Saltar al contenido

¿Qué es un ETF? Características [Actualizado 2021]

¿Qué es un ETF? Características [Actualizado 2021]

Si estás familiarizado con el mundo de la inversión más de una vez habrás oído hablar del concepto de ETF. En este artículo no solo vamos a definirlo, sino que vamos a entender paso a paso cómo funciona un ETF con todo detalle.

Un ETF es un fondo índice cotizado, una especie de híbrido entre una acción y un fondo de inversión. Son, además, una de las elecciones más valoradas por los profesionales de las finanzas ya que tienen una serie de privilegios que vamos a contaros, y que son realmente interesantes.

¿Quieres conocer más sobre la inversión en ETFs? ¿Quieres saber si realmente merece la pena invertir en este tipo de producto financiero?

¡Pues continúa leyendo!

Inversión Pasiva + Inversión Activa

¿Qué es un ETF?

Es posible que la primera duda que te surja es qué significa exactamente ETF. Esta palabra son unas siglas de este concepto en inglés: Exchange-Traded Funds, que en español significa literalmente fondos de inversión cotizados.

Para explicarlo de forma más práctica: cuando compramos participaciones de un ETF lo que estamos haciendo es comprar una cesta de valores, que es exactamente lo que se hace cuando apostamos por un fondo de inversión tradicional.

La diferencia es que con un ETF cotizaremos en la bolsa, de la misma forma que sucedería con las acciones, y de ahí viene precisamente la mezcla entre ambas dos.

En este sentido los ETFs replican los movimientos exactos de un índice bursátil que es su referencia, por lo que son un tipo de inversión pasiva en el que simplemente tenemos que observar la actividad del índice bursátil en concreto para saber qué sucederá con el ETF por el que hemos arriesgado, y nuestras decisiones no tendrán ninguna relevancia en todo este proceso.

¿De dónde vienen los ETFs?

¿Qué es un ETF?

Aunque pueda parecer debido a su protagonismo en el sistema de finanzas internacional que los ETFs son un producto con largo bagaje, lo cierto es que son relativamente recientes.

En los años 70 del siglo pasado fue cuando empezaron los primeros fondos que imitaban los movimientos de un índice, pero todavía se consideraban tradicionales y no ETFs. Por ello, habría que esperar hasta los 90 para ver el primer fondo que actuase como un ETF: Fue uno que se llamaba Toronto Index Participation Unit, en el año 1990.

De entre los que siguen en funcionamiento en la actualidad, destaca el SPDR S&P 500, que apareció en el año 1993. En Europa, sin embargo, hubo que esperar algunos años más.

A nivel continental el primer ETF fue el Dow Jones Euro STOXX, junto con el Dow Jones STOXX 50 LDRS, ambos operativos desde el año 2000.

En España se empezó a trabajar con ETFs todavía más tarde, en el año 2006, y el primero de los muchos que le seguirían fue Acción ETF Ibex 35 de BBVA.

De todas formas, en España la legislación premia a los fondos convencionales, permitiéndoles privilegios en cuanto a fiscalidad, por lo que realmente es difícil que surja mucha variedad de gestoras de ETFs.

Características Principales de los ETFs

¿Qué es un ETF? Características [Actualizado 2021]

Estas son algunas de las particularidades que definen a los ETFs:

Accesibilidad

Los ETFs permiten poder invertir desde grandes cantidades de dinero hasta mínimos monetarios que muchos otros tipos de inversión no aceptan.

Esto hace que estén adaptados a cualquier perfil de inversor, desde el que no quiere arriesgarse y prefiere ir poco a poco hasta el que decide empezar con una cantidad de dinero importante.

Diversidad

Los ETFs también te permiten la posibilidad de diversificar tu dinero en diferentes tipos de inversión. Esto es así por su naturaleza, que consiste en seguir la referencia de un índice al que imita continuamente.

Esto hace que, inevitablemente, se evite la concentración de inversión en un mismo área y se expanda por otras muchas.

Transparencia

En las sesiones bursátiles que se celebran cada día la Bolsa difunde, tras una serie de cálculos, un valor indicativo de liquidación estimada. Este valor permite a todos los participantes conocer a cada minuto de la sesión como va su inversión, si evoluciona favorablemente o no.

Esto es un punto muy positivo, ya que aunque la participación del inversor sea limitada al ser un área pasiva y seguir los movimientos del índice, aporta transparencia y tranquilidad saber qué sucede todo el tiempo.

Liquidez

En las sesiones bursátiles que hemos mencionado con anterioridad, los ETFs se caracterizan por contar con la presencia en las mismas de los llamados proveedores de liquidez.

Ellos mantienen los precios de compra y venta durante toda la sesión de la Bolsa y tienen la obligación de proporcionar la liquidez necesaria a los ETFs.

Esto da una enorme facilidad al inversor de poder invertir o retirar la inversión incluso varias veces durante el evento, sin preocuparse precisamente por la liquidez.

Sin embargo, también es importante saber que existen los límites de actuación, que son casos supuestos en los que los proveedores de liquidez no actuarán. Un ejemplo de una de estos casos de no actuación es que sea durante un momento de alta volatilidad.

Dividendos

La posibilidad de recibir dividendos al margen de la rentabilidad obtenida por la subida del precio del ETF, es una de las principales diferencias que tiene este producto financiero con los fondos de inversión tradicionales.

