Google search console Saltar al contenido

Cómo reclamar una tarjeta revolving

Las tarjetas revolving son un producto ofrecido por entidades bancarias que permiten a los clientes acceder a créditos de naturaleza rotativa. Se denomina crédito rotativo aquel que ofrece la posibilidad de transferir fondos líquidos a la cuenta bancaria del cliente. Este tipo de tarjeta puede resultar una alternativa bastante tentadora, sobre todo cuando se trata de situaciones de necesidad en la que los clientes necesitan un crédito, pero no reúnen los requisitos necesarios para aplicar al financiamiento.

Con una tarjeta revolving el cliente será capaz de realizar pagos de bienes y servicios de cualquier tipo aún cuando no disponga del saldo necesario. Hasta ahora el servicio que ofrecen suena bastante similar al de una tarjeta de crédito convencional, pero la verdad es que tienen marcadas diferencias que te explicaremos a continuación.

¿Cómo funciona una tarjeta revolving?

Sabemos entonces que se trata de una modalidad de préstamo, que al igual que las tarjetas de crédito convencionales, te permite realizar compras con el objeto que desees. Es decir, los fondos pueden ser destinados a cualquier objeto lícito, desde cosas pequeñas como un par de zapatos, hasta el pago de gastos médicos o incluso la reparación de tu auto. Este tipo de tarjeta permite realizar los abonos de dos formas diferentes, a saber:

  1. Pagando un porcentaje. Para solventar tu tarjeta revolving, una vez que hayas adquirido una deuda de este tipo, puedes escoger pagar de acuerdo a un porcentaje. Esto se fija en base al saldo usual de tu cuenta bancaria. En este sentido, el banco cobrará automáticamente de tu cuenta el porcentaje mensual que hayas pactado. Los porcentajes de pago de las tarjetas revolving oscilan entre el 3% y hasta por encima del 25% de tu saldo activo. Para ello, deberás fijar con tu entidad bancaria un mínimo y un máximo del porcentaje que estás dispuesto a pagar mensualmente.
  2. Haciendo pagos fijos. Otra forma diferente de pagar las tarjetas revolving es estableciendo una cuota fija que deberá estar comprendida entre el límite mínimo y máximo que habrás determinado anticipadamente conjuntamente con el banco. Se llama fija a este tipo de cuota porque no dependerá del saldo de tu cuenta ni oscilará por porcentajes.

Como habrás notado, cualquiera que sea el método de pago que hayas elegido para solventar tu tarjeta revolving, este tipo de crédito tiene una característica fundamental: la de poseer un límite máximo de aporte. Esto es precisamente lo que diferencia este tipo de tarjeta con las convencionales tarjetas de crédito. Pues las últimas te permiten realizar aportes grandes, e incluso totales inmediatamente después de realizada la compra, de manera que si al mes siguiente de haberte endeudado, la tarjeta de crédito te permite, de acuerdo a tus capacidades, solventar la totalidad de la deuda y así dejar de pagar intereses y evitar el endeudamiento.

¿Qué es lo que no te dicen los bancos?

Si analizas con detenimiento los contratos de estas tarjetas te darás cuenta de que, con su promoción, las entidades bancarias parecen estar más interesadas en que suban tus niveles de endeudamiento, que en cobrar el crédito. Su principal atractivo consiste en cuotas de pago muy bajas, pero estas suelen estar aparejadas a porcentajes de interés muy altos, que pueden superar el 25%. Con el tiempo, el cliente empezará a notar que sus aportes mensuales van directamente al cumplimiento del pago de intereses, pero no llegan a amortizar la deuda como tal, puesto que el verdadero aporte al capital es demasiado bajo.

De esta forma, estas tarjetas terminan creando un ciclo de endeudamiento, en el que los montos de las deudas, en vez de bajar, se quedan iguales o incluso llegan a subir, aun cuando el cliente cumpla mensualmente con los aportes. Lo peor es que si el usuario se da cuenta lo que está sucediendo, y tiene la posibilidad de hacer un aporte grande a la deuda, o pagarla en su totalidad, para evitar seguir pagando intereses, el límite de abono máximo se lo impide.

Como consecuencia, el Tribunal Supremo ha declarado, en base a la Ley de Usura, que el pago de estos impuestos puede ser impugnable, y en estos casos, los clientes podrán reclamar la restitución del pago de los intereses que resulten excedentes de los niveles legales. Asimismo, la jurisprudencia ha dejado claro que, otra causa de impugnación de estos productos financieros, es la falta de transparencia en los contratos, caso en el cual se demanda la total nulidad del pacto para así deshacer la obligación como si no hubiese existido.

Para reclamar tu tarjeta revolving

La sentencia Nº 628/2015 del Tribunal Supremo ha determinado que los clientes de tarjetas revolving cuyos intereses hayan sido establecidos sobre el 27,24% pueden ser inmediatamente considerados víctimas del delito de usura, y como tales, se les reconoce el pleno derecho de reclamar la nulidad del contrato y por lo tanto se le restablezcan los aportes pagados por concepto de intereses, en tal caso, el cliente deberá restituir el monto correspondiente al capital que le ha sido prestado. En muchos de estos casos, los intereses que ha pagado el cliente durante meses, y las bajas cuotas de aporte, hacen que la cantidad recibida por restitución sea mayor que la devuelta por capital.

Para lograr la restitución de los intereses pagados de más, los clientes pueden acudir directamente al banco y de esta manera llegar a una conciliación, de no ser posible, deberán acudir por vía judicial y acompañados de un abogado a interponer la demanda por usura. Si su caso encuadra dentro de los supuestos establecidos legal y jurisprudencialmente, la reclamación será declarada procedente y se ordenará al banco el pago efectivo de lo pagado indebidamente.

A partir de los numerosos conflictos judiciales que han surgido en torno a estas tarjetas, los juzgados han ordenado a las entidades bancarias ofrecer el mayor nivel de transparencia posible en sus contratos, quedando así obligados a informar a cabalidad las condiciones que rodean a estos créditos, de igual forma, queda de parte de los usuarios el deber de exigir con detenimiento que le sean explicadas y entregadas las cláusulas contractuales del producto que están adquiriendo para así evitar ser víctimas de este tipo de abusos.

Si quieres ayuda para reclamar tu tarjeta revolving existen numerosas empresas para reclamar, nosotros te recomendamos Imorosity o Soluciona mi Deuda

También puedes dejarnos cualquier duda en los comentarios!

Quizá te interese:

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?