDAQ 100 con 16 ticks, y ahora en el Dow Jones 30 con 10 ticks de referencia. La diferencia se debe a que la variación promedio de cada índice es distinta, por lo que nuestras estrategias deben adaptarse también a ese “comportamiento típico”.

Esto significa en términos muy prácticos que durante la sesión americana el tamaño de las velas en cada índice es distinto. Esto tiene que ver con el propio nivel del índice y sus características particulares.

El NASDAQ 100 es el más volátil de los tres, por lo que ofrece grandes oportunidades, pero los riesgos son grandes también. Ese comportamiento se debe en parte a que sólo se compone de valores tecnológicos. Es como un toro salvaje en una competencia de rodeo, si no te sujetas bien terminarás volando por los aires.

El S&P 500 es más lento y mucho menos volátil, pues su composición es más heterogénea ya que están representados todos los sectores económicos. Es como un caballo de paso pero con mucha fuerza, si no lo manejas con cuidado y respeto, te tirará de la silla.

El Dow Jones 30 también es de composición heterogénea, por lo que sus fluctuaciones son menos bruscas que en el NASDAQ 100, pero sí tienden a ser mucho mayores que en el S&P 500. Definitivamente es un caballo de carreras…

Invirtiendo en futuros del índice DOW JONES 30. Ejemplo Práctico.

A la apertura de la sesión americana a las 9:30 a.m. ET, el mercado abre a un valor de 36.004,00 puntos y cierra a la baja con fuerza por debajo de la media de 20 períodos en 35.959,00 puntos. Un desplazamiento de 45,00 puntos (35.959,00 – 36.004,00).

Como 1 punto es igual a 1 tick y cada tick vale 5,00 $, estamos hablando de un valor monetario de 225,00 $ para ese desplazamiento (45 x 5,00).

Si el mercado sigue a la baja en la siguiente vela es posible que el movimiento continúe. Por otro lado, si el mercado comienza a subir, esto anulará la continuidad y tendremos que esperar. Nadie puede predecir el futuro, ni siquiera las supercomputadoras… Pero un rompimiento tan fuerte a la baja indica dominio de la oferta en esos minutos.

En el primer escenario podríamos plantear una operación en corto ajustada a un Ratio B/R de 1. Necesitamos validar si la siguiente vela confirma el movimiento a la baja, pero debemos dejar que abra y ver su formación.

Si el precio sigue bajando, entraremos en corto cuando llegue a 35.940,00 puntos. Nuestro stop loss (línea vertical roja) estará en 35.950,00 puntos y nuestro take profit (línea vertical azul) en 35.930,00 puntos.

Invirtiendo en futuros del índice DOW JONES 30. Ejemplo Práctico.

En la siguiente vela a las 9:35 a.m. ET, el índice Dow Jones 30 abre en 35.951,00 puntos y comienza a bajar. En cierto punto cruza los 35.940,00 puntos lo cual confirma la continuidad a la baja y abrimos nuestra operación en corto.

Durante la formación de la vela el mercado sube y baja, pero los movimientos a la baja tienen más fuerza. La media móvil de 20 períodos y la propia acción del precio indican que la dirección en ese momento es a la baja. La oferta domina la demanda en esos minutos.

El índice continúa cayendo y el mercado activa nuestra orden take profit en 35.930,00 puntos, con lo cual salimos con una ganancia de 10 ticks y 50,00 $ (10 x 5,00 $). Ese desplazamiento de 0,03% en el índice (10 puntos / 36.940 puntos), produjo una ganancia bruta sobre nuestro capital de 2,5% ( 50 $ / 2.000 $).

La vela termina cerrando en 35.916,00 puntos, por lo que ciertamente se pudo aprovechar más. Pero como nuestro capital es limitado y no podemos predecir el futuro, debemos tomar las ganancias que el mercado ofrece. Una codicia excesiva podría llevarnos a que operaciones ganadoras se conviertan en perdedoras por esperar demasiado.

Conclusiones

  • El mercado de futuros es uno de los más activos hoy en día, pero debes aprender a invertir en este tipo de derivados primero siguiendo los pasos que te hemos indicado.
  • El apalancamiento con el que operan este tipo de contratos funciona en dos direcciones, ya que puede magnificar nuestras ganancias, pero también nuestras pérdidas.
  • Debemos acoplar el tamaño del contrato y sus requisitos de margen a nuestras verdaderas posibilidades, en especial a nuestro capital.

La regla de oro para mantener nuestro capital a largo plazo es aplicar reglas estrictas de gestión monetaria.

  • Por otro lado, debemos desarrollar un plan de trading muy robusto, dados los riesgos que se corren con los futuros.
  • Y no te preocupes si no cuentas con suficiente capital, pues puedes recibir financiamiento de una empresa de trading si cuentas con las habilidades necesarias para ser consistente.

Esperamos que esta guía de inversión te haya dejado muy claro cómo invertir en futuros y qué se necesita realmente.

Tenemos más contenido de calidad para ti en nuestro Curso Gratis de Trading y Bolsa, no dejes de consultarlo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Cómo invertir en Futuros