El reparto de dividendos en los ETFs tiene carácter periódico, suele ser mensual o anualmente, y es especialmente común en el caso de los ETFs que se basan en un índice de renta variable.

Sin embargo, no existe una política común sobre los dividendos que se reparten y será cada gestora la que decida sobre ello. Por tanto, hay que estar atento a lo que dicen al respecto los datos sobre el ETF en cuestión antes de decidir invertir en él.

Ventajas y costes de los ETFs

Cualquier persona que se haya sumergido en el mundo de las inversiones y haya probado con los ETFs, lo primero que te dirá es que su mayor ventaja son los bajos costes.

De forma general los ETFs suelen actuar como inversión pasiva y esto hace que sean, por definición, mucho menos costosos que las inversiones activas en las que se cobra la gestión.

La media de coste a nivel global de los ETFs es de 0,5% anual, aunque en Estados Unidos es bastante más económico que en el resto del planeta.

Pero no se limitan las ventajas de invertir en ETFs a los bajos costes, sino que hay otras cuantas cosas más a tener en cuenta, como son algunas de las características que hemos mencionado antes:

  • la diversificación,
  • la transparencia a la hora de conocer todos los movimientos en una sesión rutinaria de la Bolsa,
  • la accesibilidad que ofrecen independientemente a la cantidad económica con la que cuente un inversor; es decir es una de las mejores opciones para pequeños inversores que no podrían acceder de ninguna otra forma a todo tipo de mercados.
  • los ETFs también tienen ventajas en el ámbito fiscal, aunque a priori pueda parecer que otro tipo de inversiones son más beneficiosas en este sentido (debido a que no hay que tributar en Hacienda por cada movimiento de un fondo a otro que se haga) ya que su funcionamiento interno tiene menos impuestos.

Desventajas de los ETFs

¿Qué es un ETF?

No es que existan desventajas como tal en este ámbito, sino que habrá muchas personas que no se sientan cómodas invirtiendo en ETFs.

Si eres un inversor activo, que viene directamente del day trading, es más que probable que la inversión pasiva no sea lo tuyo, y prefieras poder interactuar con los datos de cotización del mercado a cada momento del día.

A muchos nos puede parecer a priori mucho más cómodo invertir en algo que sigue los movimientos de un índice bursátil (especialmente a los que no sean expertos en la materia y estén empezando), pero para un perfil trader y cortoplacista es normal que se avisten inconvenientes.

Por ejemplo, no puedes moverte a otros sectores sobre la marcha, asumes el mismo riesgo que la bolsa (sin ninguna posibilidad de reducir el riesgo) y jamás podrás superar lo que los índices digan.

ETF vs. Fondos Tradicionales – Principales diferencias

etf opiniones

Las diferencias que existen entre los ETFs y los fondos de inversión tradicionales no son muchas pero son, desde luego, muy evidentes:

  • Mientras que los fondos de inversión tradicionales tienen una estructura fija y un precio fijo por día, los ETFs pueden ir variando en una misma sesión bursátil muchas más veces.
  • Los ETFs, además, tienen una mayor amplitud en cuánto a la exposición que ofrecen con respecto a los fondos de inversión tradicionales. Es posible comprar un ETF de un país cualquiera del planeta, pero no es posible acceder a un fondo de inversión de cualquier parte.
  • También encontramos una diferencia entre ellos debido a la transparencia que ofrecen unos u otros. En el caso de los fondos tradicionales, el valor liquidativo se conoce al final de cada jornada y por tanto no se puede saber de antemano. Con los ETFs, como sabemos, no es así y se pueden conocer los datos en todo momento.

¿Merece la pena invertir en ETF?

Llegado este punto, en el cuál sabemos qué caracteriza a los ETFs, sus ventajas, sus desventajas y su recorrido a lo largo de la historia reciente, nos toca decidir si merece la pena, o no, invertir en ellos.

Los perfiles más cortoplacistas consideran que lo mejor de invertir es ir tú mismo haciendo los movimientos con respecto a tu dinero: esto puede llevarte a muy malos resultados, pero con mayor conocimiento técnico puede generar grandes beneficios y superar los índices bursátiles.

Otros inversores prefieren la facilidad que un producto como el ETF, que no exige conocimientos profundos de inversión, no es necesario pagar los costes que supone un gestor ni cuenta con la presión fiscal que otros productos.

En España hasta hace relativamente poco no se daba mucho protagonismo a los ETFs desde las instituciones más tradicionales. Gracias a los roboadvisors, que nos acercan a las inversiones en cualquier parte del planeta, invertir es cada vez más sencillo.

Cada vez se está popularizando la inversión en ETFs, por lo que es bastante probable que asistamos a un crecimiento de este producto en nuestro país de forma inminente.

¿Qué es un ETF? Características [Actualizado 2021]

En definitiva, y como siempre recomendamos en SinComisiones, lo mejor que puedes hacer para tomar la decisión adecuada sobre dónde y cómo invertir es conocer todas las posibilidades.

Para ello puedes contar siempre con nuestra ayuda, y en nuestro blog puedes encontrar toda la información necesaria sobre el mundo de las finanzas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¿Qué es un ETF? Características [Actualizado 2021]